Ha llegado la hora de declarle la guerra al hueco entre los muslos

Por Bertie Brandes

Vale, es febrero, todos estamos pobres, nadie sale, todo el mundo está deprimido y el cielo está permanentemente gris, ese gris que te hace sentir como si vivieras en un cenicero. Cuando estás encerrado en casa con la única compañía de internet, sólo hay una cosa que puedes hacer para no explotar de aburrimiento: desarrollar un trastorno alimentario.

Pero no vale con cualquier trastorno. Estoy hablando de uno que se desarrolla íntegramente en internet. Os presento el “hueco entre los muslos”, el accesorio de moda más deseado de tumblr desde que Hermes hizo un bolso con la piel de A$AP Rocky. Éste es el nuevo escote.

El hueco entre los muslos es un fenómeno corporal que afecta a las supermodelos, anhelado por plebeyas como tú y como yo y ampliamente documentado en blogs como este. Hasta hace cuatro horas yo pensaba que el hueco entre los muslos era el que se forma si te pones de pie y separas tus pies a una distancia mayor que la de tus caderas. Pues no: el hueco entre los muslos es en realidad una cavidad que aparece cuando estás de pie con los pies juntos. No es algo especialmente bonito. Parece como si alguien lo hubiera recortado con Photoshop (que es lo que yo he hecho con la foto de Beyonce).

También indica que estás por debajo de tu peso ideal. Urgh, esto ya no mola nada. ¿No podría la gente con sobrepeso poner de moda alguna tendencia por una vez? Ya va siendo hora de que los tíos que están al control de las modas dejen atrás la figura de palillo. Sería un mundo mucho mejor si estuviera gobernado por mujeres en vez de hombres.

Los trastornos alimentarios no existían hace mil años, cuando las niñas adolescentes se daban cuenta de que podían canalizar 12 años de estrés premenstrual acumulado obsesionándose con su nuevos cuerpos llenos de curvas. pero luego se inventó internet y ahora la cosa ya no va de comparar tu cuerpo con el de tu amiga más buenorra, sino de compararte con la tía mas buena que puedas encontrar en la red.

El hueco entre los muslos es como el primer enviado especial de internet hacia la distorsión del cuerpo humano. Puedes seguir el hueco entre los muslos de Cara Delevigne en Twitter, si quieres. Puedes rastrear miles de huecos en tumblr si quieres deprimirte del todo. Este hueco no solo se ha convertido en una parte del cuerpo humano por derecho propio; a través de la red, ha adquirido conciencia.

No es sólo importante porque es un área de espacio vacío: este nuevo apéndice fantasma sólo pertenece a chicas de la élite de tumblr: bronceadas, con coulottes de encaje y chupa de cuero. A esas chicas de rodillas satinadas, vaqueros cortos rasgados y camisetas tiradas que fingen fumar como carreteras y que, en secreto, escuchan a Linkin Park. Y no nos olvidemos de la iluminación tenue y su MacBook Pro para hacerse fotos con el Photobooth. Son todo lo que quieres ser antes de descubrir el sexo y discutir con chicos en la vida real.

Si esto es para ti un descubrimiento relativamente nuevo, puede que te preguntes cómo se puede adelgazar hasta el punto de parecer que te has operado los huesos. Las sentadillas te añadirían masa muscular, y matarte de hambre normalmente afecta antes a pecho, cara y brazos antes que a las cartucheras.

No temáis, aspirantes a palillo, porque tumblr ha creado una lista para que podamos aprender paso a paso a no retener líquidos sentándonos sin cruzar las piernas y otros consejos científicos.

Primero, descubre si tienes que adelgazar. Intenta agarrar algo de carne de tu pierna extendida. ¿Puedes? ¿Sí? Qué puto ASCO. Ahora ya sabes que eres gorda y vaga. Tienes que intentar "comer UN POQUITO de comida cada dos horas". Un trozo de manzana va bien. Pero sólo un trozo. Un trocito de manzana cada dos horas.

Es realmente absurdo y no puedo entender cómo alguien puede considerar hacerlo. Mantener el hueco implica que no puedes pensar en hacer nada más. Muy sano. Algo a lo que aspirar. Recuerdo que mi forma de pensar cuando era una adolescente desilusionada con la vida era que todas esas chiquillas blanquitas y delgadas en Teen Vogue tenían tarjetas de crédito sin límites, conducían Land Rovers blancos y tenían casas en Malibú. Este es el problema de internet: que puedes creerte de verdad todo lo que ves. Puedes creer que esto existe en la realidad:

Reducir este cuerpo a un simple "hueco" es como afirmar que Leonard Cohen es un gran cantante solo por los silencios que deja entre las palabras. Puedes discutir esto durante horas y al final acabar creyéndotelo, pero no dejarás de estar equivocada. Sí, esta tía tiene un hueco entre las piernas, seguro, pero también tiene un autobronceado de espray, un estilista y un contrato de modelo. Un fotógrafo, una banda sonora y una inscripción en el gimnasio. Y podría seguir.

Supongo el hueco entre los muslos es el nuevo escote para las chicas que están obsesionadas con ellas mismas en este mundo influenciado por internet que habitamos en el año 2013: un mundo reprimido hasta el punto de no existir, poco atractivo por su androginia, demasiado distante para ser voluptuoso o interesarse sexualmente por nada. No es divertido, ni glamuroso, ni joven. Solo es un signo claro de que la dueña de este hueco se muere de hambre. ¿Es este el futuro de la imagen corporal? ¿Tenemos que parecernos a Nicki Minaj o Erin Wasson? Y una mierda.

¿Y sabéis qué más? Que no tiene sentido. ¡Bah! Cualquiera puede tener un hueco entre los muslos sin necesidad de matarse a dietas. Literalmente.

Sigue a Bertie en Twitter: @bertiebrandes

 

Comentar