©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      En Uganda están intentando aprobar una ley que sentencia a muerte a los homosexuales

      November 21, 2012

      A no ser que estés mal informado por culpa de los libros sagrados o seas un capullo al que no le gusta la gente diferente porque es rara y da miedo, ser gay es como que Frankie Muniz haga una peli o aquella vez que tropezaste con un adoquín. Es decir, nada que deba importarle a nadie. En Uganda, sin embargo, ser gay parece que sí es importante. Ahí besas a tu novio en público y vas directito a la guillotina, por lo menos.

      El gobierno del país está intentando aprobar una ley para sentenciar a muerte o cadena perpetua a los homosexuales. Aquellos que ayudan y defienden a la comunidad gay (incluso la gente que proporciona tests del VIH) también será sentenciada a siete años de cárcel, y a aquellos que conozcan o sepan de algún homosexual y no lo informen en menos de 24 horas se les encerrará durante tres años, puesto que aquellos que se quieren los unos a los otros, la gente que salva vidas o son amables con los demás, generalmente son encarnaciones del diablo y merecen ser incinerados.

      El año pasado, Rolling Stone (no la revista, sino un periódico de Uganda que se llama igual) publicó un artículo que mostraba las caras de 100 hombres gays y otro artículo los tachaba de terroristas. Intenté contactar con Giles Muhome, el editor jefe de Rolling Stone, pero, por lo visto, el señor no tenía cinco minutos para hablar conmigo. Debe ser un trabajo muy duro ser un gilipollas a tiempo completo. En cambio, sí pude hablar con las directoras de cine Katy Wright y Malika Zouhali-Worrall, que acaban de producir Call Me Kuchu, un documental que sigue a un grupo de activistas gays por Uganda.

      VICE: Acabo de ver vuestro documental y es bastante fuerte. ¿Cómo está la situación ahora mismo?

      Malika Zouhali-Worrall: La ley ha llegado al parlamento. El comité se lo está pensando. Pasarán meses y no sabremos nada sobre el asunto y luego resurgirá de nuevo, seguro.

      ¿Cuál es la opinión del presidente?

      Parece que el presidente está decidido a aprobar la ley y a veces parece que esto es un partido de fútbol entre políticos. Miembros de su propio partido retomarán el tema solo para cabrearle. Además, creemos que hay otros motivos para que se apruebe, aparte de encarcelar a los gays.

      ¿Qué motivos son esos?

      Hay varias razones políticas que no tienen nada que ver con la ideología de la ley. Hay gente como David Bahati, que redactó esa ley, y el pastor Martin Ssempa, que cree fervientemente en ella. Pero a veces parece que existe por razones interpersonales, u otras razones políticas del partido que quedan ocultas.

      El documental sugiere que la homofobia la "trajeron" los pastores americanos que venían a Uganda como misioneros. ¿Crees que es cierto?

      Katy Wright: Es difícil señalar a alguien, pero yo no dudaría de que los evangelistas americanos la avivaron con su extremo vitriolo. No solo la homofobia, sino ahorcamientos.

      Malika: Hay un evangelista americano en concreto, llamado Scott Lively. Un puñado de activistas y periodistas de investigación sostienen que él tomó parte en construir e inspirar el lenguaje de la ley antihomosexualidad hasta tal punto de que lo han demandado en América.

      Intenté contactar con Giles y todo lo que me dijo fue "El Parlamente de Uganda, que es independiente de cualquier interferencia, decidirá si se aprueba la ley o no. Como en cualquier otra democracia, los legisladores representan la voluntad del pueblo. Así que haremos lo que se decida". ¿Crees que ha vuelto a su visión homófoba original?

      Katy:El discurso de Giles tuvo mucho impacto, así que toda la retórica anti-gay que publicó llegó a muchísima gente. Pero nunca he creído que su homofobia estuviese muy arraigada, al contrario que la de otras personalidades religiosas. Los pastores que no creen en la homosexualidad es por la forma en que interpretan la Biblia, así que más o menos puedes entender su problema con los homosexuales. Pero en lo que respecta a Giles, no creo que sea por su interpretación de la Biblia. Creo que es porque le conviene. Echó el lazo a algo que creía que vendería y le daría publicidad.

      Pero hubo una reacción negativa, ¿no?

      Sí, y dejaron de imprimir su periódico. Su giro de 180º no me sorprende, porque tan pronto como empiece a interesar escribir sobre otra cosa, el cambiará de tema sin pensárselo.

      ¿Así que sólo lo hacía para conseguir ventas?

      Malika: Sí, es un oportunista, sin duda.

      ¿Qué hizo su periódico para crear publicidad?

      Usaron todas las tácticas que pudieron para meter miedo. Primero dijeron que los gays estaban reclutando a niños para violarlos en las escuelas, lo cual no es muy diferente de la retórica que se usaba en EEUU en los años sesenta. Después acusó a los gays de estar detrás de ataques terroristas. Para conseguir que la gente apoye la ley tienes que decirles que los homosexuales están cometiendo crímenes que son suficientemente malos como para que tengan que ir a la cárcel o se los tenga que sentenciar a muerte.

      ¿Hay alguna ley de privacidad en Uganda?

      Katy: Eso fue lo que se decidió en el juicio que se muestra en el documental. La razón por la que emitieron una orden fue por la manera en que el periódico había infringido el derecho de la gente a la privacidad, lo cual, probablemente, fue una gran victoria para la comunidad Kuchu. Utilizan todos los elementos de la sociedad de Uganda que pueden y los tribunales parecen ser solo un elemento más.

      ¿Ha publicado Rolling Stone algún artículo polémico más desde que se emitió la orden?

      No, Rolling Stone no ha publicado nada más desde el juicio, y, de hecho, creo que ya ni siquiera existe. El juicio dejó muy claro que había algo raro en ese periódico, puesto que su objetivo era eliminar a los LGBT. Una vez quedó claro que eso era imposible, dejaron de publicar.

      ¿Ha habido violencia hacia los activistas?
      No, pero siguen pasando cosas cada día; la policía acosa a la gente y hay detenciones, incluso los sacan de sus trabajos. Pero, en general, se puede decir que la comunidad de activistas cada vez es más fuerte y su posición en la sociedad está mejorando. Pudieron hacer la primera manifestación del orgullo gay el pasado agosto. Fue un acontecimiento pequeño, pero significó algo enorme para ellos.

       

      Mantente informado sobre el documental Call Me Kuchu en callmekuchu.co.uk

      Sigue a Ryan en Twitter: @ryanbassil

       

      Más movidas gays:

      Este artículo es ilegal en San Petersburgo

      Fotografías de gays enamorados en Vietnam

      Guns n' Roses

      -

      Temas: Uganda, Africa, homosexualidad, gay

      Comentarios