©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Jared Leto presenta un caso de SIDA del glamour

      December 4, 2012

      Estoy casi segura de que Jared Leto vive en el estudio de Terry Richardson. Por alguna extraña razón, vayas cuando vayas, ahí siempre hay montada alguna sesión de fotos.

      “Jared Leto en el estudio, preguntándome por el origen de la palabra aardvark”.

      “Jared Leto en el estudio, con un sombrero enano”.

      La semana pasada Terry colgó una foto de Leto en la que este aparecía con unas gafas de pasta de dos kilos y el pelo pegado a la cabeza y recogido en una coleta cual pervertido. Parecía un cruce entre Rachel Maddow y Cynthia Nixon. Después había otra foto en la que Leto estaba metiendo su minúscula barriga, con la camiseta levantada, mostrando los frutos de su entrenamiento (es decir, su completa falta de músculo y grasa) para su próximo papel como víctima de SIDA. Entonces se sacó las gafas para que pudiésemos ver que no tiene cejas, y procedió a posar estrangulándose con su camiseta. Entonces se puso las gafas de alambre de Terry y se sacó la camiseta para dos fotos cuyo título es “Yo mismo”.

      Sabemos que él y Matthew McConaughey son los protagonistas de The Dallas Buyer’s Club, película en la que representa que ambos tienen SIDA y nuestro amigo que va tocando bongos desnudo por ahí hace el papel de Ron Woodroof, el hombre que lucha por conseguir medicamentos para el SIDA en los EEUU. Mientras que Matthew parece más un Ron Burgundy escuálido, Leto hace el papel de una tía adicta a la heroína. Hay un momento en el que va de travesti y parece Tracey Ullman pero con menos carbohidratos.

      He aquí el pelotazo: el que hace de novio de Leto en la película es Bradford Cox, de Deerhunter. Esa no es precisamente la colaboración que los fans de 30 Seconds To Mars y Deerhunter tenían en mente.

      Pero olvidad todo eso por un momento: para empezar, ¿por qué se hizo esta sesión de fotos? Entiendo todo eso del method-acting, pero ¿por qué lo de las fotos? Quizás Leto entró en el estudio de Terry y se levantó la camiseta y soltó: “¡Tío, mira el asco que doy! ¡Qué sexy! ¡Saca la cámara y échame cuatro fotos, anda!”, pero no me parece muy creíble. Tendré que contratar a Claire Danes para que descubra por qué estos dos están haciendo que me quiera arrancar los ojos. Jared Leto, haces un papel muy deprimente, deja de intentar hacer que la enfermedad parezca “fabulosa”.

       

      Fotos de Terry Richardson

       

      @kath3000

       

      -

      Temas: Jared Leto, asco de persona, Terry Richardson

      Comentarios