©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Los culos perfectos del Dr. Mendieta

      January 24, 2012

      Por Wilbert L. Cooper

      Senior Editor

      El Dr. Mendieta no aumentó este culo, pero, joder, ¿no es bonito?

      Cuando a finales del año pasado saltó la noticia de que, en Miami, unas chicas desesperadas hasta extremos subnormales permitieron que una especie de Frankenstein transexual con trasero y tetas grandes hasta lo grotesco inyectara cemento y sellador de neumáticos en sus culos con la esperanza de convertirlos en unos globos de proporciones J. Lo, supimos que toda esa obsesión con los culos rotundos se estaba saliendo de madre. Este fue tan solo uno de los muchos casos registrados en tiempos recientes de gente pagando a chiflados por una operación ful de relleno de nalgas, en ocasiones con resultados fatales: en febrero, una estudiante de 20 años falleció en Filadelfia tras recibir unas inyecciones de silicona durante una operación clandestina.

      Detrás de toda esta sórdida escena de “culoplastias” caseras hay una tendencia más amplia de mujeres que toman medidas extremas para mejorar la forma y contorno de sus posaderas. La manera cuerda de lograrlo, si descontamos hacer ejercicio y comer muchos bombones, es acudir a un cirujano plástico. Los médicos de verdad emplean dos métodos para aumentarte el culo: los implantes y la transferencia de grasa. El implante cular, por lo general, se basa en el mismo concepto que los implantes en los pechos, y su popularidad ha ido creciendo en EE.UU. durante los últimos años. Sin embargo, es en la transferencia de grasa, también conocida como “alzado brasileño de culo”, donde está la acción. El procedimiento consiste en extraer grasa de las zonas donde no la quieres mediante una liposucción, tratarla y luego bombearla en puntos concretos del pandero para crear una deliciosa manzana de carne. No es fácil obtener estadísticas de operaciones de injerto de grasa, ya que la gran mayoría de las clínicas especializadas clasifican estas transferencias como liposucción.

      Dr. Constantino Mendieta es el defensor más grande de la aumentación del culo en el mundo. No sorprende que su consulta esté en Miami y llena de enfermeras sexys con culos esculpidos quirúrgicamente. Pacientes con ganas de culamen llegan de todos los rincones del mundo para que el doctor le meta mano a sus posterioridades, y con razón: él, literalmente, fue quien escribió el libro definitivo sobre los culos. Se titula The Art of Gluteal Sculpting. La idea original era hacerle una entrevista a otro cirujano con talento, pero cuando Constantino se enteró de boca en boca de que VICE iba a escribir algo sobre los aumentos de culo, nos llamó para poner las cosas en claro.

      VICE: De modo que te consideras un artista, ¿no?

      Dr. Constantino Mendieta: Sin duda. Lo que hago es escultura tridimensional. No es solo mover grasa de una zona a otra, cualquiera puede hacer eso. Mis tarifas empiezan a partir de los 14.000 dólares, pero hay cirujanos plásticos que por un aumento de culo cobran 4.000. La diferencia en el precio es la que hay entre ir a que te hagan una carnicería o a que te hagan un auténtico Picasso.

      ¿Qué opinas de la gente pobre que quiere el Picasso pero se conforma con el más asequible “loco con una jeringa llena de sellador de neumático”?

      El problema es que estas victimas ven los culos de otras personas que ya se ha sometido a una operación clandestina. Al principio, los traseros en los que se ha inyectado silicona o algún otro producto pueden tener un aspecto fantástico. Los problemas suelen surgir años más tarde. La silicona, por ejemplo, puede devorar la carne. Me parece increíble que con la aparición de internet todavía haya gente que crea que es seguro someterse a procedimientos tan turbios.

      Háblame de tu sistema de evaluar culos.

      Se basa en que existen cuatro formas de culo diferentes, sin importar en qué parte del mundo o en qué país estés. Consiste en medir dos puntos: la parte superior-extrema del culo superior y la parte inferior-extrema del culo inferior. Cuando mides esos puntos empiezas a ver las formas A,  V, el cuadrado y el círculo.

      ¿Qué diferencias hay entre estas formas?

      La forma más bonita es la A. De la de que más se queja la gente es la cuadrada. La menos atractiva es la V, seguida a poca distancia por la circular. La forma A es la que siempre intentamos conseguir.

      ¿Qué hace que sea tan especial?

      A grandes rasgos, la forma A es donde la cintura de la mujer es más pequeña que sus caderas en una proporción de 0,7. El psicólogo Devendra Singh hizo un estudio que exponía que los hombres –jóvenes, viejos, americanos, afganos, lo que sea– encuentran más deseables a las mujeres con esa proporción mágica. Debe ser una cosa instintiva, porque mujeres con la forma A tienden a ser más fértiles y a llevar un tipo de vida más sano. 

      Entonces, ¿por qué parece que a los hombres negros y a los blancos les gustan diferentes tipos de culo? ¿En qué medida tiene peso en esto las influencias culturales?

      La anchura de las caderas es un factor cultural. A los latinos les tiende a gustar la “Jennifer Lopez”, que es un poco más lleno abajo y con caderas más anchas. Las mujeres asiáticas tienden a preferir una zona de caderas un poco más estrecha, porque desean parecer más altas y delgadas. Los afroamericanos quieren un pandero enorme, grande, lleno y redondo por todas partes. Y los caucásicos cubren toda la gama, hay quien prefiere caderas anchas y quien prefiere caderas estrechas.

      Un paciente varón del Dr. Mendieta que se sometió a un aumento de culo por transferencia de grasa.

      ¿Y qué hay de los hombres gay? ¿Tienes clientes varones? ¿Qué tipo de culo buscan?

      Un diez por ciento de mis clientes son hombres, pero no todos son gay. Muchos son heterosexuales preocupados porque se les caen los pantalones, así que optan por aumentarse los glúteos. Con la edad, lo primero que pierden los hombres es la grasa de las nalgas. Cada vez hay más hombres interesados en este tipo de operaciones.

       

      ¿Hay un límite al tamaño que puedes darle a un culo?

      Hay una límite al número de cosas que puedes poner en un cajón antes de que esté demasiado lleno para cerrarlo. De forma similar, hay un límite a la cantidad de grasa que se puede poner en los glúteos: la piel no se puede estirar de forma ilimitada. Depende totalmente de tu anatomía. Si lo quieres más grande de lo que te permite tu anatomía, tienes que hacerte dos operaciones. Con la primera la piel se estira un poco, y en la segunda ya puedes transferir más grasa.

      ¿Un culo aumentado puede deshincharse? 

      Normalmente consigo que permanezca un 80 por ciento de la grasa que pongo en un culo. Un 20 por ciento desaparece, pero desaparecerá en las dos nalgas en igual proporción, y esa es la razón de que se tarden de tres a seis meses en ver el resultado final. Las complicaciones con injertos de grasa son muy raras. Los implantes tienen mucho más riesgo, porque las heridas pueden abrirse o endurecerse los implantes.

      Uno de los culos “destacados” de Dr. Mendieta 

      ¿Qué culos famosos quieren emular las mujeres?

      Hay cuatro mujeres diferentes. La primera sería J. Lo o Kim Kardashian, más o menos al mismo nivel. Después están Serena Williams y Beyoncé. Y, después de la boda real inglesa, mucha gente habla ahora de la hermana de Kate Middleton, Pippa. Tiene un culo más mono y pequeño.

      Serena Williams tiene un culo descomunal. Imagino que mucha gente no puede llegar a ese nivel, incluso con cirugía plástica.

      Las mujeres que piden ese culo son principalmente las afroamericanas. La mayoría de las veces, las mujeres que quieren el “culo Serena” ya tienen un tipo bastante lleno, así que puede ser compatible con su cuerpo. Otras veces, sin embargo, su anatomía no se lo permite. Entonces tienen que volver a realizarse la segunda operación.

      Un ejemplo del trabajo de Dr. Mendieta en una mujer de “constitución pequeña”.

      ¿Has dicho alguna vez que no? ¿Chicas que ya tienen un culo bonito, por ejemplo?

      Nunca he visto un culo que yo no pueda mejorar. Solo rehuso hacer una operación si no son buenas candidatas por razones médicas o psicológicas, o si no tienen suficiente grasa corporal. En este último caso las envío a que se entrenen.

      ¿A que se entrenen? ¿A qué te refieres?

      La gente con poca grasa corporal plantea límites a lo que yo puedo hacer. Para aumentar el nivel de grasa que luego pueda transferir a los glúteos, las envío a que se entrenen: les digo que pueden comer cualquier cosa que deseen, McDonald’s, Burger King, y una vez han desarrollado suficiente grasa, entonces puedo seguir adelante con el procedimiento. ¡Este “entrenamiento” es probablemente la mejor receta médica que les van a extender en su vida!

      Si quieres ver el culo más grande de Brasil click aqui (Version Original)

       

      -

      Temas: Doctor Mendieta, culos, culos grandes, cirugía, culoplastia

      Comentarios