©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      ¡Eh, Naciones Unidas!

      January 10, 2013

      Por VICE Staff

      Estaría abierto a debate, pero en general la respuesta de la comunidad internacional al conflicto en Siria se puede calificar de decepcionante. La resolución más seria para intentar detener esta guerra fue una iniciativa del ex secretario general de la ONU, Kofi Annan, designado representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria en febrero pasado, para tratar de forzar un acuerdo de paz de seis puntos con la finalidad de devolver la estabilidad al país.

       Uno de los primeros pasos de Annan fue pedir un alto al fuego entre el régimen y el Ejército de Liberación de Siria, que fue aceptado por el gobierno de Assad a inicios de abril. El cese al fuego, por desgracia, nunca terminó de llevarse a cabo, y las conversaciones de paz se vinieron abajo tras la masacre de al menos 108 civiles, entre ellos 49 niños y 34 mujeres, en los pueblos bajo control de por la oposición en la región de Houla, al norte de Homs. El ELS anunció de inmediato que reestablecería sus operaciones defensivas y Annan siguió haciendo lo que pudo por encontrar un punto intermedio que beneficiara a los dos bandos. El 2 de agosto decidió que la situación no tenía arreglo y renunció.

      Con el propósito de saber qué ha hecho este bastión universal de la paz, la cooperación internacional y el progreso social desde su retirada de la zona de conflicto, las oficinas de VICE en varios países contactaron con las delegaciones en la ONU con la intención de que hablaran sobre la revolución y lo que estaban haciendo para mejorar la situación, en particular la de mujeres y niños inocentes. La mayoría de las delegaciones declinaron decir esta boca esta mía, pero hemos compilado las respuestas de las que sí dijeron algo, por breve que fuese.

      REINO UNIDO

      Aunque no tenemos observadores en la zona, los informes de testigos, ONGs y medios señalan que ambos bandos están cometiendo atrocidades y violando derechos humanos. El secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, el enviado especial de la ONU en Siria, Lakhdar Brahimi, [y] el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, han criticado los abusos contra los derechos humanos y han pedido a los combatientes que pongan fin a toda forma de violencia. El enviado especial espera desarrollar una iniciativa que haga que ambos bandos cesen la violencia y se dé inicio a un proceso político. 

      —Ahmad Fawzi, portavoz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe en Siria.

      ESPAÑA

      La posición de España en la ONU con respecto a Siria se alinea con la de sus socios comunitarios.

      —María José Gámez, portavoz de prensa de la Misión Permanente de España ante las Naciones Unidas

      AUSTRIA

      Espero que comprendas que no podemos comentar sucesos sobre el terreno de los que no tenemos conocimiento específico. La ONU condena todo tipo de violencia por parte de cualquier bandos. Puedes encontrar la declaración más reciente del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Alepo en: www.un.org. Todos los esfuerzos de la ONU en Siria se basan en el acuerdo de paz desarrollado por el ex enviado especial de la ONU, Kofi Annan.

      —Regina Rohrbach, oficial de información adjunta, Servicio de Información de las Naciones Unidas.

      FRANCIA

      Hay un problema. No puedo hablar sobre eso. El embajador puede. Yo no me puedo expresar libremente. Sería descuidado de mi parte. No intento hacerme a un lado, pero hay autoridades con mayor legitimidad que la mía sobre este tema. Sólo somos una pequeña embajada en una gran organizacional internacional. No puedo hablar de algo tan importante, en especial desde que el presidente de la república francesa, François Hollande, ha tomado una posición tan enérgica sobre el tema. Francia habla con una sola voz, fuerte y unida. Pero puedes intentar contactar con Philippe Lalliot. Él es el portavoz de la cancillería. Él desea comunicarse con jóvenes como ustedes y sin duda tendría libertad para responderte.

      —Brieuc Pont, titular de la Misión Permanente de Francia ante las Naciones Unidas.

      CANADÁ

      Canadá sigue pidiendo un absoluto e inmediato cese al fuego que lleve a una transición política dirigida por el pueblo sirio. Dado que el régimen de Assad viola constantemente sus compromisos, todos debemos ser conscientes de un hecho indiscutible: Asasd no pondrá fin a esta campaña brutal que ha desatado contra su gente de forma voluntaria. Es evidente que busca aferrarse al poder. Todos los países deben presionar a Siria para que Assad se vaya.
      Mientras el Consejo de Seguridad de la ONU no tome medidas más fuertes y vinculantes, aquellos que quieren proteger al régimen de Assad con sangre siria se seguirán beneficiando con este impasse legal y político. Canadá ha estado reclamando activamente al Consejo de Seguridad que imponga sanciones vinculantes y un embargo de armas para aumentar la presión sobre el régimen de Assad y así poner fin a la violencia y reconocer los derechos democráticos del pueblo de Siria.
      En particular, Canadá ha estado urgiendo a los vecinos de Siria que no permitan que armas y otras herramientas de guerra lleguen a Assad en su sangrienta lucha por seguir en el poder. Felicitamos a Turquía por haber interceptado uno de esos cargamentos de manera exitosa. Estos esfuerzos ayudarán a limitar las capacidades del régimen de Assad para matar civiles en Siria.

      —Ian Trites, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y Comercio Internacional, Canadá, a través de la Misión Permanente de Canadá ante las Naciones Unidas.

      ESTADOS UNIDOS

      El secretario general ha dejado claro que la comunidad internacional tiene una obligación especial con el pueblo de Siria. Ha dicho que la comunidad internacional tiene la responsabilidad moral, el deber político y la obligación humanitaria de detener el baño de sangre y encontrar la paz para el pueblo de Siria.
       Sobre el uso de armas en Alepo y otras zonas, el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay, declaró la semana pasada que el uso indiscriminado de armamento pesado por parte de las fuerzas del gobierno para destruir grandes ciudades como Homs y Alepo es inexcusable, así como el uso de bombas por parte de extremistas de grupos de la oposición, las cuales también matan y hieren a civiles, además de objetivos militares. Dijo que estos actos, y muchas otras violaciones cometidas por ambos bandos, podrían considerarse crímenes de guerra o crímenes contra la humanidad.
      Al respecto del sufrimiento de los niños en Siria, el secretario general ha llamado repetidamente la atención sobre la situación de mujeres y niños dentro del país y ha pedido un alto el fuego durante las festividades del Eid al-Adha. Ha apelado a todos, en particular al gobierno de la República Árabe de Siria como la parte más fuerte, para que muestren visión y sabiduría y dejen de matar y destruir para que todos los problemas, sin importar lo complejos que sean, puedan resolverse a través de medios pacíficos.
      También Navanethem Pillay habló del sufrimiento de los niños en Siria, muchos de los cuales quedarán marcados de por vida por la terrible y traumática experiencia que están viviendo. También ha dicho que ningún niño debería pasar por esto, y mucho menos a manos de su propio gobierno, su propio ejército o sus propios vecinos.

      —Farhan Haq, portavoz adjunto del Secretario General de las Naciones Unidas.

      -

      Temas: Siria, ONU, Especial Siria

      Comentarios