La urbanización se está comiendo el litoral mediterráneo

Por Elektra Kotsoni

Durante los últimos tres años, el fotógrafo de Amberes Nick Hannes ha estado viajando a lo largo de la línea de costa del Mediterráneo haciendo fotos de los habitantes locales, inmigrantes y turistas, y también documentando la creciente urbanización que ha empezado a interferir con el paisaje. Su proyecto se llama Mediterranee, y yo oí hablar de él hace casi un mes, cuando esta foto (la de abajo), que se hizo en una boda que tuvo lugar en una gasolinera, se empezó a propagar por internet.

No sé si fue la imagen de la señora fumando al lado del surtidor de gasolina o simplemente la tendencia que tiene el mundo de reírse de los griegos lo que hizo esta foto tan popular, pero, según lo veo yo, es una fotografía preciosa. Así pues, me dispuse a mirar la web de este señor para descubrir que el resto de fotografías de este proyecto son igualmente impresionantes, y me convencí a mi misma de que tenía que llamarle y hablar con él.

VICE: Hola, Nick. ¿Qué fue lo que hizo que te propusieras estudiar la costa del Mediterráneo de una forma tan extensa?

Nick Hannes:Una de las razones fue que en mi proyecto anterior me había concentrado en la zona que previamente había compuesto la Unión Soviética. No me gusta ir saltando de un continente a otro y me quedé fascinado por esta región, puesto que además también había leído libros sobre historia antigua. Otra razón fue que en ese momento estaba buscando empezar un gran proyecto. Hay unos 20 países a lo largo del Mediterráneo, así que he estado trabajando en este proyecto desde 2010, y creo que todavía me queda un año.

¿Cómo lo haces? ¿Visitas cada país una única vez o vas y vuelves cada dos por tres?


Intento ir solo una vez porque si no sería interminable. Aún hay países en los que no he estado, como Libia, Argel, Italia y Francia. No sé si acabaré yendo a Siria; creo que tendré que añadir fotografías de mis archivos de viajes anteriores. Además, solo puedo viajar en verano, por eso tardo tantísimo en acabar.

Mira, justo ahora te iba a preguntar por qué todas tus fotos parecen haberse hecho en verano.

Soy profesor de la Academia de Bellas Artes de Gante, Bélgica, y por eso solo puedo viajar en verano. Pero no todas las fotografías son en verano. También me he escapado durante las vacaciones escolares, la pausa de otoño, Pascua, etc.

Lo que más me gusta de este proyecto es que cubre muchos temas, es difícil encontrar un tema que una visualmente todas las fotografías. Excepto por el Mediterráneo, claro.

Intento evitar los estereotipos. Juego con ellos a veces, pero intento darles la vuelta. Mi objetivo es hacer fotografías difíciles de comprender. Por supuesto que hay ciertos temas que me interesan, como la inmigración y el paisaje en conflicto con la urbanización, pero el proyecto trata más bien sobre ciertas condiciones humanas. Como seres humanos que somos, ¿qué estamos haciendo con nuestros espacios públicos? ¿Cómo estamos organizando nuestra sociedad?

¿Qué has aprendido hasta ahora?

Bueno, que la mayoría de la línea costera está completamente urbanizada.

Me imagino que a causa del turismo, ¿no?

Esa es una de las razones, pero también es por la geografía y la lógica. Ha habido mucha actividad a lo largo de la costa, ya desde la antigüedad, debido a los puertos, que permiten que las culturas entren en contacto, se mezclen y crezcan. El turismo, sin embargo, es un fenómeno bastante reciente. En España o en Albania, la costa es básicamente una zona de obras. En Grecia aún se aguanta, no vi tanta urbanización como en otros lugares.

¿Crees que eso tiene algo que ver con la crisis económica?

No, eso es demasiado reciente. Creo que más bien tiene algo que ver con ser suficientemente inteligente como para no cargarse el paisaje de tu país. A algunos países solo les importa ganar dinero.

 

Y en cuanto al comportamiento, ¿hay similitudes entre culturas?


La única y gran similitud que vi es que la gente que vive en la costa es mucho más religiosa. No se si tiene algo que ver con el mar o qué. Además, los valores familiares son mucho más importantes para la gente. Sin embargo, no creo que haya una sola identidad mediterránea; es una zona extremadamente diversa.

Aunque el paisaje sí que es muy similar en todas partes. También hice un gran esfuerzo por no fotografiar puntos de referencia famosos. No quiero que la gente mire mis fotografías y distinga claramente que la foto es de España o donde sea.

El Mediterráneo siempre ha sido un lugar en el que ha habido conflictos. ¿Crees que se debe a alguna razón en particular?

No sé si esa zona está más agitada que otras zonas del mundo. No lo creo. Pero también me fascinan los conflictos y los sitios que han sido el centro de disputas civiles o soberanas, y este era el caso de muchos sitios que visité. Lo podía sentir cuando andaba por ahí. Chipre es un gran ejemplo de lo que estoy diciendo.

Sí, es exactamente de lo que estoy hablando. Tienes un montón de fotos de gente cruzando fronteras cargada con mochilas y sacos que ocupan el doble que ellos, y también tienes una foto de una modelo muy glamorosa en topless dentro de una copa de champán, en un club. ¿De qué iba eso?


Ah, esa foto es de Pachá Ibiza. Esas dos eran chicas de espectáculo; hacen espectáculos de esa índole en clubs, pero la gente no puede acercarse mucho y por eso se ven todas esas manos saliendo de la cortina, a la izquierda. Aunque tuve que usar flash, y eso se cargó todo el ambiente que había. Cuando usas flash en un club nocturno eso resalta todos los detalles, que se supone que no deben verse tanto.

Pues yo casi creo que queda mejor. Es triste y divertido al mismo tiempo. Otra cosa de la que me di cuenta es de que en casi todas las fotos, las personas que salen son gente mayor.

Cierto. No hay muchas fotografías de chicas sexys en bikini, pero eso no ha sido a propósito. Simplemente es porque, según mi experiencia, la gente joven es mucho más consciente de los fotógrafos. Cuando les sacas una foto empiezan a posar. Sí que fotografié a mucha gente joven, porque para serte sincero, preferiría sacarle fotos a una chica sexy que a una anciana, pero si te tienes que poner a hacer una selección de tus mejores fotografías… las de la gente mayor siempre suelen ser las mejores, porque no les importa una mierda.

 

Para acabar, ¿querrías contarme cómo surgió la situación de esa foto tan famosa tuya de la boda griega en una gasolinera?


Eso fue un regalo del cielo. Como fotógrafo siempre esperas que pasen este tipo de cosas, pero la verdad es que pasan muy poco. Estaba en Río, en Patras, cuando me topé con esta estación que estaba muy limpita y me puse a hablar con el dueño, y el me contó que iban a celebrar la boda de su hija ahí aquella misma noche, y yo me autoinvité.

Cuando la pareja llegó había un DJ pinchando desde la oficina, dentro de la gasolinera, y todo el mundo estaba bailando, bebiendo y fumando al lado de los surtidores. Todo el mundo me dio la bienvenida y me ofrecían bebidas, así que me quedé como hasta las tres de la madrugada o algo así.

Esta foto en particular es tan famosa porque representa la crisis económica, pero de una forma singular. Y es totalmente espontánea. Cuando volví aquella noche supe que aquella foto se haría famosa.

 

Sigue a Elektra en Twitter: @elektrakotsoni


 

Comentar