©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Off Hollywood - Denise Crosby

      February 12, 2013

      Mientras el cine mainstream centra toda su atención en los últimos logros en el campo de los gráficos por ordenador y en la producción de remakes, a mí me pareció importante recordar a los individuos que abrieron camino, y así me equipé con mi cámara Polaroid para retratar y entrevistar al Hollywood desaparecido, aquellas personas que más importantes me parecen: los directores, actores, artistas de efectos especiales, productores e incluso compositores que han tenido una gran influencia y han quedado en el olvido. Esto es un recordatorio de las almas puras de las películas.

      Denise Crosby

      Actriz / Productora
      Star Trek: La nueva generación, Límite 48 horas, Cementerio de animales, 70 minutos para morir, Eliminators, Ray Donovan.

      Allá hacia 1987, el tema de conversación en el comedor del instituto era, "¿Quién es la chica más cañera de Star Trek: la nueva generación?" En esa época teníamos muchas mujeres interesantes a las que admirar en el campo de la música, pero esta mujer en concreto vivía en un futuro donde las mujeres podían ser jefas de seguridad de una nave espacial. El personaje se llamaba Tasha Yar, y sus antecedentes eran aún más inspiradores que su nombre. Era una huérfana que buscaba las crudas necesidades de la vida. Logró escapar de bandas de violadores, superó su adicción a las drogas y, mediante coraje y determinación, se hizo con un cargo de alto rango a bordo de la nave Enterprise. Era la heroína de muchas niñas adolescentes en el abismo de un futuro incierto. Luego su recuerdo quedó trágicamente en un holograma tras ser asesinada por Armus, una forma de vida malévola que era un subproducto creado por la unión de la negatividad humana y el mal.

      Pero Denise Crosby, la actriz que dio vida a la leyenda Tasha Yar, está viva y sigue apareciendo en cine y televisión encarnando a heroínas en todo tipo de universos. Tuve el placer de conocerla hace poco en una convención de Star Trek, donde la vi caminando por un pasillo con un grupo de admiradores. La primera frase que dije fue de fanática: "¡Eres fabulosa!". Para mi sorpresa nos llevamos súper bien, como si fuéramos viejas amigas. Coincidimos en que las dos sentíamos un gran aprecio por cualquier cosa de Fiorucci y nos habíamos criado en el mismo barrio. A medida que hablábamos, mi vena fanática se fue apaciguando a la vez que mi inspiración por su legado iba a más. Un mes después me encontraba en su jardín hablando de su carrera mientras tomábamos un café.

       

      VICE: Eres nieta de Bing Crosby e hija de Dennis, naciste en la industria del espectáculo. ¿Pensaste alguna vez que no entrarías en ese mundo?

      Denise: Desde luego que sí. Tenía un espíritu rebelde. No quería hacer lo que la gente esperaba de mí. Siempre me propuse hacer lo contrario. Me fui de casa y me mudé a Los Ángeles en cuanto pude. Me encantaba el periodismo y me veía siendo Christiane Amanpour o Diane Sawyer. Sabía que quería estar delante de la cámara, pero también hacer trabajos de investigación. Estudié periodismo y arte dramático en Santa Cruz.

      Un día, de chiripa, me presenté a un casting y me escogieron para la obra de fin de curso. Entré en contacto con una parte de mí misma que me hacía disfrutar, pero para la que aún no estaba preparada.

      Me tomé un año sabático vagabundeando por el mundo e hice trabajillos de modelo en Londres y París. Con el tiempo volví a casa de mis padres en Los Ángeles y una agencia que había visto mis fotos en Playboy contactó conmigo.

      ¡He visto esas fotos! Son increíbles. ¡Jamás había visto una modelo Playboy con ese pelo al estilo punk-rock!

      Es cierto, yo fui la única. Lo que ocurrió fue que hice unas fotos de prueba con un fotógrafo que me vistió de Little Bo Beep. De repente me encontré vestida con volantes y lazos y pensé, Esto es un error, yo no soy así ni lo quiero ser jamás. En mi día libre fui a Vidal Soon en Rodeo Drive y les dije "Cortadme todo el pelo". Llevaba media melena y el estilista me dijo, "¿Estás segura?" y dije, "Si, déjamelo corto. Deshazte de esto".

      Cuando al día siguiente aparecí en el plató, el fotógrafo se cabreó muchísimo y, creyendo que Hefner estaría disgustadísimo conmigo, me llevaron directa a su oficina para mostrarle lo que había hecho. Había otro fotógrafo en la oficina, que interrumpió la discusión diciendo: " A mi me gusta su look, es muy moderno. Dejadme hacerle unas fotos de prueba". Se llamaba Phillip Dixon. Esas pruebas acabaron siendo la portada de ese número. Playboy fue el comienzo de mi carrera. Gracias a Dios pude hacerlo a mi manera y no disfrazada de Little Bo Beep enseñando las domingas.

      Mientras hacías tus primeros pinitos como actriz, apareciste en mogollón de videoclips dirigidos por Mary Lambert.

      En esa época barajaba la posibilidad de ser músico. Me gustaba mucho Laurie Anderson y pensaba que yo podría ser una compositora muy vanguardista. Entonces conocí a Mary Lambert, que dirigía muchos videoclips importantes, y me dio la oportunidad de participar en casi todos. De repente todos mis intereses se estaban alineando. Cuando empezó a dirigir películas me dio un papel protagonista en Cementerio de animales.

      Antes de convertirte en sensación, trabajaste en la tienda de muebles Dodson's, que luego se hizo famosa porque el dueño era Eddie Dodson, aka el Bandido de los New York Yankees. ¿Cómo pasó esto?

      Conocía a Eddie Dodson porque era el centro del mundo de la noche. Era un gran amigo y la persona más divertida del mundo... ¡probablemente porque estaba desquiciado! Había muchas drogas y la cocaína siempre estaba presente. Al cabo de un tiempo Eddie me dio trabajo en su tienda. Ensayaba mis escenas mientras trabajaba y en mi tiempo libre iba a los castings. Trabajé ahí hasta que conseguí un papel en Límite 48 horas.

      ¿Sabías que Eddie robaba bancos en su tiempo libre?

      No, por el amor de Dios. Aunque a veces yo llegaba al trabajo, él no aparecía y la tienda estaba cerrada. Las drogas se le estaban yendo de las manos y pensaba que estaría inconsciente en su casa. Ahora sé que estaba dándose a la fuga o robando algún banco.

      Después de Límite 48 horas te llovieron ofertas de trabajo como actriz. Apareciste en muchas películas de televisión y en la asombrosa Eliminators, donde interpretabas a una ingeniera robótica. Luego, en 1987, aterrizaste en Star Trek: la nueva generación, con el papel de Tasha Yar. Siempre has interpretado personajes duros: policías, detectives, jefes de seguridad, ejecutivos de mercados de valores... Mujeres que saben manejar situaciones complicadas. ¿A qué crees que se debe?

      Creo que tiene que ver con el hecho de que soy alta y llevo el pelo corto. En Hollywood, en lo primero que se fijan es en el físico.

      ¿Alguna vez te han pedido que te lo dejes largo?

      No. Sé que a algunos hombres no les gustan las mujeres con el pelo corto. Que les den.

      Yo llevé el pelo corto muchos años. Una vez tuve una cita con un tío al que no le gustaba que llevara el pelo así. Un día me dijo, "¿Sabes a quién te pareces? A la madre deCementerio de animales". Y yo le dije, "¡Quieres decir a Tasha Yar! ¡Es magnífica!" No hace falta que diga que la cosa no funcionó entre nosotros. A causa de tu fuerte presencia y tu pelo corto has sido una fuerte inspiración para las mujeres de todo el mundo, especialmente para lesbianas y jóvenes transexuales, simplemente por el hecho de sentirse identificadas contigo.

      Siempre he sido feminista y espero poder servir de ejemplo a alguien que no teme afrontar adversidades. Si eso es una inspiración para las mujeres, estoy halagada.

      Creo que una de las razones de que Star Trek: la nueva generación todavía sigue influyendo es por los roles que interpretan las mujeres en la película. Eran iguales que los hombres, y en el caso de Tasha, el único hombre que podía quitarle el trabajo ¡era un Klingon!

      Las intenciones eran buenas, pero podrían haberlo llevado más lejos. Esa era mi mayor fustración con la serie. Me sabe mal decepcionarte, pero eran los guionistas y no Gene Roddenberry quienes luchaban por hacer a los personajes femeninos más dinámicos. Existía una gran friccion respecto a darle poder a las mujeres.

      ¿Fue por esto que abandonaste la serie?

      Había temas sexistas involucrados, sí. Entiendo que es una parte intrínseca de este mundo, pero debemos seguir luchando contra esto. Me había enamorado de lo que hacía en mi carrera, era muy pasional con el tema de actuar. Dejar la serie no fue una decisión precipitada. Les preguntaba constantemente a mis compañeros y a los guionistas cuál era la trayectoria. Un día Gene Roddenberry me dijo, "Ésta es la fórmula que funciona para Star Trek. No va a cambiar". Me espantaba la idea de llevar ese uniforme 6 años más mientras estaba en la flor de la vida. Tenía que correr ese riesgo.

      ¿Qué hiciste después de dejar Star Strek?

      Hice una película llamada 70 minutos para morir. También actué en Cementerio de animales, Expediente X, Southland, y estoy a punto de estrenar una nueva serie llamada Ray Donovan. Mi personaje se llama Deb, es decoradora y amante de Elliot Gould. No me malinterpretes, me encanta el personale de Tasha Yar. Mirándolo ahora creo que fue su muerte lo que la convirtió en un icono.

      Cuando nos conocimos, lo que más me impresionó fue verte en una convención de Star Trek. Era tarde y técnicamente ya había terminado la fiesta, y ahí estabas tú, sentada con tus fans, echando unas risas y charlando.

      Bueno, yo no hago separaciones entre la gente. Todos tenemos el mismo corazón. Especialmente cuando termino de firmar todos los autógrafos.

       

      -

      Temas: Denise Crosby, Star Trek, trekies, cine, hollywood

      Comentarios