©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Sangre nueva en el Bloque Negro

      April 18, 2011

      Por Chris Low; Fotos de Henry Langston y Chris Low

      12

      El mes pasado, en los disturbios del 26 de marzo, me sorprendió toparme con tantos grupos de adolescentes enmascarados. Sé bastante sobre los viejos anarquistas que llevan décadas zurrándose contra la policía, pero esto era algo completamente distinto. Ver a miembros jóvenes del Bloque Negro en protestas en Europa es algo muy común, pero en Inglaterra es algo totalmente nuevo.

      Quedé con algunos de los nuevos miembros del Bloque Negro, junto con miembros de la vieja guardia, para que me explicasen por qué los jóvenes de hoy están dándole un empujón a la anarquía en el Reino Unido.

      22

      Andy tiene 16 años. Se pasa el día en casa de sus amigos. Hace porros muy buenos. Michelle tiene 17 y vive con su madre. Estudia para sus exámenes de aptitud profesional.

      Hola Andy y Michelle. ¿Qué os ha hecho meteros en la anarquía y en el Bloque Negro? ¿No creéis que la política es ABURRIDA para los jóvenes?

      Andy: Nunca en mi vida había ido a una manifestación hasta que comencé a ir a algunas de las protestas escolares el año pasado. En realidad solo íbamos por diversión, ya que habíamos escuchado que iba a haber un enfrentamiento con la policía. Vimos a algunas de las pandillas de nuestro barrio paseando por Trafalgar Square, pero cuando vimos llegar al Bloque Negro, enmascarados y de negro, pensamos “¡La hostia! ¡ESA sí que es una pandilla!”. Especialmente cuando los vimos pegarse con la policía, cuando atacaron. Ni siquiera los hooligans del fútbol se emocionan tanto cuando hay que pegarse.

      ¿Entonces las protestas estudiantiles del 2010 te politizaron?

      Sí, si me hubieras preguntado hace un año, no tendría ni puta idea de política, anarquía o cosas así, pero después de hablar con algunos del Bloque Negro, nos dimos cuenta de que no estaban tan mal y que no eran estudiantes idiotas. Algunos de nuestros amigos y yo nos unimos a ellos al principio de la siguiente protesta, así que no nos perdimos nada de la acción. Ahí nos conocimos más y ahí comenzó todo, supongo.

      35

      ¿Y tú, Michelle?

      Michelle: Mi experiencia es muy similar a la de Andy. También conozco a algunos de los anarquistas del Bloque Negro por las protestas estudiantiles. Son buenos y muy entregados con lo que hacen. Supongo que lo que me convenció fue cuando fui a Climate Camp en el G20 y los policías nos atacaron. Fue aterrador. Muchos de los chicos del Bloque Negro que yo conocía (creo que todavía no se llamaban Bloque Negro) lucharon contra ellos, lo que le dio fuerza a mucha gente, y probablemente salvó a otros de que les mataran.

      Ese fue un muy mal día para la policía.

      Cuando ves algo así, te hace pensar, “Sí, la verdad es que esto ya es una situación de NOSOTROS contra ELLOS”. Ver la manera en la que los policías perdían la cabeza y atacaban a la gente y mataron a Ian Tomlinson hizo que mucha gente se les uniera, de la misma manera que he leído que los eventos del Domingo Sangriento hicieron que mucha gente se uniera al ERI. Así que ellos son los únicos culpables cuando la gente se encabrona y quiere atacarlos en otras manifestaciones. Nos estamos defendiendo.

      41

      Obviamente eres muy joven para votar, pero ¿qué te hizo darle la espalda a la política tradicional y salir a las calles?

      Andy: Todo lo que recuerdo de política es Tony Hijoputa Blair. Se supone que es laborista, el partido de la clase trabajadora. Ahora tenemos a dos cabrones muy ricos en el poder y no veo la diferencia. Todos son unos cabrones mentirosos y corruptos que sólo piensan en sí mismos. ¿Cómo van a hablar por mí esos tíos? Ese Clegg vive a sólo unos kilómetros de donde yo nací, pero viendo lo que sabe del lugar donde vivimos es como si viviese al otro lado del mundo. Si me preguntas, lo único que llama la atención de los políticos es el vidrio roto de los escaparates de tiendas y las sirenas de los policías.

      212

      Micky es un portero cuarentón de hospital y veterano de protestas que vive en Shadwell. Su amigo Sean, de 28 años, está en paro y vive en una casa okupa en Bow.

      Micky y Sean llevan involucrados en el anarquismo ya mucho tiempo. ¿Qué pensáis de la nueva camada de anarquistas que corre alrededor de los policías mientras vosotros lanzáis ladrillos?

      Micky: ¡Jodidamente brillante! He estado involucrado en grupos anarquistas desde los disturbios contra los impuestos del 90 y los de Wellington contra el BNP. El Bloque Negro y los chicos que vienen a estas manifestaciones ni siquiera se denominan anarquistas, pero no podrían hacer un mejor trabajo a la hora de personificar el ethos anarquista de “propaganda a través de hechos”. Sea quien sea que se diga revolucionario y no pueda ver eso, tiene su cabeza metida en el culo.

      Sean: Hay toda una generación más joven sin interés en la sociedad que, la verdad, no les importa. Saben que no habrá trabajo para ellos cuando terminen la escuela y hoy en día ni siquiera pueden conseguir becas para ir a la universidad. Se sienten como si los hubieran dejado en el basurero antes de hacerse adultos. Puede que su rabia no sea una expresión política definida, pero es ese mismo factor lo que hace estos tiempos tan excitantes. Los que están en el poder están cagados, ya que son una verdadera sub-clase que está surgiendo, sin respeto alguno por la autoridad y sin temor a la policía.

      222

      La mayoría de la gente ha asumido durante años que los jóvenes son apáticos.

      Solo tienen que ver el mini disturbio en un American Apparel de Brick Lane el año pasado. La izquierda decía que es sólo consumismo sin sentido, pero yo pienso que es la gente diciendo:”¿Por qué no puedo ponerme algo bonito sólo por ser pobre?”. Estas personas no están protestando para pedir una tajada del pastel de los ricos, quieren tumbar la puerta de la panadería y llevarse todo.

      La mayoría de las protestas y demostraciones de estos días parecen terminar en disturbios. Para mí, lo más extraño de la protesta del 26 de Marzo era la cantidad de miembros que había del Bloque Negro. Lo había visto en otras ciudades europeas, pero no esperaba verlos aquí. Es como si la anarquía realmente hubiese llegado al Reino Unido. Esto es lo que llevabais esperando esperando toda la vida.

      Sean: En lo que a nosotros respecta, si eso significa que la gente en las calles le da guerra a los policías, y no es algo como la Countryside Alliance, locos religiosos, el EDL o alguna gilipollez así, está bien. Cada vez que hay gente en las calles, hace que las personas en posición de autoridad se sientan más inestables. Es una expresión muy visible de oposición y eso les da poder a otros para que piensen, “yo no voy a soportar esta mierda”. Eso ocasiona que dejen de estar sentados sobre su culo y peleen. Sí, algunas de las protestas, como las que tratan de evitar impuestos o recortes a la educación, no tienen nada que ver con nosotros, y, para ser sinceros, todo eso nos importa una mierda. La gente sólo se politiza cuando las cosas comienzan a apretarles a nivel personal. Una vez que se dan cuenta de que no significan nada al sistema para el que han trabajado toda su vida y al Estado al que han estado pagado impuestos, se cabrean.

      231

      ¿Qué piensas de UK Uncut, Climate Change y otros grupos radicales que se han visto involucrados en las protestas contra la globalización y contra ciertos impuestos?

      Micky: Hasta el gran roble nace de una semillita. Sólo podemos esperar que esos que se unen a grupos como Uncut desarrollen una conciencia más revolucionaria y caigan en la cuenta de que todo el sistema político es el que debe caer. No sólo los bancos y los banqueros. Lo que si nos preocupa es el hecho de que pueda haber policías infiltrados en estos grupos antiglobalización. Y como estas personas no tienen experiencia en activismo, la policía lo tiene más fácil para infiltrarse. Ya vimos a los policías infiltrarse en la maldita Clown Army, así que no se necesita ser un genio para darse cuenta de lo importante que es para ellos colar a alguien en el Bloque Negro.

      Con toda la tecnología policial debe de ser difícil mantenerse en el anonimato.

      Sean: Sí, su mayor logro ha sido la cámaras de circuito cerrado, que están en todas partes, y los escuadrones de filmación de la policía. Ya no estamos en los días en los que si llegabas a casa después de una pelea con la policía ya eras libre. He visto que identifican a personas en grabaciones de disturbios después de un año, derriban su puerta, y aunque estén con su familia o en el trabajo…¡BANG! Sentencias de dos años por cargos de desorden violento y su vida se va a la mierda.

      312

      Micky, eres tan viejo que podrías ser el padre de la mayoría de los chicos de las protestas. Debes haber visto cambios muy dramáticos en las tácticas de la policía de control de masas en manifestaciones.

      Micky: ¡Demasiadas! En mis días, la opción era “te arresto o te pateo”. Si te arrestaban en una pelea callejera o si te pateaban en una manifestación, los policías eran juez y jurado. Dependiendo de la situación, y si había fotógrafos o prensa alrededor, eso significaba un fin de semana en las celdas y lunes por la mañana a la corte o que te partieran la boca ahí mismo. He vivido muchísimas situaciones del primer tipo, aunque siempre he preferido una paliza, para después poder irte a curar las heridas al bar. Lo que pasaba era que, si te arrestaban, igual terminabas hecho mierda el lunes en la corte, porque normalmente “te caías por las escaleras” o cosas así.

      322

      El Bloque Negro ha recibido mucha publicidad últimamente. ¿Crees que esta atención de los medios ha sido positivo para vosotros como grupo, aunque sean “el demonio” vestido de negro de la política británica?

      Micky: La publicidad es el oxígeno de cualquier movimiento. Obviamente, la prensa, ya sea la izquierda liberal o los periódicos sensacionalistas, dirán que es horrible que los jóvenes ocasionen disturbios en las calles. Ah, claro, está bien si es en Grecia, o en Afganistán, o en cualquier lugar que no amenace su trabajo. Pero cuando es en el centro de Londres, todo se convierte en “anarquistas buscapleitos” por aquí, “radicales enmascarados” por allá. Todo eso es predecible. Lo que me cabrea más es cuando uno de estos supuestos radicales apoya a los que “protestan auténticamente” pero critican a otros, clasificándolos de hooligans o borregos. Como si todas las personas que forman parte de una protesta o una revolución tuvieran que llevar en la mano un libro de Hegel y objetivos muy claros.

      331

      ¿Piensas que estamos llegando a un punto álgido de sentimiento revolucionario en Inglaterra?

      Sean: Algo de lo más refrescante en esta serie de protestas es que hace algunos años había muchísima gentuza hippie bailando con disfraces de payasos, abrazando policías. ¿Los organizadores de esos grupos de verdad pensaron que cambiarían la mentalidad de la gente cuando había policías con equipo antidisturbios lanzándose sobre ellos? Esa clase de payasos resultan contraproducentes. No creo que los chicos que destruyeron las tiendas y las patrullas el día 26 quieran tener nada que ver con un grupo de capullos con alas de hada y tiaras que tratan de regalarles tulipanes a los policías. Quien haya visto al Bloque Negro en acción sabe que no se andan con gilipolleces, y si necesitas acción, la vas a tener.

      341

      Después de todo esto, ¿qué va a pasar?

      Micky: Más de lo mismo, espero, sólo que más grande y mejor. Nos importa una mierda la boda real, preferiríamos celebrar el trigésimo aniversario de los disturbios de Brixton y otros levantamientos del verano de 1981, y espero que la gente se inspire en esas fiestas. Hagamos del de este año un verano largo lleno de patrullas y barricadas quemadas en las calles.

       

      (Los nombres han sido modificados para proteger la identidad de los entrevistados)

       

      -

      Temas: bloque negro, anarquismo, disturbios

      Comentarios