©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      La isla del pacífico en la que el Príncipe Felipe de Edimburgo y un soldado estadounidense fallecido son dioses

      July 6, 2012

      A la larga, los cultos cargo, como cualquier otro, terminan siendo una verdadera locura. Tienen su origen en las comunidades tribales de principios del siglo XX, en varias islas del Pacífico. Sus seguidores creen que un soldado estadounidense de la Segunda Guerra Mundial, John Frum, o el racista generacional favorito de todos, el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, de alguna forma se harán con el control de toda la comida, ropa y armas de Occidente y se las entregarán a ellos. Estos creyentes afirman que, una vez esto suceda, la población que quede en el mundo desaparecerá, brindándoles el control de lo que ellos consideran que es su derecho.

      Lamentablemente, estos cultos han desaparecido casi por completo excepto en Tana, una isla remota cerca de Fiji y Nueva Caledonia, donde esta adorable y extraña locura sigue viva y coleando. El fotógrafo ruso Vlad Sokhin pasó una semana viviendo entre los miembros del culto a John Frum, en Tana. Se unió a ellos durante sus festividades anuales, en los que se pintan “USA” en el pecho y marchan con rifles de bambú y AKs de madera con la esperanza de que el soldado estadounidense de hace 75 años regrese para darles regalos/matar al resto del mundo.

      Vlad también visitó el pueblo de Yaohnanen, donde se encuentra el Movimiento del Príncipe Felipe, así que tuve una charla con él sobre la historia de los cultos cargo.

      VICE: Hola, Vlad. Cuéntame por qué estos isleños del Pacífico terminaron adorando a soldados estadounidenses y al esposo de la Reina.
      Vlad Sokhin: 
      Todo empezó a principios del siglo XX, cuando los occidentales comenzaron a llegar a las islas melanesias, como Papúa Nueva Guinea, Vanuatu y las Islas Salomón. Imagina ver aviones y barcos por primera vez. Para ellos fue un milagro enviado del cielo: seres foráneos que llegan con rifles, ropa y comida en estos aparatos enormes y ruidosos.

      Te entiendo, pero seguro que después de que los occidentales les explicaran quiénes eran, los isleños habrían entendido de qué se trataba, ¿no?
      Sí, así fue, pero algunos profetas locales comenzaron a decir que los isleños eran quienes realmente merecían todas esas mercancías, que les habían sido enviadas por los dioses y que los occidentales eran astutos y se habían adueñado de todo. La gente empezó a creer que si imitaban a los occidentales recibirían las mismas cosas, así que construyeron aviones de madera e hicieron pistas de aterrizaje en la selva, y se plantaban ahí todo el día con banderas, esperando la llegada de algún avión.

      Supongo que ese avión nunca llegó.
      No. Esto solo ocurrió en Tana, después de que los cultos se desvanecieran en las otras islas. También aquí han dejado de hacerlo poco a poco, porque los aviones traen turistas y dinero a la isla todas las semanas. Aunque algunos de los ancianos siguen yendo al aeropuerto todos los días y esperan la llegada de los aviones con la esperanza de que John Frum esté en uno de ellos.

      Háblame de John Frum. ¿Existió? ¿O es sólo un invento de los profetas de la isla?
      Creo que sí fue un hombre de verdad. Vanuatu era una colonia británica y francesa en los años treinta y, según parece, en 1937 un hombre llamado John Frum llegó a Tana. Era un soldado negro, probablemente de Estados Unidos, pero no estoy seguro de que su nombre real fuese John Frum. Quizá dijo: “I'm John from America (Soy John, de América)”, y los lugareños entendieron: “Soy John Frum”.

      ¿Qué fue lo que le convirtió en la deidad que es hoy en día? Asumo que ya habían visto muchos soldados antes que él.
      Sí, pero él era el soldado de más alto rango en la isla. Los isleños veían a todos los soldados blancos puliendo los zapatos de un hombre con su mismo color de piel y pensaron que eso era una prueba de que ellos eran los verdaderos dueños de la carga de los aviones.

      ¿Entonces empezó a predicar?
      Sí. Se supone que les dijo que si dejaban de usar todas las cosas que los occidentales les habían dado (si dejaban de tomar vino y fumar cigarrillos) las mercancías regresarían a ellos. Todas las noches de viernes son noches de John Frum. En ellas, sus seguidores se reúnen y tocan canciones con sus guitarras. Suena un poco a música country estadounidense, y las letras hablan de los apóstoles de John Frum, Jerry Cowboy y Jimmy Cowboy, dos personajes de viejos westerns estadounidenses.

      Caramba. Y también tienen el día de John Frum, que es una gran celebración, ¿no?
      Sí. Todos los años, el día 15 de febrero, se visten con uniformes de la marina estadounidense, marchan al estilo estadounidense, ondeando la bandera, y pintan de rojo las puntas de unos palos de bambú para representar los rifles estadounidenses. Algunos hacen armas más elaboradas, como AKs de madera. La idea es que John Frum regresará el 15 de febrero con un cargamento inagotable de mercancías, lo que hará de Tana el paraíso en la Tierra mientras el resto del mundo desaparece. Pero no saben en qué año ocurrirá esto, así que simplemente lo hacen todos los años.

      ¿Qué pasa cuando no llega? Supongo que están acostumbrados.
      Isaac Wan, el hombre más viejo del pueblo, es el líder del culto a John Frum y el predicador en todos los actos, y estaba un poco decepcionado, pero trató de aceptarlo. Dijo que esperaba que John Frum llegara el próximo año.

      Me gusta su optimismo. Así, el culto a John Frum rechaza la cultura estadounidense, pero aún así se apropia de muchas cosas, como los uniformes, banderas y armas.
      Creen que los símbolos estadounidenses son señales universales del cargamento, así que utilizan los símbolos, pero no el estilo de vida. ¿Tiene sentido? Toda la ropa que usan es de segunda mano, así que parecen aceptar la superficialidad de la cultura occidental, aunque la ropa es lo único parecido a nuestra cultura. Sólo dos personas en el pueblo tienen paneles solares para cargar sus móviles. No hay televisión, ninguna otra forma de electricidad, no hay medios, y evidentemente no hay internet.

      ¿Cómo empezó el Movimiento del Príncipe Felipe si no podían ni verlo?
      Para serte sincero, no tengo ni idea. Sé que la Reina y el Príncipe Felipe hicieron una visita especial a Vanuatu en los 70, lo cual estoy seguro de que dio fuerza al movimiento, pero sé que este empezó al menos una década antes. Es mucho más pequeño que el movimiento de John Frum, pero tienes razón, eso no explica cómo empezó.

      Qué extraño. ¿Ellos qué creen?
      Creen que el Príncipe Felipe es el hermano de John Frum y que nació en Tana, pero se fue a occidente y terminó casándose con una mujer muy poderosa. Creen que una vez muera, su espíritu regresará a Tana y les llevará todas las riquezas de la corona británica.

      ¿Realmente lo adoran como a un dios?
      Tienen retratos de él y le rezan, pero después de que algunos miembros del pueblo volaran a Londres para conocer al Príncipe, por cortesía de un programa de televisión, creo que solo lo respetan como a un anciano.

      ¿Cómo demuestran su aprecio por él?
      Tienen una gran celebración el 10 de junio, su cumpleaños, de forma similar al culto de John Frum. Solo que no hay símbolos estadounidenses, solo una bandera del Reino Unido y mucho baile. Además, todos rezan en Nakamal, el nombre de su lugar sagrado, o en la tumba del fundador del culto. Murió hace algunos años, pero su hijo es el nuevo líder del movimiento.

      ¿Los cultos se llevan bien entre sí?
      Sí. Es decir, no tienen problemas entre ellos, porque los del Movimiento del Príncipe Felipe creen que el Príncipe es hermano de John Frum, pero no se visitan ni nada así.

      ¿Qué hay de los demás cristianos en la isla? ¿Qué opinan de todo esto?
      Esa es una pregunta interesante. Hay una iglesia llamada Unity of John in Christ (Unidad de John en Cristo), la cual básicamente es una iglesia que intentó convertir a los seguidores de John Frum al cristianismo, pero fracasó, así que hicieron una especie de mezcla entre las dos.

      ¿Y eso cómo funciona?
      Básicamente metieron a John Frum en la Biblia y dijeron que es un apóstol, aunque todavía siguen tratando de convertir a todo el mundo al cristianismo. Aunque debo decir que no han tenido mucha suerte.

       

      @jamie_clifton

      -

      Temas: Vlad Sokhi, John Frum, Príncipe Felipe de Edimburgo, Movimiento del Príncipe Felipe, tribu, Yaohnanen

      Comentarios