©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Hablamos con gente en Israel y Palestina sobre el conflicto en la Franja de Gaza

      November 16, 2012

      Por VICE Staff

      Las fuerzas de seguridad de las autoridades palestinas se quedan mirando mientras los palestinos se manifiestan por los bombardeos en Gaza. Las masas se reunieron en Qalandia, el puesto de control principal por el que deben pasar aquellos que quieran entrar en Israel desde la Ribera Occidental.

      Como ya debéis haber leído u oído, ayer por la noche los cazas israelíes soltaron una lluvia de misiles sobre Gaza. El asalto, represalia por una semana de ataques de mortero sobre territorio israelí por parte de Hamas, fue la respuesta de los israelíes, quienes asesinaron al líder del sector militar de Hamás, Ahmed al-Jabari, con un misil. El resultado final es que la Franja de Gaza tiene todos los números de sumergirse en otra guerra, una guerra hacia la que muchas otras naciones de Oriente Medio, entre otras, se verán arrastradas. Desde el asesinato de al-Jabari, se han disparado 300 misiles contra Israel desde Gaza y los misiles israelíes también siguen aterrizando en la Franja.

      Hamas se ha abstenido de abrir fuego contra Tel Aviv, capital de Israel, puesto que son conscientes de que hacerlo provocaría una guerraentre Palestina e Israel. Sin embargo, hace un par de horas, las sirenas antiaéreas se han vuelto a escuchar en la ciudad, por primera vez en dos décadas, lo que ha obligado a los habitantes a refugiarse mientras los militantes palestinos intentaban bombardear Tel Aviv con misiles disparados desde Gaza. Parece ser que los misiles no han dado en el blanco; uno de ellos ha caído en el mar y otro en las afueras de la ciudad, pero hasta ahora, nadie sabe qué efecto tendrá esto en el conflicto. Es difícil imaginar que pueda ser algo positivo.

      En estos momentos VICE tiene equipos de filmación en Tel Aviv y en Cisjordania, así que nos pusieron en contacto con sus fuentes en ambos lugares para que nos podamos enterar de lo que está pasando.

      Primero, una fuente anónima en Tel Aviv, que nos habló sobre los ataques con misiles que podrían haber ido dirigidos contra la ciudad.

      VICE: ¿En Tel Aviv sienten que están bajo ataque?

      Fuente anónima en Tel Aviv: En realidad, por aquí todo anda bien. No hemos visto daños, y cuando la prensa dice “misil”, no es realmente un misil, sino algo muy rudimentario. No es ni siquiera una bomba; es algo lleno de pedazos de tubería que cae y se rompe. Matará aquello sobre lo que caiga, quizá dañe una casa, pero no es muy peligroso. Y no son misiles dirigidos, así que tampoco son muy precisos.

      ¿Cuál es el estado de ánimo en las calles?

      La actitud del pueblo israelí parece decir: “¿Hamas cree que eso nos hará daño? No nos pueden tocar”. Hay un poco de orgullo y jovialidad judía al respecto, pero en general todo parece normal. No hay histeria, y cuando la gente pregunta qué pasa, sólo contestan: “Mira, realmente no van a bombardear Tel Aviv porque Hamas sabe que este es nuestro talón de Aquiles y que eso sería el fin; usaríamos nuestras bombas nucleares”.

      Entiendo. Bueno, pues la BBC dice que acaban de hacerlo, o al menos parece que lo han intentado.

      Sí, pero nadie en Tel Aviv se lo está tomando eso en serio. Como te dije, los israelíes se ríen de sus diseños rudimentarios, de lo inofensivos y poco precisos que son. Les parecen algo patético y risible, amenazas vacías. Pero si realmente nos hacen daño, entonces la opinión general es que Israel contraatacará con una guerra de gran escala.

      ¡Por Dios! ¿Os han dicho que os busquéis un refugio antibombas?

      No, pero si tenemos que ir a un refugio antibombas, hay uno a un minuto y medio de distancia de cualquier lugar.

      ¿Has visto a más miembros de las Fuerzas de Defensa de Israel desde que empezaron los ataques?

      No. A los únicos que he visto de las FDI eran personas fuera de servicio, muy informales, las mujeres llevan los uniformes en sus bolsas y tal. De los miembros del FDI que hemos visto, ninguno estaba de servicio. En serio, parece que no haya pasado nada.

      ¿Crees que todos están tan tranquilos porque están acostumbrados a este entorno, o porque realmente no se sienten amenazados por Hamas?

      Bueno, es que es eso, no están acostumbrados, y la última vez que pasó algo así fue hace muchos años. Así que no lo sé, quizá la gente no se lo quiere creer, porque saben que los misiles no son muy eficientes. Lo que está claro es que realmente creen que lo último que Hamas haría sería meterse con Tel Aviv, porque saben que eso implicaría la guerra.

      ¿Cómo han sido las cosas estos últimos días?

      Ayer por la noche todo estaba tranquilo, yo me senté en un café y la gente fumaba marihuana e iba en bicicleta con las cestas llenas de uvas. Todo sigue como si nada. La gente hace llamadas para comprobar que todos estén bien, pero nada más. De los misiles que cayeron por los alrededores, uno terminó en el mar y otro en una zona deshabitada. Ni siquiera son explosivos. Hemos estado hablando con la gente sobre sus planes para esta noche. La gente sigue saliendo, los bares siguen abiertos, los antros siguen llenos.

      Un ataque aéreo israelí sobre Gaza

      Después hablamos con una fuente anónima en Cisjordania, que nos habló sobre las protestas que han estallado durante los últimos días.

      VICE: ¿Qué está pasando por ahí? ¿Cuáles son las repercusiones de los ataques de Gaza en Cisjordania?

      Fuente anónima en Cisjordania: Escuchamos que la cosa se había intensificado en Gaza ayer y que los israelíes estaban disparando con más frecuencia. Los misiles siguen llegando y la gente aquí en Ramalá siente que tiene que salir a las calles, así que muchas personas se reunieron en la plaza principal y partieron de ahí.

      ¿A dónde iban?

      Empezaron a gritar que irían hasta Bethel, un asentamiento en las afueras de Ramalá. Por el camino, cantaban que querían la unidad de las tres facciones palestinas: Fatah, Hamas y el Frente Popular.

      ¿Quiénes se están manifestando?

      Todos; hombres, mujeres, viejos y niños. Fue increíble ver a todo el mundo reunido en las calles. Seguían caminando hacia Bethel y nadie sabía lo que iba a pasar. Yo estaba un poco asustado, porque sabía que si la gente llegaba a Bethel, los recibirían con munición israelí.

      Pero no llegaron, ¿no?

      No, durante el camino, como era de esperar, llegó la Autoridad Palestina y detuvo a la multitud, puso una barrera en la carretera principal y no dejó pasar a nadie. Aún así, la gente se quedó un rato. Gritaban a los soldados e intentaban humillarlos, preguntándoles de qué lado estaban.

      ¿Cómo reaccionaron los soldados?

      Se quedaron callados y dejaron que la gente hablara. No hubo violencia: no querían atacar a nadie y a la gente no le interesaba pelearse con ellos. Sólo querían discutir estos problemas; querían sentir que tienen voz. Se quedaron durante tres o cuatro horas y era evidente que estaba empezando a afectar a los soldados; parecía que estaban avergonzados, lo cual fue gratificante. Incluso la más mínima señal de que los soldados se habían sentido afectados era suficiente para satisfacer a la gente. Dio gusto ver eso y también que nadie saliera herido.

      ¿Qué ha pasado hoy?
      Hoy hemos visto a más personas caminando y cantando, pero esta vez se podía oír rencor en sus voces. Están cansados de la situación, así que dicen cosas como: “Esperamos que los misiles lleguen a Tel Aviv". Y sabes, puedo entender de dónde viene este sentimiento. Los israelíes están tomando medidas muy duras y la gente de Gaza está sufriendo. Ya hay muchos muertos y no quieren que esto siga, están cabreados.

      ¿Crees que las manifestaciones en Cisjordania se volverán violentas mañana, si es que las cosas siguen así?
      Bueno, hemos oído que la gente se está preparando para mañana, colocando neumáticos y demás, junto al puesto de control principal. Las principales manifestaciones suelen ocurrir los viernes. Después de las oraciones, la gente sale a las calles. Mañana, su objetivo será el puesto de control, Qalandia. Probablemente las cosas se pongan violentas, pero no más que en otras protestas de siempre. La gente tirará piedras, la policía israelí responderá con gas lacrimógeno y balas de goma. No creo que llegue más lejos; al menos espero que no. Pero las cosas no pintan bien en general: hay gente muriendo y parece que se avecina una guerra.

      - - -

      Nuestro equipo en Cisjordania me dijo que planean salir lo más temprano posible por la mañana, para evitar problemas en el puesto de control. Ya veremos cómo salen las cosas con la película que están filmando, que se estrenará en cuanto regresen a casa y tengan tiempo de editarla.

       

      Echa un vistazo a nuestro documental Crimen y castigo en la franja de Gaza

      -

      Temas: Gaza, franja de gaza, Palestina, Israel, Tel Aviv

      Comentarios