Fotografiando los pueblos que la Rumania comunista olvidó

Por Ioana Moldoveanu

Ioana Cïrlig y Marin Raica trabajaron de fotógrafas de prensa durante toda su carrera profesional, hasta que se dieron cuenta de que correr por ahí todo el santo día, y que sus vidas se rigiesen por términos de entrega, es una puñetera pesadilla. Por esta razón han decidido bajar el ritmo y pasarse los próximos 16 meses fotografiando a trabajadores de fábricas. La pareja planea viajar por las áreas más industrializadas que quedan después del período comunista, documentando las vidas de los granjeros que el ex presidente rumano Nicolae Ceausescu convirtió en mineros para luego dejarlos en bancarrota después de que su torpe intento de sueño socialista se derrumbase.

Para financiar su trabajo Historias Postindustriales (Post-Industrial Stories, Ioana y Marin han tenido que subarrendar su apartamento en Bucarest y mudarse a Brad, un pequeño pueblo en la región de Transilvania, donde se encuentra una antigua mina de oro que fue cerrada por el gobierno en 2006, barriendo muy efectivamente los únicos puestos de trabajo que había para la gente de dicho pueblo. Me puse en contacto con ellas para ver qué tal les iba en su nuevo hogar.

VICE: Hola, chicas. ¿Qué tal por Brad?

Ioana y Marin:Todo es muy ochentero, pero bueno, solo es nuestra primera impresión. La gente es amable y abierta, pero casi sólo se habla del desempleo. Hemos empezado a tomar fotografías para el libro esta semana; antes queríamos dar con algunas historias poderosas que nos sirviesen de trasfondo.

¿Cómo escogisteis las áreas para las que os estáis documentando?


Escogimos sitios donde se formaron comunidades en la era Ceausescu por el interés en los recursos naturales y que luego se quedaron pobres. Está el área de los Montes Apuseni, que está bañada en oro y cuyo pueblo ha trabajado en la minería y ha procesado metales preciosos durante más de 2.000 años. Desde ahí iremos hacia la zona montañosa del suroeste, cuyas finanzas florecieron durante el Imperio Austrohúngaro, así como también en la era comunista. Para terminar, iremos a Valea Jiului, que albergaba el mayor depósito de carbón del país.

¿Habéis estado antes en alguno de esos sitios?

Sí, ya los habíamos visitado todos con anterioridad, pero nos quedamos muy poco tiempo. Viviremos en cada uno de ellos durante unos meses mientras tomamos fotografías, porque creemos que la visión que obtendremos de vivir ahí será mucho más profunda que la que conseguiríamos haciendo un viaje de un día y tomando cuatro fotos rápidas. Existen zonas en Rumanía donde la gente no puede encontrar trabajo y acaba siendo explotada por inversores extranjeros por sumas de dinero ridículas, lo que significa que la única esperanza que tienen sus hijos es salir del país, lo cual es una pena. Nosotras queremos capturar todo eso en nuestras fotografías.

Al final tendréis cientos de fotografías; ¿cómo decidiréis las que van en el libro y las que no?

Trabajamos con carretes de formato grande, así que tenemos que pensárnoslo bien antes de darle al botón de disparo. Eso significa que no tendremos muchas fotografías entre las que escoger. Sabemos que nos queremos centrar en la gente, mineros y gente joven, así que la edición del libro seguirá ese patrón.

Ya se han documentado las eras postindustriales con anterioridad, ¿por qué vuestras fotografías serán diferentes?

Otras fotos puede que traten el mismo fenómeno social, pero nuestro trabajo no es sobre los extremos, los contrastes o los acontecimientos inusuales. Nosotras hacemos un esfuerzo consciente por acercarnos a los sujetos sin opiniones preconcebidas para así poder fijarnos en la perspectiva gobal. Además, tenemos el tiempo de nuestro lado. Podremos conocer a la gente que estamos fotografiando.

Gracias, chicas. ¡Buena suerte!

Post-Industrial Stories ha sido el sueño de Ioana y Marin durante años. Si eres buena persona y quieres ayudarlas a hacer su sueño realidad, he aquí algunos números de teléfono a los que puedes llamar para hacer una donación: (RON) RO74 CECE C001 9462 6651 8311, (EUR) RO61 BRDE 445SV 590709 64450.

Comentar