©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Hablando de Chávez y Changa

      October 11, 2012

      En medio de un ambiente político tan polarizado que hace que Romney y Obama parezcan unos recién casados, el domingo pasado Venezuela celebró unas elecciones. Hugo Chávez venció al candidato de la oposición Henrique Capriles, lo cual le concedió otros seis años para consagrar su revolución boliviana, y/o continuar cabreando al resto del mundo mientras lleva a su país a la bancarrota.

      Sea cual sea tu opinión sobre Chávez (y créeme, todo Dios tiene una opinión sobre él), la situación en Venezuela después de 13 años de mandato de Chávez es jodidamente rara. El país alberga los pozos de petróleo más grandes del mundo, mientras que, al mismo tiempo, tiene una de las tasas más altas de crimen. En Caracas, básicamente tienes las mismas posibilidades de hacerte asquerosamente rico como de que te rapten o te maten.

      Aunque predecibles, los temas principales a tratar en las elecciones fueron el crimen armado, la desigualdad social y la corrupción. Mientras que los que están a favor de Chávez defienden el éxito de las misiones (una redistribución del esquema de riqueza que ha logrado que la gente que vive en los barrios más pobres reciba subsidios por parte de la compañía de petróleo PDVSA, propiedad del estado), la oposición acusó a dicho sistema de subsidios de haber creado una clase obrera que depende de las limosnas más que una movilidad social real.

      Sin embargo, no hay mal que por bien no venga, y en Latinoamérica, muy a menudo este “mal que por bien no venga” aparece en forma de subcultura musical de esas guapas, guapas. En Venezuela esto es el Changa Tuky, una combinación de peinados y reggaeton que ha sido la banda sonora de los ranchos desde 2004. La productora Mostro, con sede en Caracas, acaba de estrenar un pequeño documental sobre el género llamado “¿Quién quiere Tuky?”, y es la hostia. Sabiendo lo complicado que es conseguir rodar en los Ranchos de Caracas, le pedimos a Carla Paez una de las productoras del documental que nos hablase un poco sobre cómo cree que irán las cosas en Venezuela durante los próximos seis años.

      VICE: Hola Carla, ¿Qué tal?
      Carla Paez:
      Digamos que bien, aunque personalmente un poco golpeada con el resultado. ¿Tu qué tal?

      Bien gracias. Supongo que no votaste a Chávez, ¿no?
      No. Capriles viene a ser el primer candidato opositor en despertar una verdadera opción. Yo personalmente, nunca he estado a favor de Chávez y su gobierno, pero tampoco nos identificábamos con la oposición, hasta ahora... por primera vez sentíamos que nuestro voto no era en contra de Chávez, sino a favor de Capriles.

      ¿Por qué votaste por él? En Europa solemos ver a todos los políticos como unos mentirosos natos.
      Además de ser una opción joven, se alejaba de la vieja tradición y escuela política venezolana, tal como lo hizo Chávez en su momento. Tenía ideas frescas y sobre todo era el primero en hablar de unificar un país que está claramente dividido en dos pedazos que parecen irreconciliables. La verdad, ni yo, ni mis socios, ni mucha de la gente de mi círculo tenemos ningún interés en la política. Pero en la realidad de país que vivimos, se ha hecho cada vez más difícil no asumir un bando. Sobre todo en los últimos años con el incremento de la violencia y el crimen.

      ¿Entonces el tema más importante para ti era el crimen? ¿Crees que Capriles habría cambiado algo?
      Eso es lo que estaba por verse en el caso que ganara, evidentemente yo no confiaba ciegamente en promesas políticas, pero es evidente que para el gobierno actual el tema de la inseguridad, la violencia y la criminalidad no es prioridad, incluso parece que lo incentiven. El discurso de Chávez ha logrado convertir las divisiones que existen entre clases en enfrentamiento, en violencia. Antes, al igual que en cualquier parte del mundo, encontrabas carteristas, ahora por robarte el móvil corres el riesgo de perder la vida, incluso después que ya te lo han arrebatado.

      ¿Es como si el gobierno hubiese aprobado la guerra entre clases?
      No sé si es algo tan palpable como una guerra o movimiento bélico, pero la sensación de vivir en una ciudad como Caracas en una situación de clase media es ciertamente abrumadora. El miedo es algo que nos acompaña diariamente.

      Grabasteis parte de “¿Quién quiere Tuky?” en Petare, uno de los barrios bajos más grandes de Caracas. Un barrio chavista tradicional…
      Pues fíjate que según los resultados que están dando hoy, en Petare ganó la oposición, probablemente no fue por un amplio margen, pero es un reflejo importante del país, una división de mitades. Las veces que nos tocó subir a grabar tomábamos las precauciones del caso, vestir de manera sencilla, llevar la menor cantidad de equipos, estar con gente de la comunidad, etc. Yo jamás me sentí amenazada por ellos, siempre se mostraron amables, atentos... Yo creo que somos mas los que independientemente de la inclinación política queremos poder vivir y trabajar en un país mas seguro, de hecho, como te comenté en alguno de los correos el tema político nunca surgió en nuestras conversaciones con ellos. Creo que al igual que nosotros, ellos quieren seguir trabajando y haciendo lo que les gusta y eso es la prioridad.

      ¿No podría ser este cambio señal de que las misiones funcionan?
      Yo creo que las misiones son de las cosas que pueden generar un impacto positivo, siempre que funcionen como deberían. No en vano, es una de las cosas que Capriles pretendía mantener. El tema es que si no eres chavista es difícil que puedas recibir algunos de esos beneficios y el otro tema es que no han mantenido la calidad prometida. Si no, ¿por qué tanta gente sin recursos termina colapsando las clínicas y el sistema de salud privado? Entre otros ejemplos.

      Así que seis años más. ¿Esperas que haya repercusiones? Recuerdo que después de las elecciones del 2004 hubo alegaciones de que a la gente que votó por la oposición se le estaban negando trabajos.
      Por el discurso de Chávez ayer, se espera que se siga consolidando su propuesta de país. Ahora vienen las elecciones estatales, de ello también dependerá que se siga consolidando el chavismo. Yo no siento que la clase baja está mejorando, siento que la pobreza es más crítica y las oportunidades mas escasas.¿Por qué si no ha aumentado tanto el índice de secuestro y robo, la escasez de alimentos básicos o la inflación que diluye el poder adquisitivo? Esto sólo sirve para aumentar la criminalidad.

       

      -

      Temas: Hugo Chávez, Henrique Capriles, Venezuela, politica

      Comentarios