©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Entrevista con un miembro de un safari humano

      February 21, 2013

      Miembros de la tribu Jarawa, por cortesía de Survival International.

      Por raro que parezca, mi rutina diaria nunca ha sido interrumpida por un vehículo lleno de extraños gritando, señalándome y tirándome comida. La tribu Jarawa de las Islas Andaman, en la Bahía de Bengala, no pueden decir lo mismo. Considerados descendientes de las primeras personas que emigraron de África, los Jarawa, junto con un puñado de otras tribus, fueron los únicos habitantes de estas islas hasta que llegaron los británicos con un cargamento de alcoholismo, enfermedades europeas y destrucción gratuita en sus fragatas.

      Colonos hindúes han ocupado las islas desde entonces, y la construcción en la década de los 90 de la carretera troncal Andaman, que pasa a través de tierras Jarawa, ha amenazado la misma supervivencia de esta tribu, reduciendo su número a 250 personas. La carretera también atrajo a un río de turistas –animados por operadores de viajes y con la complicidad de la policía– para que acudieran a mirar embobados a los Jarawa.

      Miembros de la tribu Jarawa bailando a cambio de comida.

      Estos recorridos llegaron a ser conocidos como "safaris humanos". En ellos, los Jarawas eran obligados a cantar y bailar delante de las cámaras para los desconocidos, algo que claramente no le harías a nadie a no ser que fueras un explotador de mierda. Después de una intensa campaña por parte de la organización de derechos humanos Survival International, una orden del Tribunal Supremo ha prohibido –de forma provisional– el uso de la carretera para los turistas.

      La cantidad de intereses particulares que genera la llegada de 180.000 turistas al año a las tierras de los Jarawa sugiere que esta batalla no ha terminado. Los recorridos para ver a los Jarawa se disfrazan como viajes a cuevas y tierras volcánicas, que como muestra este vídeo, no son otra cosa que un poco de suciedad humedecida que de vez en cuando burbujea. He visto cosas más emocionantes en un inventario de ferretería.

      Sophie Grig, de Survival International, me contó que, cuando pregunta a la gente por qué quieren ver a los Jarawa, la respuesta más común es: "Porque es gente sin civilizar". Sunil, un británico que visitó las islas Andaman y con quien me puse en contacto a través de un amigo, me dijo por teléfono que los safaris humanos “no son para tanto”. También me dijo que creía que los Jarawa incluso se beneficiaban de ellos.

      Foto de Ariberto de Blasoni, por cortesía de Survival International.

      Survival International quería destacar que su posición en contra de este tipo de turismo no era "una discusión entre el aislamiento o la comercialización de la tribu. No abogamos por que los Jarawa deban permanecer aislados, sino que sean ellos quienes tengan el derecho de tomar sus propias decisiones sobre las tierras que son suyas y el tipo de vida que quieren llevar". Esto también se aplica a la colonización y cacería en sus tierras. La historia, dice Sophie Grig, "nos muestra que forzar a las tribus les priva de su autosuficiencia y orgullo y deja debatiéndose en los límites de la sociedad."

      Para tener más información hablé con Denis Giles, el editor de la fuente de noticias más grande de las Islas Andaman, Andaman Chronicle. Ahora es ilegal que entre en tierra tribal cualquiera que no sea empleado del gobierno. Denis compartió conmigo una entrevista hecha a un miembro de los Jarawa, Enmay, anterior a la entrada en vigor de la nueva ley. Podéis ver una versión resumida después de la entrevista que le hice a Denis.

      La carretera troncal, foto de G Chamberlain.

      VICE: Hola, Denis. Cuéntame sobre estos safaris.

      Denis:Bueno, los taxistas camelan a los turistas y les pasean delante del hogar de los Jarawa, donde pueden observar a un pequeño grupo de hombres, mujeres y niños Jarawa llevando a cabo su rutina, su actividad cotidiana de cazar y cosechar. Los taxistas atraen a miembros de la tribu ofreciéndoles Paan (tabaco de mascar), galletas y comida cocinada. Entonces dejan que los turistas salgan del taxi y les hagan fotos. Así, los turistas vuelven a casa presumiendo de haberse relacionado con las incivilizadas tribus de la Edad de Piedra.

      ¿Piensa la mayoría de turistas que los safaris son inofensivos?

      Sí, no son conscientes de los peligros que esto supone para la tribu. La tribu no ha tenido exposición al mundo exterior durante miles de años; no son inmunes a las enfermedades modernas. Por desgracia esa información no se comparte con los turistas y, por consiguiente, piensan que lo que hacen es inofensivo. Tratan a los Jarawa como si fuesen animales. Les tiran galletas, tabaco y comestibles cuando pasan delante de ellos.

      ¿Crees que el Tribunal Supremo conseguirá eliminar este tipo de turismo?

      Sólo espero que la orden provisional del Tribunal Supremo se convierta en un veredicto final en la próxima audiencia, el 26 de febrero. Por ahora esto es una victoria para la campaña. El tribunal parece ir en la dirección adecuada. Sólo podemos tener esperanza.

      ¿Existe hostilidad hacia los Jarawa en las islas? ¿Son rechazados por los lugareños? ¿Se ríen de ellos?

      Los colonos llevan seis décadas viviendo cerca de la tribu. No se ríen ni se burlan, pero les consideran una raza inferior. Entienden que son seres humanos, pero no la importancia que tiene la tribu. Los colonos han estado involucrados en cacerías dentro de la reserva Jarawa, lo que quiere decir que intervienen en su vida. Esto podría ser desastroso. También hay un grupo de colonos que no ve con buenos ojos que los Jarawa ocupen una gran parte de las tierras. Creen que deberían estar más restringidos. Esta gente es los que exige la incorporación de la tribu al mundo exterior.

       

      Enmay y Denis.

      A continuación, un extracto de la entrevista de Denis a Enmay. Como dice Denis, Enmay es “un niño Jarawa que ha unido a los dos mundos, el de la tribu y el exterior. Esto sucedió después de que se cayera de un árbol, rompiéndose una pierna, y fuera encontrado por la autoridades del gobierno. Él convenció a los miembros de su tribu de que los de fuera no eran agresivos, terminando así con la hostilidad existente entre ellos".

      Denis: ¿Cómo fue nacer en la jungla?

      Enmay:Muy bien. Recolectábamos phal (frutas) en jungla. Tenía muchos amigos y no había peleas. Solíamos cazar cerdos. Entonces había muchos Cuando me hice más mayor salíamos de caza y no encontrábamos nada. No comemos ciervo, sólo cerdo. También nos gusta katchwar (tortuga)

      ¿Los mayores de la comunidad recuerdan haber visto hombres blancos?

      No, y nunca supimos que venían hombres blancos a la jungla. Pero ahora sí lo sabemos.

      ¿Qué piensan tus amigos, familia y los ancianos de los forasteros como nosotros?

      Tuvimos miedo la primera vez que vimos a gente. Cuando los Sahabs venían yo tenía mucho miedo. Éramos muy jóvenes. Nos asustaban con pistolas y por eso les atacábamos. No estábamos enfadados cuando atacábamos, solo asustados. Pensábamos,”¿Por qué viene aquí esta gente?” Cazaban ciervos y montaban trampas.

      Talaron muchos árboles cuando construyeron la carretera. ¿Eso os molestó?

      No, no nos molestó. Las personas mayores de la comunidad nos informaron de que estaban talando árboles, pero no sabíamos que estaban construyendo una carretera. Supongo que pensaban que eran bienvenidos.

      Por cortesía de Survival International.

      ¿Creéis en algún dios?

      En un dios... No lo sé. No tenemos un dios. No rezamos.

      ¿Qué les dijiste a los de tu tribu al volver del hospital, cuando te rompiste la pierna?

      Les dije que la gente del mundo exterior era buena. Nadie me atacó. Eso fue lo que les dije. Fuera de la jungla y dentro de la jungla. Ambos son buenos.

      ¿Lucháis en la jungla?

      Antes usaban cuchillos y flechas para dañarse los unos a los otros, pero ahora es mucho más tranquilo. Cuando era joven se peleaban mucho más. Ya no.

      ¿Cómo te sientes cuando te fotografían extraños?

      No me siento muy bien. No me gusta cuando sacan fotos desde sus vehículos. Yo les arranco la cámara y la rompo. Los Sahabs nos enseñaron cómo hacerlo.

      ¿Si os dejamos en paz en la jungla y nos vamos, como os sentiríais?

      Estaría muy bien. Pero si los colonos se quedan también está bien. Lo que no nos gustan son las caras nuevas.

      Vienen muchos cazadores a la jungla, ¿verdad?

      Sí, vienen muchos en grupos grandes y talan árboles.

      Muchos jóvenes Jarawas han empezado a ir a la carretera a suplicar comida. ¿Cómo te sientes respecto a eso?

      No es nada bueno. La policía usa palabras vulgares y eso es malo. Por esa razón yo no voy a la carretera.

       

      Sigue a Oscar en Twitter: @oscarrickettnow

       

      Más tribus en otras partes del mundo:

      Los chamanes del Amazonas evitan que el cielo se derrumbe sobre tu cabeza

      La isla del pacífico en la que el Príncipe Felipe de Edinburgo y un soldado estadounidense fallecido son dioses

      DO's & DON'Ts Especial 080

       

      -

      Temas: jarawa, tribu, Islas Andaman, Survival International, turistas, turismo, explotación

      Comentarios