©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      El reino mágico de Siria

      January 25, 2013

      He aquí una buena divertida para Siria: Disneylandia. Que tu gobierno te haya oprimido durante generaciones y tu país esté en medio de una guerra civil y tu casa en llamas no significa que tú hayas dejado de querer hacerte fotos idiotas con Mickey y Goofy antes de empaparte en los troncos rodantes, ¿no?

          Al igual que yo, el empresario sirio Tarif al-Akhras pensó que construir el castillo de Cenicienta en su país sería un acierto, por lo que en julio de 2010 su empresa firmó un contrato con la compañía francesa LOFTUS para construir Disney Siria en el TransMall, un enorme centro comercial en la ciudad de Homs. El proyecto parecía tener potencial, pero ya nunca sabremos qué habría pasado: ocho meses después estallaron las protestas en Daraa, y el lugar que debía convertirse en el Sitio Más Alegre de la Tierra es ahora uno de los principales campo de batalla de una guerra brutal.

          En internet apenas se encuentran detalles sobre el proyecto, pero lo que sí pude descubrir fue que el coste estimado del proyecto era de 22 millones de dólares, calderilla en comparación con los 400 millones que costó construir Disney World en Orlando en 1971. Para mí, esto significa que Disney Siria iba a ser, en teoría, algo muy gracioso. es probable que pareciera la versión viviente de Adbusters, en especial por los enfrentamientos que habrían tenido lugar en sus alrededores y con toda probabilidad también dentro del recinto.

          Desde mayo de 2011, las fuerzas rebeldes de Homs han estado en guerra con el ejército Sirio, con más de 6.700 bajas (de las que se haya informado) hasta el momento. En poco tiempo la ciudad pasó de soleado destino turístico lleno de vida a un desierto de escombros. Pero no veo por qué los patrocinadores de Disney Siria habrían de retirar su apoyo. Al contrario, es en este momento cuando el país realmente necesita toda la ayuda y mensajes positivos posibles; por ejemplo, eso de “¡Los sueños se hacen realidad!”, y cosas así.

          Estaba tan ilusionada por la posibilidad de subirme a It’s a Small World en medio de una zona de guerra que contacté con las oficinas corporativas de Disney para preguntar cuando llegarían las hadas y princesas a Homs. La señorita (americana) con la que hablé me dijo que no estaba segura sobre el calendario del proyecto, y me sugirió que si estaba interesada en un puesto de trabajo en el inexistente Disney Siria, buscara enla bolsa de trabajo en su página web. ¡Vale! (Ups, ¡pero si no existe!)

         Quizás, cuando termine la guerra, Disney debería demoler todos sus parques temáticos y dejar únicamente Disney Siria para honrar a los miles de niños que han muerto de las formas más atroces en este complejo conflicto.

      Para profundizar en los hechos que propiciaron el conflicto en Siria, recomendamos leer "La Guía Vice de Siria", un curso rápido de la geopolítica, la cultura y las complejidades religiosas del país.

      -

      Temas: El número de Siria, Especial Siria, Disneyland, negocios

      Comentarios