Muchos nenes con pelo de polla atraviesan esta fase después de ver fotos antiguas de Arthur Lee. “Joder, no hay nadie que mole más. ¡Qué pintazas de puta madre! Si me visto igual voy a follar como un cabrón”. Y luego van y salen así en público y se dan cuenta de que no hay ni un solo tío que no tenga ganas de hostiarle.

Comentar