©2016 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Hoteles de lujo, drogas y coches deportivos: viví un mes de puta madre en Venezuela por 100 euros

      Por Diego Urdaneta

      October 7, 2015

      Imagen vía Vice News.

      La crisis cambiaria y el mercado negro han convertido a Venezuela en una distorsión económica ambulante. Ni siquiera ser el país con las reservas petroleras más grandes del mundo ha podido defendernos de este fenómeno. Venezuela es la cuna de lo absurdo, en donde tenemos (a precio oficial según el CENCOEX) el Big Mac más caro del mundo a 7 eurosy a su vez (a precio de mercado negro) tenemos el Big Mac más barato del planeta que el 21 de septiembre de 2015 vale 0,53 euros.

      Para los no entendidos, según el gobierno el euro cuesta 8,3 bolívares (BSF), en Venezuela actualmente existe control cambiario, y según el mercado negro o mejor dicho y con mucha pena... Vale 812 BSF. Ojo, estoy seguro que para cuando leais esto ya va a costar más. Y s í, en Venezuela el medidor real del valor del dólar y el euro es una puta página de internet. Este país es divertido.

      ¿Sorprendido? No he venido a darte clases de economía de la cual obviamente no tengo la más remota idea. Si fuese buen economista hace 2 años hubiese cambiado todos mis ahorros en dólares o euros para protegerme de esta crisis y no estaría viviendo en esta maravilla de país en donde para comprar papel de culo tienes que hacer una fila de más de 4 horas. Si nos vamos a banalidades y quieres estar a la moda y comprarte un Iphone 6s (ganando sueldo mínimo) tienes que trabajar sin gastar un solo bolívar durante casi 7 años.

      Tampoco vine a darte clases de política y me importa una mierda si eres progobierno o eres de la oposición. Solamente quise ser un buen samaritano y apoyar el turismo en nuestro bello país, quizás con este artículo llegue al Ministerio de Turismo.

      Quise hacerles un favor a todos los mochileros, turistas, abuelos y demostrarles las cosas maravillosas que pueden hacer en nuestra tierra con un solo billete. Si, con un solo billete.

      Siempre quise hacer algo por mi país y que todos se sintieran orgullosos de mí, que Simón Díaz quedara en pañales con mi aporte. Así que me propuse pasar un mes viviendo de lujo en Venezuela con un billete de 100 euros.

      Para tener un poco de orden en esta aventura vamos primero a listar las cosas divertidas que se me pasaron por la cabeza hacer:

      - Alquilar una habitación bien ubicada durante 1 mes.

      - Alquilar una habitación en un hotel 5 estrellas a todo tren.

      - Comprar un billete de avión a la capital (yo vivo en Maracaibo, Zulia).

      - Alquilar durante un día un coche descapotable para dar vueltas por la ciudad y pagar la gasolina.

      - Comprar 238 cervezas sin ninguna razón productiva alguna.

      - Divertirme con cocaína y 21 gramos de marihuana.

      - Pagarles el tanque de gasolina a todas las personas que viven en mi edificio ya que soy una buena persona.

      - Cenar en 5 de los mejores restaurantes de la ciudad.

      - Para contrarrestar el estrés de vivir en Venezuela, ir a recibir masajes exóticos y acupuntura en el centro de masajes más asiático que vea en mi ciudad. Digo lo de asiático ya que tengo un fetiche con las cosas provenientes de Asia.

      Tras listar mis objetivos procedí a vender en el famoso ''mercado negro'' los 100 euros. Ya sé lo que se imaginan: un tipo en una esquina con una chaqueta de cuero, gafas oscuras y gorra de camionero. Pues queridos amigos están viendo muchas películas de Tarantino. En Venezuela vender divisas fuera del mercado propuesto por el gobierno es tan fácil como poner un post en tu página de FB que diga: Vendo 100 euros. Te comentan dos o tres tipos y hacen la compra. La cantidad de billetes venezolanos que equivalen a 100 euroses tan, pero tan grande, que termina siendo bastante inseguro hacer el intercambio con papel moneda y casi todos prefieren realizar una transferencia bancaria.

      Transferí 150 euros a la cuenta de mi comprador (50 eran para pagar unas deudas y los otros 100 para este experimento). Esto son 150 euros en Venezuela en billetes grandes:

      Lo primero que hice fue buscar en Google habitaciones en alquiler para poder dormir como un rey después de cada aventura. Conseguí esta habitación que me costó 9.600 BSF al mes que equivalen a 12 euros. La persona que me la alquiló es un alma caritativa ya que actualmente en Venezuela es muy difícil conseguir una habitación o un piso por los precios irreales y la alta inflación. El gobierno no te deja subir más del 20% anual de cuota y con la inflación actualmente rondando el 150% los precios terminan siendo irreales y siempre pierde el dueño del piso o la habitación.

      Mi próxima aventura obviamente tenía que ser más divertida y me propuse pasar una noche en un hotel 5 estrellas. Al llegar al hotel, que por cierto está subsidiado por el Gobierno Bolivariano de Venezuela, me pareció un poco ridículo el precio: 7000 BSF la noche con buffet para el desayuno incluido y piscina todo el día. Estamos hablando de 8,7 euros la noche. Al subir a la habitación no les voy a negar que me sentí la persona más cool del planeta, pero a fin de cuentas ya sabéis que esto era trabajo, ¿no?

      Recordé que tenía vida personal además de este experimento para VICE (quisiera vivir haciendo este experimento todo el año) y compré un pasaje para Caracas, la capital de Venezuela y los asesinatos, ya que tenía que asistir a un evento allá. Caracas es un poco más costosa (como toda capital) que mi ciudad Maracaibo pero igualmente podríamos pasarlo bien con un presupuesto más elevado... Calculo que 50-70 euros más. Un pasaje por avión cuesta 6.500 BSF que son 8 euros aproximadamente. Sí, con 8 euros te montas en un viaje de 50 minutos hasta la capital. Que viva Chávez, Maduro y Miss Venezuela.

      Hasta ahora había gastado 54,7 euros de mi presupuesto, todavía queda mucho por hacer.

      Uno de mis tantos sueños que no he logrado cumplir es tener un coche descapotable. Llamadme estúpido o superficial pero siempre quise ir despeinado por la ciudad con una rubia en el asiento de copiloto escuchando a AC/DC. Soy humano y tengo necesidades y sentimientos. Por suerte vivo en Venezuela la tierra donde lo imposible es posible. Mierda, qué buen slogan para impulsar el turismo. Después de unas llamadas y búsquedas en nuestro gran amigo Google di con el auto indicado: un Cadillac rojo del 59.

      En verdad estaba muy emocionado ya que el Cadillac siempre fue un auto que tenían solamente las personas con dinero.

      Alquilar el Cadillac fue uno de mis días favoritos de esta odisea. Me cobraron 5500 BSF que vendrían siendo 6 euros por 12 horas en esa belleza, también por el mismo precio me incluían un chofer si yo lo deseaba.

      Conducir este coche por la ciudad me hizo sentirme como un actor durante un rato, es como si los rayos del sol te invadieran el cuerpo y te dotaran de una especie de súper poderes que hacen que llames la atención en cada esquina que vas. Me pidieron más de 30 fotos en todo el día, tanto conmigo como con el coche. Lo que más me impresionó de este día no fue conducir el automóvil y lo difícil que se me hizo, ya que no es lo mismo un vehículo de 2015 que uno del 59.

      Lo más impresionante fue la historia que me contó el dueño del auto cuando se lo devolví. Me comentó que es Ingeniero y siempre amó tanto el negocio de los coches que rechazó una oferta proveniente de México de 7000 dólares mensuales por sus servicios como Ingeniero. Y lo hizo porque en 2002 (año en el que le llegó esta oferta) en Venezuela generaba esa misma cantidad de dinero con su negocio soñado de alquiler de coches de lujo.

      La gasolina es un tema bastante caliente en mi país en estos días. Un litro de gasolina de 95 octanos cuesta 0,097 bolívares. 0,048 bolívares por litro es la tarifa preferencial del diésel, el más utilizado por el transporte público. Llenar un tanque de 40 litros de gasolina de 95 octanos cuesta menos de 4 bolívares y de 60 litros menos de 6 bolívares, en ambos casos mucho menos de 0,30 euros. Dicho esto, en la frontera con Colombia el litro de gasolina aumenta hasta a 83 BSF por litro. Es decir, hay negocio en contrabandearlo a la frontera pero ya eso harina de otro costal y no me voy a adentrar en eso.

      Para llenar el tanque de este Cadillac sirvieron 3 monedas de 1 BSF, en Venezuela las monedas sirven única y exclusivamente para la gasolina y de verdad no voy a sumar eso al experimento. Yo lo pago de mi bolsillo, tranquilos. Hasta ahora he gastado 59,7 euros.

      Siguiendo con la lista, ahora me tocaba comprar 238 cervezas sin ninguna razón alguna. Podría dividirlas en 7 por cada día de semana del mes, podría inventarme cualquier otra excusa para ese número pero en verdad no la tengo. Sinceramente el numero 238 me pareció exótico.

      Prosigo a dirigirme a un depósito cercano de licores para comprar 7 cajas de cervezas. Cada caja de cerveza vale 1200 BSF lo que se traduce en 1,5 euros por caja de 34 cervezas. En las 7 cajas de cervezas gasté un total de 10 euros. S í, 238 cervezas por 10 euros. Os reto a que logréis eso en vuestro país. Meteos vuestro primer-mundismo por el culo, aquí en Venezuela le damos prioridad a la gasolina cuasi gratis y al alcohol.

      Ninguna historia de este estilo iba a estar completa sin drogas, jamás. Actualmente estoy viendo la nueva serie de Netflix ''Narcos'' y repito una frase de Wagner Moura que hace de Pablo Escobar en la serie: ''Lo que pasa es que usted no tiene visión camarada, si aquí en Latinoamérica se vende a 10 dólares, imagínese en cuanto se la podríamos vender a los gringos''. Sabio mi querido Pablo.

      En Venezuela te compras 1 bolsa de buena calidad de cocaína de 3 gramos por 5000 BSF. Algo como 5 euros por 3 Gramos. Es impresionante, pero más impresionante es la cantidad de marihuana que puedes comprar por 6000 BSF que vienen siendo 7 euros.

      Con 7 euros en Venezuela compras 20 gramos de marihuana, amigo mío. Si antes te daba miedo venir a Venezuela por las tonterías de los atracos y eso ahora con esta información sí que vas a querer venir, ¿verdad? Puedes pasar un mes entero fumando yerba y no se te terminaría.

      Después de todos estos excesos sentí remordimientos de conciencia y quise devolverle algo al mundo, aunque no lo creáis aspiro a ser una buena persona. Salí un rato de la habitación en la que me he estado hospedando y volví a mi verdadero hogar para hacer una obra de caridad. Allí convivo con 45 personas y casi nunca les doy los buenos días. Quise remendar un poco esto. Hablé con el presidente de mi edificio y le pregunte si tenía problema en que les pagara el tanque de gasolina de sus automóviles a todos y obviamente me dijo que no habría problema alguno: el costo total de pagarle la gasolina a 32 automóviles fue de: 120 BSF que se traducen en menos de 2 euros.

      Si ya el tema de la gasolina os tiene cansados, vámonos a algo que todos amamos: la comida. Me considero un conocedor de la gastronomía de mi ciudad y afortunadamente está llena de buenos restaurantes. Hice una selección de mis 5 restaurantes favoritos para ir de noche y ver cuánto gastaba en 5 cenas. Los resultados fueron 50% tristes y 50% impresionantes les adelanto.

      Aquí os enseño 1 euro en 8 billetes de 100 BSF que es el valor del pescado y, a su vez, el billete de máximo valor en Venezuela.

      Comí pastas, ensalada césar, pizza, pescado, hamburguesas y risottos. El coste promedio de cada plato de comida con su bebida era de 1500 a 1700 BSF o mejor dicho 1,8 euros. Haber viajado por el mundo te da un cierto conocimiento de los precios de estos platos en otros países y siendo muy pero muy optimista en esos platos me gastaría al menos 50 euros.

      Pero por suerte vivo en Venezuela y después de esas 5 cenas gasté la enorme y grosera cantidad de... 9 euros.

      Aquí aproveché una oferta de estos dos platos por 2 euros

      Hasta esta parte había gastado en total 90,9 euros, aun me quedaban 9,1 gloriosos euros.

      Ya me estaba entrando la depresión por haber casi terminado mi gran experimento y tuve la genial idea de ir a que me dieran unos buenos masajes en el centro de relajación más asiático que encontrara. Por suerte tengo a un amigo trabajando como community manager de un centro de masajes y lo pude contactar. Al poner un pie en ese lugar les juro que sentí que estaba en otro país, la vibración relajante que se respiraba ahí dentro no se parecía en nada a lo que se respira en la ciudad. Quizás fue la experiencia más rara de todas, ya que después de prepararme para entrar a recibir mi combo de masajes más acupuntura, el olor a marihuana que percibí fue tan grande que no pude evitar preguntarle a la recepcionista. Su respuesta fue mejor de lo que esperaba: ''Claro señor, esas son las plantas medicinales que usa la Dra. para frotarse las manos antes de realizar la acupuntura y los masajes''. Mierda, esta Dra. se lava las manos con cristales de yerba ya que según ella le purificaba las manos.

      Esto me pareció bastante loco y divertido y procedí a acostarme en las camas de masajes. Nunca había recibido este tipo de masajes quiroprácticos y mucho menos acupuntura, la verdad es que la experiencia me gustó bastante y volvería a repetirla.

      El precio por este combo de acupuntura y masajes quiroprácticos fue de 2000 BSF que se traducen en 2,5 euros. Al sacar cuentas me quedaba presupuesto y acudí al centro 2 días más = 7,5 euros en total.

      Al llegar al final de este experimento me di cuenta de la triste realidad en la que vivimos los venezolanos. Pero no todo es triste queridos amigos extranjeros, para vosotros Venezuela es el destino soñado.

      Y como ya os mostré todo lo que se puede hacer en Venezuela con un billete de 100 euros, ahora les muestro lo que se puede comprar con un billete de 100 BSF, el billete de mayor denominación de mi país. Esto:

      Para los que no saben, esto es el equivalente a la Nutella. Si, con el billete de mayor denominación en Venezuela puedes comprar solo esto.

      NOTA: Este artículo fue modificado el día 8 de octubre a las 11 de la mañana.

      Temas: Venezuela, dinero, crisis, crisis monetaria, economia, 100 euros, cosas que se pueden hacer con 100 euros, vivir un mes con 100 euros, irse de putas, cocaína, coches de lujo, marihuana

      Top Stories