©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      LIBROS - Tolstói era un charlatán

      February 1, 2013

      Por Jess Burton

      TOLSTÓI ERA UN CHARLATÁN
      Harvey Pekar / Gary Groth
      Gallo Nero

      En 1984, en el transcurso de una entrevista telefónica larga como un intestino desenrrollado, Harvey Pekar, guionista de historietas por vocación y archivista en un hospital para ganarse el sustento, se quejaba del monopolio de los superhéroes en la industria norteamericana del cómic, lamentándose de paso –con la acidez de un ulcerado de estómago, pues cascarrabias lo era; pero también con un subterráneo, perceptible recochineo– del predominio de la fantasía y la evasión en detrimento del realismo; sea esto lo que sea. Ambas cosas pueden conjugarse, habría dicho yo de ser el entrevistador, y nada malo encuentro en evadirme. Ya puestos a debatir, qué buscaban quienes leían sus autobiográficos cómics sino evasión. Quizá confort en el mal ajeno de su peripecia cotidiana, tan nada heroica, tan miserabilista a veces.

      Fallecido en 2010, Pekar fue un tipo como tú, como yo, como tu vecino que compra el pan y saca al perro y se cabrea con el fontanero porque no viene; un ser corriente y moliente con la barriga ya cernida y el cabello en bajamar, alguien curtido en la rutina y tan capacitado para la nobleza como para la mezquindad, para el halagar y para el zaherir. Sobre todo esto último. Así al menos se escribió él, y lo dibujaron en consecuencia, colosos de la talla de Robert Crumb, Joe Sacco, Frank Stack y un largo etcétera a lo largo de tres décadas y media, y así se retrató en 2003 en la película American Splendor, mismo título que el genérico de la obra/vida de Pekar.

      Puede discutirse que de la suya germinara eso que ahora llaman con toda pompa “cómic de autor”, así como que cultivara el realismo sucio; cotidianeidad con churretes, más bien. Lo que está fuera de duda leyendo la entrevista que se recoge en este breve volumen es que Harvey Pekar –que se explaya aquí sobre la literatura, el cómic y las dudas y certezas inherentes al proceso de crear y de vivir, entablando un toma y daca con Groth que da gusto leer– era un individuo tan instruido como crítico, con todo y con él mismo, y tan hábil y sagaz como para saber destilar literatura (¿y qué si no es el cómic?) de un material a priori tan yermo como es el día a día de un tipo como tú, como yo, como tu vecino y como su fontanero que no llega. Y eso es reconfortante. Significa que hay esperanza para nosotros, los demás.

      Tolstói era un charlatán lo ha publicado la editorial Gallo Nero dentro de su colección Piccolo.

      -

      Temas: Harvey Pekar, Libros, literatura, Gallo Nero

      Comentarios