Ya sé que eso del satanismo no está mal visto hoy en día, pero fijo que tu imagen caería en picado si una noche Satán se dejara caer por una fiesta tuya. Seguro que no iba a llevar a las chicas a caballito ni tocaría la guitarra como el buenazo de Jesucristo.

Comentar