MÚSICA – The Urgent Kicks tocan punk y rock’n’roll

Por Jesus Brotons

Si no hay día en que no lamentes que Nuevo Catecismo Católico no saquen nuevo disco, si no sonríes desde que se separaron Muletrain, si niegas el saludo a tus vecinos porque creen que Cancerberos son esos que se ponen en la portería y evitan goles, ¡alza la vista y ríete a todo pulmón, que ya te toca! Para alegrarte un poco esa vida tuya tan miserable han llegado The Urgent Kicks, grupo de Barcelona en el que confluyen miembros de Kissin’ Cousins, The Bite, Hzero, El Hömicidio y unos cuantos que me dejo. Su primer disco, un vinilo de 7”, ofrece seis temas de punk rocanrolero que te va a meter el ukelele por el culo por julandrón si no espabilas.

VICE: ¿Cómo, cuándo y por qué se formó el grupo?
Beni (guitarra):
La idea fue de nosotros dos, que habíamos estado desde 2004 hasta 2007 en Kissin’ Cousins. A veces hablábamos de volver a montar algo similar, porque a los dos nos quedó una sensación rara. Kissin’ Cousins terminó por ciertas diferencias personales.

¿Hubo violencia? Cuenta.
Xavi (voz):
No, no llegó a tanto. El concierto de despedida lo hicimos en Madrid. No es que fuéramos de guays, es que era lo que había. Decidimos que lo dejábamos y quedaba ese concierto por hacer.
Beni: Él y yo nos pusimos a hacer cosas diferentes pero siempre con el gusanillo de hacer una continuación, una banda en la misma onda, y hace cosa de un par de años volvimos a ponerlo en marcha. Lo que pasa es que nos ha costado bastante arrancar.

¿Por los rigores del día a día?
No, por entradas y salidas de gente. Y Xavi tuvo problemas de salud y estuvo apartado una temporada. A partir de principios de este año, con la entrada de Breo, el bajista, la cosa ha ido un poco más en serio.

Además de experiencia, que doy por sentada, ¿qué creéis que aportan vuestros grupos previos a lo que hacéis ahora como Urgent Kicks?
Xavi: Aportan tocar con los pies en tierra y no crearse castillos de arena, expectativas que acaban siendo decepciones. Es decir, ser realistas, saber lo que hay y dónde está el tope al que podemos llegar. ¡No fliparse con historias que no vienen a cuento!

Parte pasarlo bien, parte quitarse la espina que teníais clavada. Esa es la semilla del grupo, pues.
Beni:
Un compendio, sí, al menos por parte de nosotros dos. Los casos de los demás son distintos, pero ganas ha habido desde el principio. El batería llevaba muchísimos años tocando conmigo, el otro guitarra –que es su hermano– también... Somos gente que ha mamado bastante esto y al final hemos acabado juntos de una forma natural y porque... ¡cada vez hay menos gente!

Pero ahora están volviendo grupos que ni te lo esperabas. Mira ahí, Afraid to Speak in Public.
Xavi:
Retornos siempre hay, pero no nos lo planteamos como una reunión porque para eso habríamos recuperado Kissin’ Cousins y estaríamos tocando el repertorio. No era esa la intención y, a ver, Kissin’ Cousins tampoco fuimos nadie ni hicimos nada relevante más allá de gustarnos lo que hacíamos y sacar dos discos.
Beni: Y tampoco pudimos funcionar nunca a tope. No es lo mismo tener una banda con 20 años que a los treinta y pico, cuando tienes limitaciones de tiempo, trabajo, compromisos...

¿Qué sensación tenéis con este primer disco? ¿Es lo que buscabais?
Xavi:
A mí me parece una buena carta de presentación de lo que es la banda. No es al cien por cien la línea que llevamos en los últimos temas que hemos compuesto.
Beni: Con la tontería, los del disco tienen ya un par de años. Ni siquiera pensábamos editarlos. La idea era grabarlos y que la gente los escuchara en un bandcamp o algo así, pero nos sorprendió tanto cómo quedaron que hasta nos enmerdamos nosotros mismos para sacarlos en un disco.
Xavi: La edición ha sido con amigos y con un chico de Francia de un sello llamado Guerrila Vinyl y otro del País Vasco llamado No Thanks! Records. Pero la mitad de la tirada ha corrido de nuestro bolsillo.

Es punk rock, está claro, pero un sublimado de punk rock. No suena a un grupo en concreto pero remite al punk onda Dictators, a la revisión garage de Lazy Cowgirls y Nomads en los 80, a muchos suecos de los 90 para acá... Muchos colores veo.
Beni: Todos tenemos mil influencias, somos gente que escucha mogollón de música. Lazy Cowgirls son el principio del rollo que me gusta a mí, el punk rock’n’roll de mediados de los 80 a principios de los 90.

Y el hi-energy australiano tipo Radio Birdman y New Christs, que me lo estaba dejando.
Xavi:
¡Es que estás citando todas nuestras influencias! Te veo documentado.

¡Tengo buen oído!
Beni: Pero nunca nos hemos planteado sonar clavados como Devil Dogs, o clavados a New Bomb Turks. En realidad no es nada complicado... Es sólo punk y rock’n’roll.

Comentar