La pregunta del día: ¿Qué nacionalidad elegirías si pudieras cambiarla?

Por Noa Cid

"Yo soy, español, español, español". Si yo no te lo niego, pero la musiquita con la que lo dices es "Kalinka", la típica canción rusa. Así que, ¿en qué quedamos? Quizá en el fondo preferirías ser ruso. Depardieu no se lo pensó dos veces, y puede que Brigitte Bardot sea la próxima en unirse a la tierra de Putin. Pero ya sea con fines lucrativos o como reivindicación ecologista, cambiarse de nacionalidad está de moda en el mundo del ricachonismo. Quisimos saber si la gente de la calle cambiaría su nacionalidad.

Dania es una fotógrafa australiana y Cardevore es español y chef. Los dos son artistas (lo cual explica muchas cosas).

¿Qué nacionalidad elegiríais si pudierais cambiarla?

Dania: Me haría de Islandia porque is fucking beautiful.

Cardevore: Hong Kong. Para aprender cocina rápida, y hacer música experimental con cuchillos de cocina.

¿Eso aquí no se hace? Qué mal va este país.

Cardevore: Yo lo hago en mi casa. España apesta. Y Cataluña también. Y todo.

Viva Hong Kong.

Cardevore: Sí. O no. Viva Japón, soy de cambiar bastante de opinión. O Hungría.

¿Hungría?

Cardevore: Sí, hacían buen cine antes, en los 60. Así rural.

Carol es una diseñadora venezolana y Søren es de Dinamarca. Tienen morriña o algo.

¿Por qué nacionalidad os gustaría cambiar la que tenéis?

Søren: Ninguna. Yo soy feliz como danés. 

Carol: ¡Y yo soy muy venezolana! Me encanta Venezuela, a pesar de la corrupción y la delincuencia. No lo cambiaría por nada, pero espero que Chavez muera pronto. 

¿Lo de haceros españoles no os va?

Carol: No, no. De ninguna manera. Como mucho para poder irme a vivir a otro país europeo y seguir trabajando. 

Søren: Yo me quedo siendo danés. Es genial. No hay pobres en Dinamarca. Yo estoy aquí por el clima, y la comida es mejor aquí. Pero las mujeres… las  mujeres son mejor allí.

Bobbie es australiana y fisioterapeuta, Cassie es chino-australiana y estudia marketing. No les parece lo suficientemente exótico.

Si tuvierais que cambiar de nacionalidad ¿cuál elegiríais?

Cassie: Me gusta ser australiana, pero no me gusta ser china. Me gustaría ser algo más exótico. 

Bobbie: Creo que para los europeos nosotras somos exóticas.

Cassie: Sí, pero, ¿de dónde es la gente que está buena? 

De España.

Bobbie: El español nos encanta, es una lengua muy romántica y con carisma.

Cassie: Sí, pero creo que las chicas holandesas son altas y guapas, así que elegiría Holanda.

Melani gestiona tiendas y Pierre trabaja en logística. Son franceses e independentistas catalanes a la vez. 

¿Qué nacionalidad elegiríais?

Pierre: Yo algo de África, como marroquí. Es un coñazo porque no podría viajar mucho siendo marroquí, pero me gusta su gente y el país.

Melani: Yo española claramente, me siento casi más de aquí que francesa. De hecho, catalana.

O sea que nacionalidad catalana, sí a la independencia...

Melani: Sí, adelante. A mí me gusta el sentimiento catalán y su cultura. Sí a la independencia. 

Nina es francesa, se dedica al diseño y puede que esté buscando pretendientes por aquí. 

¿Qué nacionalidad elegirías si pudieras cambiártela?

Americana. Estados Unidos es un país donde valoran mucho las iniciativas, es más fácil crear cosas, asociarse… Aunque para mí no hay algo lo suficientemente fuerte como para abandonar mi nacionalidad. 

¿Mejor las hamburguesas o las crêpes?

¡Oh, no no! La comida, europea siempre.

¿Y hacerte española?

¿Por qué no? Si me caso con un español… 

Te gustan los españoles ¿eh?

Bueno, digamos que estoy abierta a las sorpresas. 

 

Comentar