©2016 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Este hombre no piensa volver a comer en su vida

      marzo 15, 2013

      ¿Sabéis qué es una irreversible pérdida de tiempo, dinero y esfuerzo? Comer por placer. ¿No preferirías ingerir sustancias insípidas el resto de tu vida y ahorrarte pasar por toda la historia de comerte un sandwich prefabricado? ¿O de jalarte una pizza de resaca? Rob Rhinehart, un programador de Atlanta y, probablemente, un tío muy ocupado, piensa así.

      Rob se sentía estafado por el tiempo excesivo que tardaba en hacerse un huevo frito por la mañana y decidió que tenía que hacer algo. Lo que hizo fue simplificar la comida en "nutrientes que el cuerpo necesita para funcionar" (lo cual suena muy bulímico, lo sé, pero te juro que no lo es), así que se ha inventado un cóctel de color beige sin olor que se llama Soylent.

      Al principio, no tenía muy claro si se estaba tirando el moco, ya que "soylent" es el nombre de una oblea hecha de carne humana que se daba de comer a las masas en la película de ciencia ficción Soylent Green del año 1973. Pero después leí un post larguísimo en el blog de Rob sobre cómo lo creó y me lo empecé a creer. Soylent contiene todos los componentes nutritivos de una dieta equilibrada, pero sólo con un tercio de las calorías, libre de toxinas y de cosas cancerígenas que encuentras normalmente en tu almuerzo a la espera a matarte. A pesar del hecho de que parece vómito, Soylent tiene el poder potencial de cambiar la relación del mundo entero con la comida. Hablé con Rob para descubrir más.

      VICE: Hola Rob. ¿Por qué decidiste boicotear la comida?

      Rob Rhinehart: Fue una combinación de cosas. Estuve en casa por Navidad y a un amigo de mi familia, bastante mayor, fue ingresado después de perder mucho peso. Estaba perdiendo fuerza en uno de sus brazos y le costaba mucho cocinar. Empecé a divagar sobre cómo podía ser que algo tan importante como la comida fuera tan ineficiente, dado lo optimizadas y modernas que son otras cosas. También contaba con el incentivo de vivir lo más barato posible y aspiraba a que fuera lo más sano posible. Había leído muchos libros de biología y llegué a la conclusión de que para nuestras células sería lo mismo obtener los nutrientes necesario de una zanahoria que de un saco de polvo.

      ¿Cuál fue el siguiente paso?

      Piratear el cuerpo es algo de alto riesgo pero de gran recompensa. Leí un libro de química fisiológica y busqué en internet si podía encontrar cada nutriente esencial. En nada, mi cocina parecía un laboratorio químico y tenía un montón de sustancias desconocidas delante mío. Aunque me preocupaba que pudiera matarme, decidí que era por el bien de la ciencia y me lo tragué. Para mi sorpresa tenía bastante sabor y me sentí súper energético. Durante 30 días evité del todo la comida y monotoricé los contenidos de mi sangre y estado físico. El estado mental es más difícil de controlar pero me sentía mucho más agudo.

      ¿Qué es Soylent exactamente?

      Es todo lo que el cuerpo necesita, que nosotros sepamos, como vitaminas, minerales y macronutrientes como aminoácidos esenciales, hidratos de carbono y grasa. Para la grasa simplemente usé aceite de oliva y de pescado. Los hidratos son oligosacáridos, que es como el azúcar pero con moléculas más largas, lo que significa que tardan más en metabolizarse. Te proporciona un flujo constante de energía durante un periodo más largo de tiempo, en vez del subidón de azúcar que te da la fructosa o el azúcar de toda la vida. También añadí algunos elementos no esenciales como antioxidantes y probióticos. Últimamente he estado experimentando con nootrópicos. 


      ¿Y sabe igual de bien que una hamburguesa?

      Sabe muy bien. No me he cansado del sabor en seis semanas. Es una sensación muy "completa", más dulce que otra cosa. Para mí, comer es una actividad de ocio, como ir al cine, lo que pasa es que no quiero ir al cine tres veces al día. 


      Cuéntame algunos de los beneficios del estilo de vida sin alimentos. ¿También tiene desventajas?

      No tener que preocuparse por comer es fantástico. Ni verduras, ni platos, ni decidir qué comer, ni conversaciones interminables sopesando los méritos relativos de la comida sin gluten o cetona, o la realidad de ser vegano. Los recibos de luz y gas son más bajos. Ahorro tiempo y cientos de dólares al mes. Me siento liberado de un montón de ingratas tareas. Encuentro que es muy fácil perder y ganar peso variando las proporciones en el batido.

      Sí, hay desventajas: No se conserva mucho tiempo después de mezclarlo con agua, así que lo tengo que hacer cada día. Si me equivoco con la cantidad de algún ingrediente me sienta mal, aunque hace tiempo que ya no me pasa. Además, algunas personas disfrutan de comer mucho más que yo, lo que puede hacer que esta idea no les guste.

      ¿Cómo afectaría Soylent a los hábitos alimenticios del mundo entero?

      El comportamiento del consumidor tiene mucho que ver con el coste y con lo que le conviene. Hay muchas maneras de ser sano, pero los americanos prefieren el sobrepeso porque la comida más barata y que más les gusta es poco saludable. Creo que es posible utilizar la tecnología para hacer que la comida sana sea barata y fácil, pero tendremos que dejar de lado muchas cosas tradicionales, como la fruta fresca y la verdura, que son incompatibles con el procesamiento de alimentos.

      Eso no suena muy bien.

      No creo que necesitemos fruta y verdura. Sólo necesitamos vitaminas y minerales. Necesitamos hidratos de carbono, no pan. Aminoácidos y no leche. Está bien comer estas cosas cuando te apetecen, pero no todo el mundo puede permitírselo o tiene el deseo de comérselo. La comida debería optimizarse y personalizarse. Si Soylent fuera tan barato y fácil como pedir un café, creo que la gente sería mucho más sana y que los gastos en salud serían mucho más bajos. Creo firmemente que esto es posible.

      Hombre, también parece que podría ayudar a luchar contra el hambre en el mundo.

      Sí, soy muy optimista con la posibilidad de ayudar al desarrollo de otras naciones. Soylent podría podrucirse con productos de agricultura local. A gran escala, sería muy barato alimentar hasta a los individuos más pobres. La gente podrá reírse cuando digo que cago muchísimo menos, pero esto sería algo importantísimo en el desarrollo mundial. Una higienización inadecuada es una gran fuente de enfermedades. Además la agricultura tiene un gran impacto sobre el medio ambiente y esta dieta reduciría su uso.  

      ¿Has recibido muchas críticas desde que posteaste tu experimento en tu blog?

      Llegados a este punto creo que el escepticismo es completamente razonable. No hay muchos datos ahora mismo, pero espero poder cambiar eso. Lo interesante es que muchos académicos, nutricionistas y biólogos me han contactado y han sido muy optimistas. Son los de la comida orgánica los que se meten conmigo. Escepticismo del bueno son cosas como, "No estás tomando boro, y hay pruebas de que el boro es un nutriente esencial". Esto me ayuda, y hasta cierto punto apoyo complementar Soylent con comida convencional. El escepticismo malo es decir, "Esto es una estupidez. No puedes vivir a base de polvos y químicos, necesitas comida fresca y sana".

      Algunas personas parecen tener la idea de la santidad de la naturaleza, comida natural y una visión idílica de la agricultura muy metidas en la cabeza. Yo encuentro que esta idea es muy ofensiva. No creo que este punto de vista se base en nada. No hay pruebas de que la comida orgánica sea más saludable que la comida convencional. Además no puedes alimentar al mundo entero sin técnicas de cultivo eficientes.

      ¿Crees que te aburrirás de Soylent?

      Soylent forma parte de mi dieta diaria. Ahora mismo sólo puedo comer uno o dos platos convencionales a la semana pero si tuviera dinero o una novia, probablemente comería fuera más a menudo. Estoy bastante contento con mi comida de soltero. No echo de menos hablar por teléfono ni echo en falta la comida.

      ¿Sabes que en la película Soylent Green, Soylent Green está hecho de personas, verdad?

      En realidad, en la novela original Make Room!Make Room! Soylent está hecho de soja y lentejas. La película cambió muchos aspectos del libro, pero sigue siendo una de mis pelis favoritas. Mi Soylent está libre de carne humana.

      Ah, genial. ¡Gracias Rob!

      Podéis encontrar la receta para preparar Soylent, así como seguir el progreso de su experimento, en su blog.

      Fotos via Julio Miles/Soylent.

      Sigue a Monica en Twitter: @monicaheisey
       

      Temas: Rob Rhinehart, Soylent, comida, experimento, alimentación, futuro

      Comentarios

      Top Stories