La hijastra de uno de los Black Flag ha escrito un libro de poemas

Por Giancarlo DiTrapano

 

Ya habréis oído hablar de la reunión de Black Flag, está en boca de todos. Lo malo es que por ahora sólo van a dar tres actuaciones y lo más probable es que te las pierdas. Dirás a todo el mundo lo mucho que querías ir y que vaya mierda no conseguir entradas, y luego seguirás con tu vida tranquilamente. Pero hay otra movida interesante que tiene que ver con Black Flag. Ha visto la luz el primer libro de poesía (gay) publicado por una nueva e interesante editorial: Sorry House.  El libro es obra de un intrigante fantasma de internet, Mira Gonzalez. Iba a titular este artículo "La descendencia de Black Flag hace poesía" porque pensaba que era hija de Chuck Dukowski, pero resultó que no; es su padrastro, lo que aún tiene chicha.

El título del libro es I will never be beautiful enough to make us beautiful together (Nunca seré tan hermosa como para hacernos hermosos a los dos juntos). Pero no me cuadra. Mira, ¿te has visto alguna vez? Me da la impresión de que en el mundo debe haber muchas erecciones a tu nombre. Joder, hasta yo tengo el típico enamoramiento de internet por ti, y eso que soy un maldito marica que se zampa culos y pollas gordas con regularidad.

Igual te estoy alabando en exceso. Voy a parar.

VICE: ¿Quién es tu padre?

Mira:Mi padre es un hombre de negocios medio judío y medio mexicano que creo que intenta asesinarme. Mi padrastro es Chuck Dukowski, de Black Flag.

No tengo claras las edades de sus componentes, pero asumo que naciste después de los años de actividad de Black Flag?

Tengo 20 años. Black Flag fue antes de que yo naciera. Mi madre y Chuck se casaron cuando yo era un bebé y he vivido con ellos toda mi vida. Siempre supe que formaba parte de un grupo, pero no supe de la importancia del grupo hasta que fui al instituto y conocí a gente a la que le gustaba Black Flag.

Desde pequeña he escuchado temas del grupo en casa, no había manera de distanciarse de esa música. Conforme me hacía más mayor fui entendiendo las letras de las canciones, y empecé a disfrutar de ella de una forma más independiente. Creo que Black Flag influyó mucho en mi escritura y también en mis gustos musicales.

Chuck tiene ahora una banda llamada The Chuck Dukowski SEXTET. Él toca el bajo, mi madre canta, mi hermano toca la guitarra y un amigo de la familia la batería. Tocan una versión de

"My War" de Black Flag al final de los conciertos. Es divertido oír a mi madre gritarle "Fuck you!" al público. Mi hermano es contorsionista y se dobla por la mitad mientras toca la guitarra.

Muchos de los títulos de tus poemas parecen tweets. ¿Lo son?

Sólo se me ocurre un título que haya sido un tweet anteriormente, "McSweeney’s provocó el calentamiento global"). A veces escribo un tweet y me lo guardo, porque encuentro que funciona mejor como el título de un poema. Otras veces escribo un poema y lo twiteo.

Normalmente los títulos son imágenes recicladas de los poemas, pero yo quiero usar títulos que tengan su propio significado y contenido en vez de destacar lo que hay dentro. No tiene sentido titular "Pájaro azul" un poema sobre pájaros azules, por ejemplo.

Veo Twitter y escribir como maneras para identificar a las personas. Si alguien lee mi Twitter y no piensa directamente que soy una retrasada, pues querré ser su amiga. Si alguien lo lee y piensa directamente que sí, que soy retrasada, probablemente me lo quiera tirar.

Me hace sentir muy bien cuando pienso: Rick Ross debería sentarse sobre mi cara ahora mismo, lo posteo en Twitter y recibo confirmaciones de que tengo razón.

Me parece que has trabajado en un dispensario de marihuana. ¿Eso es verdad o me estoy liando?

Sí, es verdad. Tuve que dejarlo porque me mudé a Nueva York. Probablemente el mejor curro que haya tenido jamás. Me pasaba el día pesando marihuana en una báscula. Mucha gente venía y me pedía consejo sobre tipos de hierba, lo cual era difícil de contestar porque no fumo hierba. Me lo inventaba todo. Decía cosas como "la Purple Haze te hiperactiva muchísimo" y “sí, la OG Kush es muy triposa".

Muchos escritores jóvenes hablan y escriben sin pudor sobre su uso de drogas, incluída tú. ¿Sientes a veces que hay una línea muy fina entre ser honesto sobre un cierto estilo de vida y ser un flipado porque te vas de fiesta?

No estoy segura. No me molan las personas que se jactan de su uso de drogas para ser guays, pero generalmente me irritan más las personas que presumen de su sobriedad.

Si yo no hablara de mi relación con las drogas estaría escondiendo algo de mí misma para que la gente no me juzgara.

No creo que haya nada particularmente guay en mi relación con las drogas. La mayoría de las veces lo hago tomando pastillas yo sola en mi cuarto. Me gustan las pastillas porque no son exigentes ni inconsistentes. Me paso medio pedo desesperada por motivarme y ser productiva, luego me rindo y me pongo a ver porno durante tres horas y sintiéndome bien sobre mi inevitable muerte.

¿Escribir te hace feliz? En otras palabras, ¿qué te proporciona escribir que haga que sigas queriendo hacerlo?

Me siento capaz de expresar mis sentimientos de una manera concisa cuando escribo. Muchas veces siento que si no escribo sobre algo que me ha pasado, es como si no hubiera pasado. Hasta cierto punto escribo compulsivamente. Cuando era pequeña escribía diarios donde hacía listas de cosas. Todavía lo hago. En el instituto escribía mogollón de listas al día; me ayudaban a mantener mis pensamientos en orden, y eso me reconfortaba. Me siento satisfecha cuando expreso algo con exactitud sobre el papel, como si hubiera deshecho un nudo complicado, o como si hubiera estornudado después de intentarlo un buen rato.

Te acabas de mudar a Nueva York. Bienvenida. ¿Te estamos tratando bien?

Gracias. Por ahora me gusta. Parece muy diferente de L.A. pero no sé exactamente en qué. Me gusta que aquí no tengo que conducir. También estoy disfrutando el frío (vi la nieve por primera vez la semana pasada), pero estoy segura de que me cansaré pronto.

No recuerdo mucho de estas primeras dos semanas porque he estado colocada y no he dormido mucho. Creo que me lo he pasado bien. Ahora mismo estoy sentada en el piso de mi amiga en Queens bebiendo una birra y comiendo humus con una cuchara. El gato se ha meado en algún sitio en la casa, pero me da mucho palo levantarme y mirar dónde.

 

***

 

Estos son dos poemas (gay) del libro de Mira.

 

"Lista de subgéneros pornográficos"

Tuve un romance con uno de 29 años que tenía un master en filosofía

tuvimos una cita y me invitó a cenar

después de cenar nos besamos y nos metimos mano en el asiento de atrás de mi coche

me dijo 'voy a correrme en tu barriga' unas 15 ó 20 veces mientras gemía poniendo la polla en diferentes partes de mi barriga

cada vez que intentaba tocársela me apartaba la mano

al final dejé de intentarlo

nunca se corrió en mi barriga

y le daban miedo los ascensores.

 

 

***

 

"El próposito fundamental del corazón es hacer sonidos cardíacos"

La próxima veces que conduzcas tu coche

pensarás en el día que follamos en la cama de mi padre

cuando el sol brillaba encima nuestro a través de las cortinas blancas

y nos sentimos a gusto con la inevitabilidad de la muerte

Sé que a veces, por las noches, compartimos los mismos pensamientos

pensamos que sólo somos libres cuando estamos solos

y que no queremos ser mejores personas

el periódico dice que el sol estalló el martes por la noche

y que el bosón de Higgs ha creado una onda en la continuidad del espacio-tiempo

y que la cerveza es buena para la salud

Tocaré tu cara con todo mi cuerpo

y recordaremos una cierta mañana cálida

cuando éramos insensibles en el espacio entre átomos

y nuestras bocas sabían a los años anteriores de acercamiento inalcanzable.

Puedes comprar una copia del libro de Mira aquí. Os insto a que lo hagáis. Sorry House merece vuestro apoyo.

 

Giancarlo DiTrapano es editor de New York Tyrant. Para más información hacer clic aquí

 

@nytyrant

 

Tags: black flag, mira gonzalez, poetry, writing, literary, sorry house, nytyrant, chuck dukowski

 

Comentar