10 razones por las que Nick Cave hace los mejores videoclips

Por Fred MacPherson

Nick Cave, uno de los pocos músicos mayores de 50 años que sigue manteniendo su popularidad y produciendo grandes cosas, ha tenido una carrera tan larga y estable que podemos hablar de su música antes y después de la generación MTV.

Sus videoclips abarcan tres décadas, desde sus primeras apariciones con grano en VHS a finales de los años 70 hasta los mp4 en HD dirigidos por grandes nombres que tenemos hoy en día.

Cave juega con sus propias reglas cuando se trata de videoclips, así como con casi cualquier otro aspecto de su carrera. En 1996, a través de una célebre carta abierta, pidió a MTV que retiraran su nominación como Mejor Artista Masculino y toda futura nominación, y les recordó: “LA RELACIÓN QUE TENGO CON MI MUSA ES MUY DELICADA EN EL MEJOR DE LOS CASOS, Y CREO QUE ES MI DEBER PROTEGERLA DE LAS INFLUENCIAS QUE PODRÍAN OFENDER SU FRÁGIL NATURALEZA”.        

Dieciocho años después de que esa frágil naturaleza le llevara a tener su grandioso momento comercial con Kylie y "Where The Wild Roses Grow", Nick y compañía están a punto de publicar el decimoquinto álbum de los Bad Seeds, Push the Sky Away, y Noisey ha tenido la suerte de tener la premiere de su segundo sencillo.

"Jubilee Street" está dirigido por John Hillcoat, colaborador regular de Cave. Está protagonizado por Ray Winstone. El personaje principal es un tío lleno de un odio por sí mismo que contagia por transmisión sexual; esto le lleva a una serie de miserables viajes a burdeles clandestinos, antes de un psicodélico desenlace en el que una teta mágica cae en su boca… o algo así. Es un poco difícil de entender, pero bueno, funciona. Mientras tanto, Nick, que no ha perdido ni un ápice de su estilo, camina por las calles de Londres viviendo esa hermosa vida que Iggy Pop pudo haber tenido si se hubiera quedado en la música en lugar de pasarse a los seguros.

Como VH1 Classic ya no existe, se me ocurrió celebrar su videoclip más reciente echando un vistazo a diez de sus mejores videoclips. No hay un criterio básico para los videoclips de Nick Cave, aparte de su aparición en ellos. Hace vídeos brillantes y de vez en cuando unos no tan brillantes. Por cada producción visceral o coreografía divertida e inesperada, hay un conejito animado fuera de lugar. Pero eso es lo que hace que volverlos a ver sea tan divertido; este es un hombre que se lo ha pasado muy bien durante más de 30 años. Diversión bajo sus propios términos.

"We Know Who U R"

La primera canción de los Bad Seeds sin Mick Harvey, y la prueba de que hasta ahora la música no se ha vuelto “más estúpida” como temía Harvey en el momento de su partida. Gaspar Noé dirige este videoclip con una sutileza poco característica, sin un solo ser humano, y mucho menos un miembro de la banda, para crear un tono restringido y macabro, como la canción misma.

"Do You Love Me?"

En este, Cave se pasea por el llamativo tráiler de Baz Lurhmann, en Brasil. Nos presentan a un número de locales y vemos a Nick tomándose las cosas con la calma, siendo la única persona que inició su carrera en los setena y que logró llegar bien a los noventa. Incluso hace que llevar gafas parezca algo temible y sexual.

"Jack the Ripper"

Nick en el '92, con un saludable equilibrio entre la longitud de su melena y la heroína. Salen imágenes de él tocando con la banda intercaladas con imágenes de armas ensangrentadas y con sus respectivas escenas del crimen. También dirigido por John Hillcoat, la cámara y los Bad Seeds tocan y bailan dando vueltas alrededor del micrófono de Nick. Un vídeo espeluznante, incluídos los pantalones de cuadros tartán.

"Heathen Child" 

Uno siempre piensa que Grinderman fue sólo una excusa para que Cave y Warren Ellis salieran a hacer travesuras sin poner en juego la reputación de los Bad Seeds. Este videoclip es el ejemplo perfecto de lo que querían hacer: a ratos es como un chiste malo, pero es bastante entretenido verle con su actitud de sinvergüenza. Si no estás seguro, dale al botón de pausa y ve directo al minuto 4:54 y recuerda que si Nick ya no tiene que ser un gótico, entonces tú tampoco.

"Wanted Man"

Con tomas grabadas por Mick Harvey en una gira, este videoclip se creó para la versión que hicieron los Bad Seeds de Bob Dylan y Johnny Cash. Es una oportunidad extraña y encantadora de ver a los muchachos sin ninguna preocupación en la vida. Hay muchos momentos en este vídeo que me hacen sonreír, desde los saludos nazis de Nick y Blixa Bargeld en el minuto 1.14, hasta el baile de Nick frente a la cámara en el 3:40. Las camisas que llevan puestas no le piden nada a la nueva colección Primavera/Verano 2013.

"Stagger Lee"

La primera vez que escuché esta canción, en el minuto 03:22 Nick Cave se convirtió en mi artista favorito. "And I'll crawl over fifty good pussies just to get one fat boy's asshole". Cave en su mejor momento lírico. El videoclip hace justicia a la canción cuando te das cuenta de que Cave lleva puesta una camiseta rosa de Take That (una edición limitada que salió tras su ruptura) que supuestamente le pidió prestada al maquillador el día de la grabación. Es un placer verlo divagar como un Mr. G colocado en Summer Heights High, enviado de vuelta en el tiempo para salvar a Nag Nag Nag.

"Nick The Stripper"

A Nick nunca le ha dado miedo ir con un look fuerte, ya sea de gladiador cincuentón o como un joven veinteañero. En “Nick the Stripper” (la primera colaboración de John Hillcoat con Cave, recién salido de la escuela de cine) vemos a Nick en su momento más desquiciado. Es absolutamente esencial que los niños que le tienen como un viejo amargado le vean abusando de los miembros de su banda y revolcándose con una cabra.

"Henry Lee"

O como encontrarse con una pareja justo en el momento en que se enamoran. La intimidad en este videclip resulta incómoda. Fue grabado antes de que Nick Cave y PJ Harvey se conocieran bien, pero es una clara señal de hacia dónde se dirigía todo. Como sólo puede pasar con los romances más grandes y destructivos, ese amor condenado inspiró una obra maestra: The Boatman's Call, implícitamente considerada por muchos como mejor obra. Son momentos, como en este vídeo, en los que entiendes por qué vale la pena rechazar ese extraño premio de MTV para no dañar la relación que tienes con tu musa.

"Shivers"

Dos años antes de que The Boys Next Door se convirtieran en The Birthday Party aparecieron en el programa de televisión australiano Nightmovesi, donde presentaron su mejor tema, "Shivers". Es un precioso lamento escrito por Rowland S. Howard a los tiernos 16 años. Nick en su momento más inocente, un ídolo adolescente con el cuello levantado y su reloj Casio. Llamarle ingenuo sería una injusticia; “"Shivers" demuestra que Cave es un artista de clase mundial desde el comienzo de su carrera.

"15 Feet Of Pure White Snow"

No es sólo un gran videoclip de Nick Cave sino un ejemplo sólido de lo grandiosos que pueden ser los videoclips. También es un recordatorio de que, para hacer algo serio, no tienes que tomártelo todo tan en serio.

 

Una secuencia a cámara lenta, un gran escenario, un último baile y una serie de apariciones especiales de Jarvis Cocker y Noah Taylor, sólo superadas por Jason Donovan, que les roba el show de manera fenomenal. Jason asegura no haber tocado esa “nieve blanca y pura” desde 2000, cuando nació su primer hijo, pero creo que esta obra de arte (producida en 2001) dice todo lo contrario.

 

Sigue a Fred en Twitter @fredmacpherson

 

Encuentra el artículo original en Noisey

Comentar