Si este es el aspecto que tienen aquellos que nos han de proteger de la delincuencia, casi prefiero regalarle mi cartera al próximo quinqui que vea.

Comentar