Apocalypse Update 2012: Han cerrado el Apolo

Por Sonia Dom-enech

El pánico cundió anoche en las redes sociales, a raíz del anuncio de que el Apolo, la popular sala de Barcelona, se cerrará hasta "nuevo aviso". Esta mañana, en las oficinas de VICE, una revista subida de tono y transgresora, popular entre la comunidad hipster española, gran parte del staff todavía estaba en shock. "Simplemente no puedo creerlo" dijo Andrea Oleart, Coordinadora Digital Ejecutiva. "Ayer por la noche whatsappeé a todos los que conozco con la noticia. Estamos destrozados". 

 

De acuerdo con el informe, que fue portada del periodicucho separatista radical El Periódico, la decisión de cerrar el club vino después de que inspectores de incendios descubrieran "daños en los pilares que soportan el recinto". Aunque no hay peligro de colapso inminente, el Ajuntament lo ha declarado inseguro para "el tipo de actividades que corresponden a la licencia (del club)". 

 

Sin embargo, no todo el mundo está convencido con la explicación del ayuntamiento. Rubén Moldes, Director Ejecutivo a cargo de Informes y principal enlace con el Comité Central de Banners y Nespresso, tiene sus propias teorías relativas al cierre. "Es decir, tienes que hacer preguntas, ¿no? ¿Qué es lo que el ayuntamiento no nos está diciendo? Es como aquello en la peli de Zeitgeist".

 

 

Andrea a la llegada a la redacción de VICE esta mañana

Todavía es demasiado pronto para saber los efectos a largo plazo que la decisión tendrá en los modernos de Barcelona. En el momento de la redacción de este artículo, la confusión y la consternación son las emociones predominantes, pero también hay indicios de un emergente "blitz spirit". "Los jefes de VICE están tratando de ser comprensivos en este momento difícil. Hemos enviado al único becario que ha aparecido esta mañana al Starbucks a buscar Orange Mocha Frappuccinos para todo el equipo".

 

Detrás de las desafiantes caras, algunas preguntas serias están empezando a ser planteadas, como sobre del futuro del festival Primavera Club, que está al caer. En espera de una declaración por parte de los organizadores, los que ya tenían su entrada, ansiosos, han creado un grupo de Facebook para pedir soluciones a la crisis. Un post en el muro de "Salvemos El Apolo" decía: ¿Qué tal si vamos un montón de nosotros al sótano y sujetamos los pilares? Eso lo arreglaría". 

 

Con las elecciones a la vuelta de la esquina, los partidos políticos han sido también rápidos en responder. "Es exactamente esa clase de pensamiento creativo el que verdaderamente pone a Barcelona en el mapa, y la razón de que estemos orgullosos de ser conocidos como el partido hipster" dijo un portavoz de CiU, quien en sus dos años a cargo de la Generalitat, ha demostrado repetidamente su apoyo a la escena musical underground de Barcelona. Si esta declaración conducirá a una subida en las encuestas entre los votantes jóvenes, o si será rechazada como mera propaganda, todavía está por ver.

 

Sea lo que sea lo que pase el domingo, está claro que este es el mayor problema que afronta Barcelona, si no el mundo, ahora mismo. Como han comentado esta mañana algunas de las chicas de VICE: "¿Cómo vamos a follar ahora?"

 

 

Comentar