Haciendo pizza con Boston Pizza

Por Alejandra Nuñez

Casi todo lo relacionado con la escena musical de Barcelona me tiene harta y pocas cosas -a excepción del punk- me motivan. Entre la cantidad de grupos basura que salen cada dos por tres y la gente que quiere ir de Mesías, me da todo un poco de vergüenza ajena.

Boston Pizza es uno de los pocos sellos (o "sellos") que existen en Barcelona que según mi criterio merece la pena apoyar. Llevan muchos años tocando en grupos, yendo a conciertos, siendo fans de verdad de la música y, ante todo, no van de nada. Este jueves dentro del Primavera Club, Boston Pizza han montado un showcase en la sala Sidecar donde podréis ver a tres de los grupos que han editado: Zephyr Lake, The Destroyed Room y Nitch. La semana pasada quedé con ellos para hablar y hacer pizza.

VICE: ¿Cómo empezó el sello? ¿Fue porque queríais editar algo en concreto o teníais previsión de ir sacando más cosas?

Andrea: Empezó un día que Sergi, Pablo y yo estábamos en nuestra antigua casa, haciendo no sé qué exactamente. The Destroyed Room querían sacar una cinta de rarezas, Zephyr Lake querían sacar la primera demo… Así que fue algo natural. Queríamos sacar nosotros las cintas de nuestros grupos. En  ningún momento fue en plan, “vamos a montar un sello.”

Pablo: Básicamente, el sello era la excusa para sacar los discos que sino no hubiera sacado nadie. [risas]

Sergi: El sello realmente ha empezado este año. Hasta entonces era simplemente ponerle un nombre a los dos primeros lanzamientos. Todos llevamos años tocando en grupos y sacándolo todo nosotros mismos, así que más que crear un sello decidimos juntarlo todo, ponerle un nombre y crear una especie de familia que uniese los proyectos y grupos en los que estamos. Simplemente somos gente que quiere autoeditarse, y nos pusimos de nombre Boston Pizza porque es lo que comíamos cuando íbamos a ensayar al local o quedábamos para ver el Barça.

No sé si es cosa mía, pero me da la sensación de que en esta ciudad últimamente salen sellos de debajo de las piedras, crecen discos de los árboles, etc. ¿Creéis que la gente es consciente del dinero que se pierde con esto? ¿Qué os parece que gente que nunca ha comprado música ahora se dedique a sacar discos?

Sergi: De entrada está bien que la gente quiera sacar discos. Es síntoma de que la gente quiere hacer cosas. Tampoco me voy a meter en las motivaciones que tiene cada uno. Quizás nuestra ambición no es muy ambiciosa en el sentido profesional, pero sí que lo es en el sentido de que nos lo tomamos muy en serio y hacemos muchas cosas y gastamos mucho tiempo en ello, porque nos gusta.

Andrea: Tiempo y dinero, porque es dinero que inviertes y nunca recuperas. Lo hacemos con muchísimo gusto, pero nunca hemos recuperado dinero. En fin, evidentemente que cada uno haga lo que quiera, pero creo que en el Indie existe un desfase entre la cantidad de discos que se sacan y gente que compra. La gente no compra discos, eso es un hecho. En cambio, en el Punk, 600 discos se acaban en tres meses. En el Indie no pasa. Sí que es cierto que hay millones de sellos que sacan montones de cosas, pero al final casi nadie compra. Por supuesto que hay gente que compra discos, pero no es lo común. No se vende.

Sergi: Creo que existe una diferencia bastante grande entre lo que parece que pasa y lo que pasa de verdad. En los últimos tiempos en los medios, los blogs, etc. se dice que la escena de Barcelona goza de una buena salud musical, hay muchos grupos, se montan muchos conciertos… Y es verdad. Pero también es verdad que muchos de estos grupos y sellos que todo el mundo parece que está que no caga con ellos, después no te llenan una sala enanísima, ni mucho menos te compran discos.

Andrea: Nosotros nos hemos encontrado con gente que le parece caro que una cinta con 15 canciones cueste 4€. Ante eso, ¿qué puedes hacer?

Sergi: A veces perdemos un poco de tiempo o nos enfadamos al ver cómo la gente hace las cosas. Quizás hay cosas que no nos parecen bien debido a la ética que arrastramos desde hace mucho tiempo, pero al final hay que hacer el ejercicio de decir que cada uno que haga lo que de la gana. Como sello, una de las cosas que puedes controlar es que el precio de los discos sea decente. El LP de Zephyr Lake vale 7€, el LP de The Destroyed Room lleva un CD y cuesta 8€, las cintas valen 3€… Son precios que nos parecen más que asequibles. Si has comprando discos o has ido a conciertos toda tu vida, son cosas que valoras.

Pablo: Nosotros intentamos vender los discos al precio que nos gustaría comprarlos. En realidad, muchos de los que no te compran discos, no te los van a comprar ni a 7€, ni a 10€, ni a 12€.

Pregunta random: ¿Qué opináis del crowdfunding?

Sergi: Yo creo que la idea es buena. El tema es que todo el mundo lo utiliza y si tienes la mala o la buena suerte de tener muchos amigos que están metidos en proyectos diferentes, cada mes tienes que poner dinero en veinticinco cosas. La idea de fondo de que la comunidad de gente que te sigue –si eres un grupo- pueda ayudarte a sacar un disco, me parece bien, no tengo ningún problema. Sí que es verdad que como público te satura un poco, porque todo el mundo utiliza el crowdfunding. También me da la sensación de que en algunos casos parece más justificados que en otros. Yo creo que es un sistema que funciona cuando un grupo ya tiene una gente que le sigue y está dispuesta a apoyar al grupo, pero si no, no tiene mucho sentido.

Exacto. A mi me da rabia cuando de repente un grupo nuevo que nunca ha hecho nada, decide lanzarse al crowdfunding y pide pasta para lanzar algo y tenemos que creernos que va a molar. Me parece un poco vendida de humo.

Sergi: Ahí ya entra como cada uno sepa gestionar ese tema. Nosotros [The Destroyed Room] lo hicimos y en realidad nos fue muy bien porque había una gente que estaba dispuesta a ayudarnos a gestionar el disco, y nos salió bien. Sencillamente a veces funciona y otras no, y a veces cuela más y a veces cuela menos.

Pablo: Es una carta que sólo puedes jugar una vez, porque si en cada disco tiras de crowdfunding, la gente te manda a la mierda.

Andrea: Yo no tengo nada en contra, pero sinceramente para mi grupo no lo usaría.

Sergi: Yo tampoco lo volvería a hacer. [risas]

¿Qué es lo próximo que vais a editar?

Sergi: Pronto sacaremos una cinta de The Destroyed Room. También tenemos otro proyecto entre manos…

Andrea: Sólo podemos decir que es el proyecto en solitario de un amigo, como todo lo que sacamos. Es un proyecto de drone ambiental, como para dormir. [risas] Haremos una pequeña tirada de cintas.

Sergi: Para el año que viene la idea es sacar otra cosa de Wind Atlas, no sabemos aún el qué. Y quizás un LP de Sons of Woods, que es un grupo que he empezado con otro amigo. En el 2013 deberíamos relajarnos un poco porque este año hemos sacado como ocho o nueve cosas. No sé, ya veremos. Si hay algo que nos gusta y tenemos dinero… Como decíamos, tampoco tenemos vocación de sello, sino que es algo que hacemos para poder sacar los discos de nuestros amigos y cosas que realmente nos gusten, no somos los típicos en plan “queremos potenciar la escena de Barcelona”. No queremos sacar a nadie del anonimato. No tenemos esa ambición.

Esta pregunta es un poco pajillera, pero si pudierais editarle un disco a un grupo, ¿a cuál sería?

Sergi: Yo lo tengo clarísimo: Paul Westerberg. Seguro que tiene en casa millones de canciones grabadas que no ha sacado en su vida y yo me haría pajas con ellas. Pero creo que está poco por la labor.

Pablo: Milk Music.

[risas]

Pablo: ¿Qué pasa?

Andrea: Yo por sacar… No sé, la verdad. Hay grupos locales a los que me gustaría sacarles una cinta, porque son más cercanos. Me gustan mucho ·Y·, Sect, Una Bèstia Incontrolable…

[Tenía que meter una foto más dentro del artículo y como no tenía más fotos de Boston Pizza, pongo una de mi perro con el disco de Merchandise. Porque sí.]

Ha llegado la hora de las recomendaciones. ¿Cuáles son para vosotros los mejores discos de 2012?

Sergi: A mi me ha gustado mucho el LP de Merchandise, un 7” de Dawn of Humans, que es un grupo de hardcore de Toxic State, la cinta de Milk Music, el segundo LP de The Men y el último LP de Woods. No soy muy fan del grupo, pero este disco me flipa.

Andrea: Yo voy a barrer para casa y voy a decir que el disco que más me ha gustado en 2012 es Pure vow de Zephyr Lake. Me parece increíble. Me encantan los últimos discos de Swans y The Soft Moon. Sect acaban de sacar un disco y está muy bien también.

Pablo: Yo creo que el único disco de 2012 que he escuchado es el I bet on sky de Dinosaur Jr. Me ha gustado, pero tampoco me ha apasionado. No recuerdo nada más de este año. Ah sí, la novia me pone todo el día el de Merchandise, y creo que me acabará gustando.

Segunda ronda de recomendaciones: ¿Cuáles son los mejores sitios de Barcelona para comer pizza?

Pablo: El número uno es Boston Pizza de Calle Mandri, por supuesto. También La Burrata, que está en Plaza Molina.

Andrea: El Posto, que está aquí al lado de la sede de Boston Pizza Records. El señor es muy majo, siempre que vamos nos pone los Smiths y la Velvet.

¿Y Pizza Torre? La sin queso está muy buena.

Andrea: NOOOOOO.

Sergi: A mi es que me sentó muy mal una vez.

Andrea: Es verdad, estuvo todo un día cagando.

Sergi: No es verdad, simplemente estuve muy enfermo, pero no cagué.

Pablo: Esto va directo al titular.

Jaja. Para terminar, ¿qué grupos queréis ver en el Primavera Club?

Los tres: ¡Swans!

Pablo: Y Antònia Font.

¿Antònia Font tocan en el Primavera? No entiendo nada.

 

Comentar