©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      L'hereu escampa

      January 4, 2012

      Por Joan Cabot

       

       

      l'hereu escampa

      Vivir en un pueblo también te predispone a dar algún sentido al aburrimiento. La mayoría de los vecinos desarrollan aficiones más o menos normales, como tener hijos o  el voleibol. Los más listos tocan en grupos punk hasta que un buen día tienen hijos o juegan al voleibol. Sé de que hablo porque yo crecí allí (y “allí” significa “cualquier pueblo”, son más o menos todos iguales). Carles Generó (guitarra y voz) y Guillem Colomer (batería y voz) son de Manlleu, una pequeña ciudad de veinte mil habitantes en la comarca de Osona que vive de la agricultura y la industria. Que la aparición de L’Hereu Escampa coincidiera con la emergencia de otros proyectos procedentes de la Plana como Mates Mates y Furguson ha dado pie a que en Barcelona más de uno mire en dirección a Andorra con cara de bobo. La misma cara que se nos puso a todos tras escuchar su primer trabajo. Seis canciones publicadas por Famèl·lic que los sitúan en algún punto entre el emo de los noventa -ése al que nos referimos como emo bueno- y la inmediatez punk-rock.

       

      Vice: No sé si es fruto de la sorpresa o de la clásica condescendencia de la capital, pero en Barcelona se habla ya de una escena de la Plana de Vic.

      Carles: Aquí siempre ha habido muchos grupos, aunque quizás ahora la escena esté más consolidada. Hay festivales y muchos grupos pero siempre los ha habido, aunque es ahora cuando se empieza a hablar de ello.

       

      En vuestro caso sí que hay cierto elemento de orgullo regional, como si ser de la Plana formara parte de vuestro espíritu como banda.

      Guillem: En realidad, siempre nos quejamos.

      C: Bueno, pero estamos bien aquí.

      G: Sí, pero a la vez nos quejamos. En Manlleu no hay nada que hacer. Esto es muy aburrido. Siempre terminamos en Vic.

       

      Creo que el aburrimiento es uno de los grandes acicates creativos fuera de las grandes ciudades.

      G: Es posible. En la Plana la gente suele tocar en varios grupos a la vez. Hay mucha colaboración entre bandas, comparten miembros, tocas con estos y con aquellos.

       

      De hecho, vosotros venís de otros proyectos como Woses, Desperdicios y Turnstile. ¿Cuándo decidisteis juntaros en L’Hereu Escampa?

      G: Nos juntamos hace un año para ver qué surgía. Somos amigos desde hace muchos años.

       

      Esa amistad es algo que se nota en las letras, que a mí me suenan muy cercanas, muy de cosa vivida.

      C: Es que las letras surgen de experiencias compartidas. Todas hablan de cosas que nos han pasado, situaciones que hemos vivido juntos.

      G: Hoy precisamente le comentaba a Carles que tenemos que escribir una canción sobre comida. A ambos nos encanta comer

       

      Siendo dos y por vuestro estilo, ponéis bastante fácil la comparación con Japandroids a los periodistas perezosos.

      G: En realidad, lo que nos reafirmó en el tipo de música que queríamos hacer fue escuchar a Algernon Cadwallader. Japandroids también han sido una influencia, evidentemente.

      C: Al principio probamos a incluir a otros miembros, pero entre nosotros dos nos entendemos tan bien que es complicado ampliar con algún instrumento más.

       

      Lo sorprendente es que vuestra música es realmente enérgica. Supongo que debe ser complicado crear ese tipo de atmósfera siendo dos, especialmente en directo.

      C: Depende. El otro día actuamos en un festival, en un escenario muy grande, y el técnico de sonido nos comentó que nos había faltado tensión, que se notaba que sólo éramos dos.

      G: Nos sentimos más cómodos en sitios pequeños, con el público cerca. En un escenario grande nos aislamos, tocamos el uno para el otro sin tener en cuenta el ambiente.

       

      Fotos: Marta Pich

      L’Hereu Escampa tienen por delante una bonita gira en enero: el día 14 en el Vamp Café (Palma de Mallorca), el 20 en El Perro Club (Madrid) y el 21 en la Sala Brodaway (Toledo).

       

      Comentarios