Piensa en todos los disfraces que podrías ponerte y tú vas y te poner el de Profesor Moco. Y te llevas contigo a un extraño fantasma de los bosques que salió en un anime del que ya nadie se acuerda. ¿Esto es vagancia o simple y llano oscurantismo? ¿Y por qué los animadores japoneses tienen siempre que ponerle orejas de gato o cuernecitos de borlas a las chicas no humanas? Por favor, decidme que no se trata de algún tipo de retorcido fetichismo. (Ya lo sé, ya lo sé. Lo es.)

 


Especial San Diego Comic-Con con Christy Karacas de Superjail!

Comentar