©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Cómprate una guillotina

      October 10, 2013

      Cuando leí que abría en Madrid la primera tienda de guillotinas de Europa enseguida pensé en un amigo de mis padres. Es un señor limpio y educado. No es un loco. Tiene empleo, mujer e hijos, pero la idea de que nuestras infantas se sigan reproduciendo como conejos le molesta bastante. Propone la guillotina como solución, porque dice que también vale para los curas. He hablado con estos señores que hacen guillotinas y, como sucede con el amigo de mis padres, no sé si hablan en serio o en broma.

      VICE: ¿Cómo se os ocurrió fabricar guillotinas?

      Juan Manuel del Olmo: Fue tomando un gintonic. Queríamos trasladar nuestro malestar por la situación actual y además abrir una tienda. Fue un cúmulo de cosas. Queríamos representar el clima social en un momento en el que se estaban aplicando los recortes más duros sobre lo público. Y se nos ocurrió ese lema: “RECORTES... son necesarios”.

      O sea, cortar cabezas.

      Bueno, nosotros lanzamos los símbolos y es la gente la que tiene que darles significado. No seremos nosotros los que digamos que hay que hacer eso, pero tampoco los que digamos que no lo hay que hacerlo. Jajaja.

      OK, entiendo que no habéis cortado ninguna de momento.

      De momento no. Aunque a la gente que visita nuestra tienda en la calle de La Palma de Madrid se le ocurren un montón de candidatos. La gente sobre todo apunta a los responsables políticos.

      ¿Y vosotros?

      Nosotros apuntamos sobre todo a los responsables de las entidades financieras. Emilio Botín me cae fatal. Por dar ideas.

      Le apuntáis por su pésimo nivel de inglés.

      No. Si ese fuera el criterio caería antes la alcaldesa esta que tenemos en Madrid. No recuerdo ahora su nombre. Como tampoco he podido votarla…

      ¿Quién os hace las guillotinas?

      Un carpintero de un barrio del sur de Madrid. Al principio se asustó, porque no sabía para que iban a ser utilizadas. Después comprendió el fin del artefacto y ya le cayó bien la iniciativa.

      ¿Para qué quiere la gente una guillotina?

      Un poco de todo. Desde ponerla en el escaparate de una zapatería a organizaciones que las usan en sus protestas sociales. Es ahí donde más triunfan. La guillotina que esperó a Rodrigo Rato en la puerta de la Audiencia Nacional el día de su declaración era nuestra. Todo el mundo nos dice lo mismo: “sólo con una no hacemos nada".

      ¿No son reutilizables?

      Sí, pero yo que sé deben imaginarse una larga cola y se agobian.

      ¿Se podrían usar de verdad para cortar cabezas?

      La cuchilla es de cartón pluma. No sé... si alguien la reemplaza por 20 kilos de acero a lo mejor aguanta. No lo hemos probado.

      Pues dan el pego. Parecen reales.

      Ya pero no podríamos tenerlas en la tienda si tuvieran cuchilla con filo. Sería un arma.

      ¿En qué se ha inspirado el carpintero para hacerlas?

      El diseño se lo dimos nosotros, incluso es desmontable...parece del IKEA. Cada pieza va por un lado y se monta y se desmonta las veces que quieras. Sabíamos que tendríamos que transportarla a menudo.

      Propongo vender el modelo a IKEA y forraros.

      No creo que se atrevan. Los suecos no son de hacer extravagancias.

      Eso es que no habéis visto sus lámparas de papel.

      -

      Temas: guillotina, tienda de guillotinas

      Comentarios