©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Entrevistas con un comandante y un soldado del ELS

      February 6, 2013

      VICE contactó con el fotógrafo y videógrafo Robert King con la intención de llegar al complicado fondo del conflicto en Siria. Robert es un hombre con un corazón de oro, un instinto casi sobrenatural y unos huevos de pura lonsdaleíta pura (un ultra-escaso mineral un 58% más duro que el diamante). A lo largo de más de dos décadas ha documentado los lugares más inestables del mundo en sus momentos más violentos: Irak, Albania, Afganistán, Kosovo y muchos otros. No detallaremos todo lo que ha hecho ni los lugares en los que ha estado porque este reportaje que nos envió habla por sí solo.

      Entrevista con Haji Mara, comandante de la brigada más grande del ELS en Alepo.

      VICE: ¿Cómo están tus hombres?
      Haji Mara: Si te soy sincero, no somos nada en comparación con el ejército. Ellos tienen unidades bien equipadas, aviones y armas. Y nosotros sólo tenemos Kalashnikovs. Una bala da en el blanco y una no. Pero incluso así, tenemos cubierto el 60 ó 70 por ciento de Alepo. Y este sacrificio es la prioridad más importante. Por supuesto, nuestro objetivo es, antes que nada, Dios y después, las necesidades de los jóvenes.

      ¿Qué querrías decir sobre su movimiento a la gente que leerá esta entrevista en otros países?
      Primero quiero enviar un mensaje a todos los líderes del mundo. Son todos una vergüenza. Tienen la palabra vergüenza escrita en sus frentes, porque nuestras mujeres y niños mueren todos los días, y ellos no dicen nada. Ya no nos importan los líderes del mundo. Queremos enviar nuestro mensaje a la gente normal, a las personas con conciencia. En este momento queremos tomar postura. Somos hermanos en la humanidad. Somos hermanos en el islam. Asumamos una postura, una postura de verdad frente a todas las personas que están siendo asesinadas y masacradas cada día. Piensa en ese ciudadano que quiere comprar pan y estalla una bomba en la panadería. ¿Qué clase de orden es ese? Si vas ahora, verás a la gente durmiendo en las calles. Y con todo esto, ¿la gente aún guarda silencio? ¿Por qué? ¿Dónde está el alma? ¿Dónde están los musulmanes? Mi mensaje es que den de una vez un paso al frente y hagan que sus voces lleguen a los oídos de sus líderes opresores.

      ¿Para ti, qué significa la libertad de tu país?
      Iniciamos esta revolución para tener libertad. Esta libertad es para todos nosotros. Libertad para practicar mi religión y cumplir con mi deber como Dios desea, sin que nadie me lo impida. Mi libertad es el derecho a expresarme y alzar la voz. Mi libertad es tomar parte en todo. Ya no somos niños. Desde pequeños nos han dicho : “Calla, hijo, las paredes oyen”. Hemos aprendido sobre este horror y crecido en él desde pequeños. Fuimos educados bajo este terror. Es con eso con lo que hemos de terminar. Queremos vivir como los demás.

      ¿Qué puede hacer el mundo para ayudar a Siria?
      El mundo puede hacer mucho. La gente pueden salir a protestar y criticar a las organizaciones mundiales que no se han comprometido con el pueblo sirio; pueden presionar para que los gobiernos hagan algo.

      Hay rumores de que hay extranjeros aquí, en Alepo, combatiendo con ustedes. ¿Qué responde a los informes de que el ELS está lleno de extremistas?
      Hermano mío, el Ejército de Liberación de Siria y los revolucionarios son todos de Siria. Pero sí, además de ellos encontrarás personas que decidieron venir a ayudar a sus hermanos. Vienen de Túnez, Libia y otros lugares. Pero son muy pocos. Y Dios los bendiga. En cuanto a los revolucionarios, todos son revolucionarios sirios, ¿entiendes? Son revolucionarios de esta tierra. Tú estás aquí con tus cámaras documentando todas estas cosas. Quizá hay algunos, unos pocos extranjeros luchando entre cientos de nosotros. Eso no quiere decir que todo el Ejército de Liberación de Siria esté compuesto de extranjeros.

      ¿Por qué decidió unirse a la revolución?
      Esto empezó con manifestaciones pacíficas. En un principio los jóvenes salieron ofreciendo conciliación y, a cambio, las tropas de Asad atacaron y los bombardearon. No podíamos seguir siendo ángeles después de eso. Durante seis o siete meses nunca consideramos levantar un arma. Pensábamos que “nuestro Bashar” tendría el mismo destino que Hosni Mubarak y Alí Abdulá Saleh. Creímos que la revolución terminaría en unos meses. Pero resultó que no teníamos un presidente. Teníamos un asesino. Y el asesino tomó sus armas, y nuestra única opción fue levantarnos en armas para sacarlo del poder.

      ¿Cómo se hizo comandante?
      En mi opinión, yo no soy un oficial. Soy un sirviente y un hermano. No somos como otras organizaciones en las que los jefes saludan mientras pasan. No, yo lucho codo con codo con mis hombres, y mato con ellos para acabar con este régimen. Justo aquí, estamos a sólo 200 metros del campo de batalla. Sobre mi designación, fueron mis hermanos quienes tuvieron la generosidad de darme ese título. Ellos me pusieron en esta posición.

      ¿Cuáles son sus planes si salen victoriosos de la revolución?
      Descansar. Estoy cansado. Llevo un mes con este nivel de concentración. Dios mediante, queremos cuidar del país. Dios mediante, la situación será estable. Porque la seguridad de esta gente está en mi corazón. Como puedes ver, aún hay represión. Hay oportunistas que quieren acreditarse la revolución. Son mentirosos y criminales. Nosotros combatimos y ellos llegan detrás de nosotros para robar. Trataremos con ellos, pero con justicia. No tendremos descanso hasta que haya justicia y una situación estable. Cuando eso pase, intentaré volver a mi antiguo trabajo.


      28 de agosto de 2012: el ex agente financiero Abdul al-Kader, más conocido como Haji Mara, dirige la brigada más grande del ELS en Alepo.

      Una entrevista con Abu Turab, un carpintero de Homs convertido en rebelde del ELS

      VICE: ¿Dónde estaba en marzo de 2011, cuando arrestaron a los 13 jóvenes en Daraa por pintar graffitis en contra de Assad?
      Abu Turab: Estaba trabajando.

      ¿Participó en las protestas? ¿Cómo fue su experiencia?
      Participé en las protestas y fui alcanzado por una bala. Pero no me arrestaron.

      ¿Hubo algún momento en el que se dijo: Tengo que luchar contra Assad de modo militar?
      Empecé a pensar en unirme al ELS durante la ocupación de mi ciudad, cuando entraron los shabiha [paramilitares] y empezaron a destruir todo.

      ¿Cuándo fue la primera vez que supo del Ejército Libre de Siria?
      Lo primero que escuché del ELS fue por televisión.

      ¿Tiene familiares combariendo?
      Toda mi familia está combatiendo.

      ¿Cómo se unió? ¿Cuál es el nombre de su batallón y cómo se formó?
      No puedo darte el nombre del batallón, pero está formado por vecinos.

      ¿Qué cualidades necesita alguien para luchar con el ELS?
      Cualquiera se puede unir al ELS.

      ¿Cómo están organizados? ¿Cómo se toman las decisiones en su batallón?
      Tomamos las decisiones de forma colectiva.

      ¿Quién decide dónde pelean y cuándo?
      Todos elegimos nuestras batallas juntos.

      ¿Cuál fue la primera batalla en la que participó con el ELS?
      Mi primera batalla con el ELS fue durante la liberación del palacio de Az Zahrawi [un lugar histórico en Homs].

      ¿Contra quién peleaban exactamente?
      Peleabamos contra los shabiha.

      ¿Y con quién peleaba?
      Peleaba con gente de Homs.

      ¿Ha visto a alguien siendo asesinado? De ser así, ¿cómo fue?
      Todos los días veo personas asesinadas por tanques y con bombas improvisadas hechas con barriles. Los llenan con barameel [una mezcla de TNT, aceite y otras sustancias que explotan, queman y destruyen todo] y son arrojadas desde helicópteros. La gente queda hecha pedazos.

      ¿Cuál ha sido el peor momento para usted desde el inicio de la guerra?
      Desde que empezó el sitio de las partes viejas de Homs, muchos heridos no han podido recibir atención médica. Nos vemos obligados a usar herramientas primitivas para amputar extremidades cuando las heridas se infectan. A pesar de todo esto, pronto volveré a pelear.

      ¿Ha cambiado desde que empezó a combatir?
      Sí, ahora soy una mejor persona.

      ¿Ha cambiado alguna de tus opiniones desde que empezó a luchar con el ELS?
      Ahora tengo más fe en Dios. Durante este conflicto ha resultado evidente que la comunidad internacional nos mintió.

      ¿Qué hará después de la guerra?
      Después de esto quiero regresar a mi trabajo.

      Para profundizar en los hechos que propiciaron el conflicto en Siria, recomendamos leer "Camino a la perdición" nuestra línea temporal condensada de lo que pasa en Siria desde la primavera de 2011; y "La Guía Vice de Siria", un curso rápido de la geopolítica, la cultura y las complejidades religiosas del país.

      -

      Temas: robert king, corresponsal de guerra, Ejército Libre de Siria, El número de Siria, entrevistas, guerra civil

      Comentarios

      ¿Tienes más de 18 años?

      Lo que estás buscando se considera "obsceno" por parte de algunos entrometidos, leguleyos y (probablemente) tu madre, así que nos queremos asegurar de que tienes la edad legal antes de que lo veas.