El Gobierno alemán quiere que este tío deje de follarse a su perra

Por Aleks Eror


Michael Kiok con su perra / compañera sexual.

Practicar el sexo con animales no es tan raro ni tan ilegal como cabría esperar (o desear fervientemente desde que viste nuestro último documental Las burras del caribe). Lejos de quedar relegado únicamente a videos borrosos en Internet y revistas porno malgastadas por los años, te alegrarás de saber que practicar el sexo con la fauna nacional ha sido completamente legal en Alemania desde 1969. Puesto que esta práctica es peligrosa para todos los que toman parte en ella, y eso sin mencionar los 500.000 animales que mueren cada año a causa de estas prácticas sexuales extremas, el parlamento alemán está redactando una ley que prohibirá la zoofilia a partir de mediados de diciembre, haciendo que la infracción de dicha ley se castigue con una multa de 24.506 euros.

Michael Kiok, de la organización zoofílica ZETA, es la única persona que está defendiendo a aquellos que gustan de metérsela a caballos e infringir la ley públicamente. Le llamé para que me contase cómo le afectaría a él y a sus compañeros esta nueva ley.

VICE: Hola, Michael. ¿Qué problema tienes con esta nueva ley en contra de la zoofilia?

Michael Kiok: Son tonterías. Los animales con los que vivimos están en nuestro grupo social y nosotros en el suyo; somos una misma manada.

Interesante teoría. ¿Esta ley, entonces, hará que sea ilegal que sigas practicando el sexo con animales?

No. Los psicólogos estudiaron a 120 zoófilicos y descubrieron que la zoofilia es una orientación sexual. Son sentimientos que no se pueden evitar. Después de diez años de casado, me divorcié y decidí que jamás me volvería a forzar a desempeñar un papel que la sociedad me hubiese impuesto.

¿No es el 2012 ya un poco tarde para que se imponga una ley contra la zoofilia?

En el pasado ha habido otras leyes, pero la prohibición del contacto sexual entre humanos y animales fue abolida en 1969, porque la filosofía del derecho penal cambió. Antes solía basarse en la moralidad, pero lo cambiaron por una filosofía basada en la infracción de los derechos civiles de alguien. En Alemania, al menos, un animal todavía es una “cosa”, y no tiene derechos. Es una pena que sea así, pero esa es la realidad. Solo será a partir de diciembre cuando se podrá multar a alguien que use a los animales para satisfacer sus deseos sexuales o a alguien que entrene a animales para que se usen para la gratificación sexual de otros.

¿Cuál es la diferencia entre zoofilia y bestialismo?

Los zoofílicos aman a sus animales y sienten un apego especial hacia ellos. Entonces, quizás, si el animal quiere, pueden desarrollar una relación sexual. También hay gente, a los que llamamos bestias, que simplemente están interesados en practicar el sexo con el animal. No lo tratan mal, pero no sienten ese concepto de compañerismo o relación. Y existe también una minoría de gente que tortura a los animales sexualmente. Los llamamos zoofílicos sádicos, y estamos totalmente en contra de esa práctica.

¿Crees que la gente tiene una idea equivocada sobre ti?

Sí, hay gente que dice que somos criminales y que torturamos a los animales. Una vez, treinta personas se presentaron en la puerta de mi casa, chillando y diciéndome que era un psicópata. Es interesante que más del 90% de esos activistas sean mujeres.

¿Por qué crees que eso es así?

Creo que las mujeres ven a los animales como niños y, para ellas, los niños no pueden tener sexualidad. Esas mujeres fácilmente castran a sus animales. Creen que los hombres siempre son brutos y fuertes y quieren proteger a sus hijos y animales de ellos. Creen que vamos por ahí violando animales, pero nosotros creemos que hay casi tantas mujeres zoofílicas como hombres.

Háblame de eso de los burdeles de animales.

Un periódico danés escribió en 2005 que muchos daneses estaban yendo a Alemania para visitar burdeles de animales. Aunque la principal asociación de refugios animales de Alemania dijo que no sabían nada de burdeles de animales, mucha gente creyó que debía haber algunos. Un año después, el parlamento preguntó si dicha búsqueda había dado algún resultado, pero la policía dijo que no. Nosotros no sabemos de ninguno, y, para serte franco, si alguien lo supiese, esos seríamos nosotros.

¿Qué le dices a la gente que te dice que un animal es incapaz de dar su consentimiento para practicar el sexo?

Que en parte tiene razón. Por supuesto que es posible forzar a un animal, pero los zoofílicos a eso lo llamamos violación. Los zoofílicos también tienen moral. Una de las reglas básicas es que no se le hace nada al animal que el animal no quiera hacer. Y tampoco se le puede atar. Siempre se le debe dejar la posibilidad de defenderse o de irse. Si quieres practicar el sexo con una perra y ella no quiere, te saltará a la cara y te ladrará, o si es una yegua, te dará una patada en el estómago, lo cual no es muy divertido.

¿Vienen a ti buscándolo ellos alguna vez?

Si. A mi perra no le interesa el sexo, pero a veces le gusta que la masturbe con un dedo. Se acerca a mi cuando estoy estirado en el sofá, se estira a mi lado y usa una de sus patas para acercar mi mano a su barriga. Entonces sé que quiere que le acaricie la vagina. De forma parecida, un perro intentará montarte.

Sí, suelen hacer eso.

Tú lo habrías apartado, pero los zoofílicos no. Ellos se arrodillarían y esperarían a ver qué pasa.


Guaaaaaau..

¿Cuál es el animal más sexy?

Algunos zoofílicos se sienten atraídos por los perros o los caballos. O ambos. O por muchas especies diferentes. Existe de todo. El animal más popular es el perro (macho), luego la yegua, luego la perra, luego el caballo, y luego el resto de animales.

¿No es causa de muerte practicar el sexo con un caballo?

Bueno, en lo que a caballos se refiere, las relaciones sexuales no es lo que se hace siempre. Algunas personas lo hacen, pero hace unos años un hombre murió a causa de una ruptura de colon. En cambio se puede acariciar al caballo, tumbarse a su lado, o masturbarlo.

Suena muy romántico. ¿Y qué me dices de los animales más exóticos?

Existen historias en las que se habla de gente que tiene contacto sexual con serpientes, pero yo nunca he conocido a nadie que lo haya hecho. Sí conozco a alguien que tuvo relaciones sexuales con una tigresa.

Joder.

Sí, ciertamente. Pero por desgracia la tigresa murió.

¿Alguien se folló a una tigresa hasta matarla?

No, murió de vieja. Ambos se conocían desde siempre y se amaban.

Seguramente el tigre se te comería en un abrir y cerrar de ojos.

Se les alimenta antes.

Creo que ya tengo suficiente. Gracias, adiós.

Sigue a Aleks en Twitter: @Slandr

Comentar