©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      La guerra cibernética en la Franja de Gaza

      November 23, 2012

      Mientras los ataques militares entre Israel y Gaza continúan, llevándose la vida de 11 civiles palestinos el domingo pasado, ha surgido un complicado frente de batalla en internet. Ha nacido una guerra informativa virtual, y existe en múltiples frentes. Ambos bandos han desatado una lluvia propagandística sin precedentes en los medios sociales, ha habido un ataque predecible por parte de Anonymous a las páginas web israelíes y un grupo llamado Telecomix se ha esforzado por dar libre acceso a internet a los civiles afectados por los ataques.

      El miércoles, las FDI publicaron un vídeo repleto de infográficos en el que se describen los métodos utilizados por las mismas FDI (llamadas telefónicas y ataques de precisión) para minimizar las bajas civiles. Las FDI también envíaron tweets en directo sobre los ataques contra Gaza desde su cuenta de Twitter @IDFSpokesperson. Al Qassam, el brazo militar de Hamas, respondió con tweets de fotos de niños muertos en los ataques israelíes. Estas fotos son una respuesta eficiente y gráfica a los videos con círculos monocromáticos que Israel usa para decir que no están matando a nadie que no se lo merezca. Pero, como informó el Business Insider, uno de los tweets de Hamas era una fotografía del conflicto en Siria.

      Aparte de este conflicto público de los medios sociales entre gobiernos (el cual ha resultado ser sorprendentemente astuto y directo) el grupo de hacktivistas Anonymous también se puso manos a la obra con su campaña #OpIsrael. Según Anonymous, Israel amenazó con cortar la electricidad e internet en Gaza, aunque esto no ha sido confirmado por ninguna fuente. Anonymous respondió a esta supuesta amenaza y al bombardeo de Gaza con uno de sus emblemáticos anuncios públicos en YouTube. La ofensiva de Anonymous resultó en el cierre temporal y la desconfiguración de cientos de webs israelíes, entre ellas la del Banco de Jerusalén.

      Ayer me encontré con esta página desconfigurada en una web del Consejo de Turismo de Israel.

      Aunque muchas fuentes aseguran que el número de páginas web israelíes cerradas es de entre 663 y 700, el ministro de finanzas de Israel ha dicho que el gobierno ha “desviado 44 millones de ataques cibernéticos contra páginas del gobierno” y llamó a esta ola de ataques un “segundo frente” en este conflicto. Además de estas desconfiguraciones y cierres, Anonymous filtró un documento con miles de correos y contraseñas, supuestamente de operarios de las FDI y de oficiales del gobierno israelí. Junto al documento, Anonymous agregó: “ésta es/se convertirá en una guerra cibernética.”

      Anonymous también está distribuyendo un “paquete de cuidados” a los ciudadanos de Gaza. El paquete, llamado “OpIsrael.Care.Package.v2.0” contiene un informe de prensa, instrucciones de primeros auxilios en árabe y en inglés, una guía técnica con información sobre cómo sortear los cierres de las webs (como el que hubo en Egipto durante la Primavera Árabe), un proxy que se puede usar para esconder la dirección de IP y la ubicación de tu ordenador, así como un pequeño archivo con la imagen de la cresta de Anonymous.

      Después de pasar los documentos por Google Translate, es evidente que la información que contenía dicho paquete está diseñada para ayudar a los civiles a seguír conectados y diseminar información en caso de una interrupción de internet. Los documentos describen como activar twitter a través de mensajes de texto en caso de no tener internet, aconseja a la gente a usar máquinas de fax, hacer sus propias antenas WiFi con papel de aluminio e imprimir sus contactos de correo en caso de que pierdan acceso a sus agendas virtuales. También invita a la gente a usar la red de acceso telefónico de Telecomix.

      Telecomix es un grupo que cree en el “datalove” (amor por los datos), o la libertad de información, y proporciona conexiones a internet por línea conmutada (¿te acuerdas de eso?) a zonas del mundo en las que el acceso a la banda ancha ha sido restringido. Estuvieron muy presentes en Siria, y, de hecho, todavía lo están. Como informó Forbes, Telecomix secuestró los buscadores en Siria durante un rato para transmitir “instrucciones sobre el uso de software gratuito para encriptar y mantener el anonimato como, por ejemplo, Tor y TrueCrypt, para evadir a las autoridades y su censura”.

      El logo de Telecomix.

      Entré en el chat de Telecomix para hablar de sus motivaciones y el trabajo que realizan para llevar la libertad de información a zonas de conflicto. Gran parte de su operación está dedicada a llenar su Bluecabinet Wiki con información. Telecomix abrió Bluecabinet Wiki cuando descubrieron que la compañía estadounidense de tecnología Blue Coat vendió su tecnología de monitorización de internet a Siria, donde se usó para reprimir a la población a través de las monitorizaciones y censura de sus actividades virtuales. Como respuesta, Telecomix publicó 54GB de registros en los que se detallaba la censura de la población siria con la tecnología de Blue Coat. Esto, por supuesto, trajo problemas, y permitió que algunos escritores discutieran los problemas que representa que compañías estadounidenses de tecnología proporcionen software de vigilancia y seguridad a dictadores represivos.

      Hablé con “Batgirl”, una activa hacker en Telecomix. Me dijo que el grupo usa su Wiki para “identificar a los vendedores de tecnología que fabrican y venden sus productos para vigilancia, filtración, monitorización, recopilación de datos, etc. Estos productos son armas cuando terminan en las manos equivocadas”. En el wiki de Telecomix aparecen 16 compañías de ciber-seguridad y vigilancia, todas ellas israelíes o con oficinas en Israel. Una de esas compañías, Allot, vio cómo sus acciones se desplomaban el pasado diciembre cuando violó un embargo comercial Israel/Irán y vendió a Irán tecnología para la monitorización de tráfico.

      Batgirl me dijo que aunque se acuse a algunas compañías de vender sus productos a países peligrosos, “las penas no son nada en términos financieros. Obviamente eso no las detiene”. Allot sigue funcionando. Batgirl también dijo que para evadir los embargos comerciales o las leyes federales, “muchas compañías de tecnología utilizan distribuidores y revendedores en países que no tienen sanciones impuestas contra Siria o Irán. Estas compañías pueden enviar sus productos a Rusia, China, India… y desde ahí, los revendedores venden a Siria o Irán. Las compañías de tecnología tienen convenios con distribuidores y revendedores. Los distribuidores son el intermediario”.

      Cuando le pregunté por qué Telecomix usa líneas telefónicas, además de ser una segunda avenida de acceso a internet en caso de una interrupción del servicio de banda ancha, Batgirl me dijo: “Es un poco más difícil cortar las líneas telefónicas cuando el gobierno las necesita”. Pero las líneas telefónicas no son inmunes a ser interceptadas. En un documento de texto publicado por Telecomix en el que instruyen a los residentes de Gaza sobre la manera de conectarse a internet, escriben: “Las líneas de Telecomix no son seguras y no están libres de ser interceptadas. Es importante utilizarlas con precaución y encriptar la información”.

      Una captura de pantalla del documento de Gaza de Telecomix en el que se detalla cómo acceder a sus redes.

      Por desgracia, sin individuos que digan públicamente cosas como: “Telecomix me salvó de la censura y ahora, gracias a ellos, puedo publicar toda esta información que ayudará a salvar al mundo”, es difícil evaluar la efectividad de la lucha de Telecomix contra la censura en internet. Sin embargo, como me dijo uno de los hackers de Telecomix, estarán felices si su servicio es “usado sólo una vez y salva una sola vida”. Según Telecomix, sus líneas telefónicas están activas y siendo utilizadas.

      Además de ofensivas virtuales contra las páginas israelíes y la creación de una infraestructura de internet independiente, los hacktivistas trabajan a un nivel más tradicional de ayuda para la gente de Gaza, y continúan diversificando los logros de #OpIsrael. Un miembro de Anonymous con el que hablé está “trabajando con un profesional médico, dueño de múltiples centros médicos, para llevar cosas a Gaza. Sobre todo antibióticos y cosas básicas”.

      Aunque este conflicto particular entre Israel y Gaza es bastante nuevo (pero al mismo tiempo uno de los conflictos más viejos de la Tierra), en muchos sentidos es un día más de trabajo para los hackers que luchan por mantener este segundo frente virtual abierto. Casi tan pronto como empezaron los ataques militares, Anonymous y Telecomix respondieron con estrategias que usaron durante la Primavera Árabe y que todavía usan en Siria. Pero esta vez, la novedad es la presencia de Israel y Hamas en los medios sociales; propaganda abierta y directa en YouTube y Twitter. Conforme el conflicto militar se desarrolla en la Franja de Gaza, el complicado esfuerzo de los hackers y del gobierno por controlar el flujo de la información seguirá evolucionando. Como me dijo Batgirl en respuesta a su exitosa operación en Siria: “Es demasiado pronto para saber, o decir, si podremos hacer lo mismo por Gaza”.

      @patrickmcguire

       

      -

      Temas: Israel, Palestina, Israel Israel que bonito es Israel, Anonymous, Gaza, internet, guerra cibernética, Tecnologia

      Comentarios