©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Las favelas de Brasil están creando su propio mapa

      February 6, 2013

      Por Brian Anderson

      Imagen de Google Street View, Río Favela.

      El barrio chabolista de Maré, en Brasil, no ha estado nunca en el mapa. Al igual que el resto de las favelas de Río de Janeiro, Maré se ha quedado colgado en una invisibilidad legal desde 1937, cuando regía una ordenanza local que imponía que las antiestéticas favelas no debían salir en los mapas porque eran meramente "temporales". Maré se encuentra entre dos de las principales autovías de Río, asfixiada por jóvenes matones armados que, montados en motocicletas, pasan drogas para cualquiera de las narcobandas que florecieron en la zona en los años 80. Apenas hay señales de tráfico. No hay códigos postales oficiales. No hay direcciones. Sólo existe el boca a boca.

      Un grupo de antiguos y recientes residentes de Maré está intentando cambiar esto. Quieren hacer de una vez por todas un mapa de Maré, con sus señales de tráfico, códigos postales y direcciones. Este proyecto sin ánimo de lucro se llama Redes de Maré.

      Tal y como informa Associated Press, el equipo hizo un trazado de las 16 favelas de Maré -que unas 130.000 personas llaman su hogar- con el mismo método usado por el Instituto de Geografía y Estadística del gobierno de Brasil. Estos datos, incluyendo "no sólo los nombres de las calles sino también la historia de las favelas originales más pequeñas que forman la comunidad", fueron después compilados en pequeñas guías de bolsillo que se distribuyeron gratuitamente a los residentes. Estas guías ofrecen también algo de fondo histórico de los nombres de algunas calles, dejando espacios en blanco que los residentes puedan rellenar a medida que Maré sigue saliendo de las sombras para convertirse en una ciudad con identidades distintivas.

      Los beneficios podrían ser de gran alcance. "Décadas de informalidad", dice AP, refiriéndose al hecho de que vecindarios enteros no reciban correspondencia.

       

      Esto también ha impedido que la gente pueda dar la información que se les requiere a la hora de buscar trabajo, abrir una cuenta bancaria o poder decir a la policía o a los bomberos dónde ir en caso de una llamada de emergencia. Los residentes de las favelas recogían su correo en asociaciones del vecindario, y muchos barrios con el mismo número de residentes que una pequeña ciudad tenían que usar el código postal de la calle reconocida oficialmente más cercana.

       

      Ahora, con la aparición de más y más direcciones y señales callejeras de cerámica azul y blanco delimitando las rutas y callejuelas de Maré –algunas de las cuales son tan estrechas y sinuosas que tienen bombillas encendidas todo el día– los residentes de las famosas favelas de Río se están dando su primer real y "fundamental paso adelante para conseguir la ciudadanía". Esto podría alejar los estigmas y sensación de abandono que a lo largo del tiempo han levantado muros entre los barrios chabolistas de Río y los formales barrios que sí salen en los mapas.

      Otra vista de Google Street del ambiente de las favelas (vía)

      Dicho esto, hay quienes afirman que es incorrecto considerar los mapas únicamente como un puñado de datos "seleccionados y presentados objetivamente". Jason Farman, un profesor en la Universidad de Maryland que estudia cartografía y medios digitales,dice que los mapas representan no sólo la perspectiva del cartógrafo, sino también de instituciones mucho más grandes, como corporaciones, organizaciones y gobiernos.

      "Que una comunidad sea excluída del mapa equivale a decir que esa comunidad no importa", dijo Farman a AP. "Borra una parte vital de su identidad".

      Pero esta identidad está cristalizando poco a poco, aunque ha sido un trabajo arduo y no sin fricciones con Google. O Blogo, el periódico más importante de Río, informó el año pasado de la frustración de algunos cariocas con el modo en que el buscador gigante de internet situaba a las favelas de Río. Los más críticos han acusado a Google Maps de exagerar de forma grosera la extensión de los barrios bajos hasta convertir la ciudad en una confusa "aglomeración de zonas de chabolas". Mientras que a algunos distritos ya bien establecidos se les daba en los mapas un bajo detalle cartográfico, lugares como Maré recibían, según los críticos, una  "prominencia indebida".

      "Los mapas convierten a Río en una enrome favela". le dijo un residente en Humaita a O Blogo. "Cualquiera que no conozca la ciudad se sentiría acojonado".

      El secretario de Turismo de la ciudad, Antonio Pedro Figueira de Mello, se sintió igualmente molesto. Mello descalificó los mapas tachándolos de "absurdos", y exhortó a Google a que los modificara. También afirmó que Google había rechazado su anterior petición para cambiar los mapas, a lo que Felix Ximenes, el representante de Google en la región, respondió que no era intención de la compañía difamar Rio.

      "El problema es la falta de criterio en el modo en que la información se ha puesto en el mapa", explicó Ximenes; añadió que Google "había adquirido los datos pero a la hora de utlizarlos no los habían priorizado adecuadamente". También dijo que Google señala lugares turísticos, puntos de interés y distritos olvidados o pasados por alto. Ximenes se comprometió a que Google cambiaría del diseño de la página, concretamente el tamaño de la fuente y el etiquetado de distritos, para mostrar los nombres de las favelas sólo al hacer zoom los usuarios sobre esas áreas.

      Es decir, que dado el probable aumento de tráfico de Google Streetview durante la Copa del Mundo del próximo año y las Olimpiadas de 2016, ambos en Rio, los turistas despistados sabrán exactamente a qué áreas y calles no deben acercarse, sin importar cuántos carteles de calles y direcciones postales consiga colocar Redes de Maré.

      Contacta con Brian en brian@motherboard.tv. @thebanderson

      Encuentra el artículo original en MotherBoard.

       

      -

      Temas: Brasil, Maré, chavolas, Redes Maré

      Comentarios