Primavera Club 2012

Cagarse un poco al tirarse un pedo

Por Iago Fernández

Emea es Miguel Ángel Blanca. M.A. Blanca. En Manos de Topo pinta bastante pero en Salvaje Montoya es un cero a la izquierda. Como el resto del grupo no se encontraba disponible, me tocó charlar con él un rato. Le puedes tirar de la peluca el viernes 7 de diciembre en el Primavera Club de Barcelona. Le puedes alisar los rizos. Mucho ojo con su espada toledana.

Vice: ¿Me haréis caso M.A.? ¿Os cambiaréis el nombre a Garaje Bezoya?

M.A.: Pues estuve buscando en internet y ¡ya hay un grupo que se llama Garaje Bezoya! Todos los nombres chachis están pillados. Hacen movida latina de esta que son tropecientos. Pero su nombre recuerda a agua. H2O. Y no queremos esto. Queremos justo lo contrario

Hubo una época en que bebía mucha agua. Como recomienda la OMS.

Te acuerdas cuando bebíamos agua, ¿tío? Qué tiempos, eh.

Yo el año pasado aún la bebía. Litros diarios. Me sentía sano haciéndolo.

Parecías sano la ultima vez que te vi. ¿Haces deporte? No me jodas. ¿Eres de esos?

No hago deporte desde gimnasia de BUP. ¿Tú sí?

Bar Deportes. Jugamos a fútbol algunos sábados. La mayoría de extraescolares que hacemos son para practicar la huida. No por ser sanos ni nada así. Lo de Salvaje Montoya es una extraescolar también.

Entonces ¿no bebéis agua?

Poquita y entre semana. El Germán, el guitarrista, se inventó una bebida a base de cerveza y whisky. Le llamamos Marshall. En algunos bares de Sabadell te lo ponen. Lo bautizó así porque fue la primera palabra que vio. Son las dos bebidas más clásicas juntas. Una obviedad bastante refrescante. ¡Produce buenos efectos! El Montoya Jefe necesita beber Marshall antes de tocar.

El Germán. El Montoya Jefe. Tú. ¿Quién más?

Miquel Andreu. ¡Ha sido padre! Somos un grupo con pretensión de garaje loco y tenemos un padrazo en la batería. Hemos hecho este grupo para ser chavales de nuevo. Somos coleguis del barrio y nos corríamos una juerga al año y nos lo pasábamos de maravilla y pensamos ¡joder! si tenemos un grupo habrá juerga cada fin de semana que toquemos. Pero ¿y si resulta que estamos salvajeando por encima de nuestras posibilidades? ¿Eh?

¿Sois muy juergas? Con Manos de Trapo eres aburrido. No te viniste a tomar una después del concierto en Joy Eslava.

Es porque acabamos en un piso. Además en Manos de Trapo no puedo tocar borracho. Se me olvidan las cejillas y las letras. Con Salvaje Montoya puedo estar como una cuba y no hay problema mientras no me cague encima. Aunque una vez me cagué. En un concierto para el Record Store Day en Barcelona. Tocamos en Discos Jaundó, allí por el Gótico. Estaba jodido del estómago y me cagué en coche de Germán. Después toqué un poco cagado.

¿Pedo-caca o caca sin más?

Pedo caca goes to caca. Creo que el problema es de la puta casquería. El otro día me contaron que también le pasó al Colomo. Son cosas de estómago, humanas. En Madrid tenéis buena gastronomía de bares ¡aquí no! El Montoya Jefe practica mucho lo de comer pulmón, hígado, callos y esas cosas. Se curte fino y nos llevó a un bar podrido y me jodió la barriga. ¡Tío! ¡Es humano! ¿Por qué ignoras lo que queremos ser chavales de nuevo y te centras en la caca? Te hablo de síndrome de piterpan y ni te despeinas.

Es que no veo cuál es la noticia. Estoy siempre rodeado de piterpanes.

¿Tú también? ¿Vas a montar una banda?

Yo no. Yo soy un adulto.

Pero te mola más ser un buen niñato, ¿verdad?

Bueno, si me das a elegir, me siento más como un yogurín.

Decir que curras en VICE a chicas guapas e impresionables... es lo mismo que montar una banda de garaje. ¡O peor! Mira tío, el otro día me preguntó un pavo si sabía que había que hacer para currar en VICE. Uno con gorra como de camionero y gafas de pasta. "¿Tú tienes algún colega en VICE? Me molaba echar un currículum. Es mi sueño". La gente no quiere tener grupos de música. ¡Quiere tener discográficas o trabajar en VICE! ¿Qué te parece?

Pobres diablos.

Pero sois lo más, ¿no? Os suda la polla todo.

En absoluto. Y yo solo saboreé la fama una vez. Esta misma mañana.

¿Sí? Cuéntamelo todo.

Pillando un café de camino al trabajo. El tendero me dijo que unas chicas me habían reconocido el día anterior y cuando me fui le preguntaron “¿ese chico no era el de la VICE?”. El tendero insistió en que las chicas eran guapas.

Molaba que fueras un hijo de puta y te aprovecharas de tu posición privilegiada. Pero eres buena gente, Iago.

A mí lo que me gustaría es ser de Sabadell como tú. O del Banco Sabadell.

¡Yo trabajé allí! De becario. Cogía teléfonos y hacía fotocopias... poco que contar. Una vez llamó la amante del jefe y pillé el teléfono y lo apunté como si fuera un cliente normal y se lió parda porque todo cristo descubrió que tenía una amante y me pegaron una puta bronca monumental. Por aquel entonces yo era jevi, gordo y vestía con corbata obligatoria. Eso es lo único que hay que contar del Banco Sabadell. Todo lo demás apesta. Sabadell también. Yo soy el único que salí del guetto. Vivo en Barcelona.

¿A cuánta distancia está tu pueblo de Barcelona?

Son 35 minutos en tren.

Ah vale es cerca. No como Madrid-Coruña.

¿Tienes morriña a menudo? ¿Sientes que debes volver a hacer grande tu nación y tal?

No tengo morriña. No soy como tus amigos vigueses. No soy como Rafa el batería de tu otro grupo.

Ya me contó Rafa esa historia de que sus padres estuvieron en la boda de los tuyos.

Sí, lo descubrí el mes pasado. Somos casi hermanos pero a él no le impresionó mucho la historia.

Es porque trabajas en VICE y te odia por ello.

Al parecer comí una vez en su casa.

¿Te cagaste en su casa?

No recuerdo nada. Creo que es una anécdota inventada por mis padres.

¡Seguro que eres el típico que te hacías pajas con calcetín! ¿Te dieron la pastilla esta mítica para desalvajar a los niños?

No sé de qué hablas M.A. Nací en Coruña, no en una aldea catalana.

Coruña son risas. Siempre hay buena alegría cuando subimos. Espero poder subir a tocar con los montoyas

¿Los montoyas erais todos jevis de niños?

Todos éramos putos jevis. El Montoya Jefe era punki. Una vez vino a buscarme a mi casa todo fumao de porros y con una camiseta de Exploited y mis padres se rayaron. Fumábamos muchos porros. ¡Qué puto horror!

Por lo que he visto en vídeos, el Montoya Jefe va repeinado.

Se peina mucho, sí. El Germán se está quedando calvo porque creo que su novia le pega. Con lo grande que es.

Bien por ella.

Oye ¿has ido alguna vez a pelarte a un paki? Es una sensación de muerte cercana muy agradable. Están todos cabreados y te miran fijamente mientras sostienen una navaja en tu cuello. Hay buena afición por las navajas y por los puñales últimamente. Por eso el Montoya Jefe se ha ido a Toledo. Se ha pedido tres días libres para comprar cuchillos y espadas de puto freak. Quizá vuelva con una armadura. Le va por temporadas. Tuvo una temporada de cocinar el pescao al estilo portugués. Tú sabrás de eso que eres medio portugués, ¿no? ¿Cómo se cocina allí el pescado? No lo entiendo.

Ya te he dicho que soy coruñés. No vigués. Y me fui de allí con diecisiete años. Mucho antes de aprender a cocinar pescado.

Me lo tienes que contar todo cuando toquemos los salvajes en Madrid. Calculo que a finales de enero o en febrero... A ver si montamos un buen cartel y nos quedamos allí todo el finde, joder. Y a ver si llevamos alguna espada de Toledo para ganarnos el respeto necesario.

Comentar