©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      SPACED OUT: Espacio exterior de código abierto

      NOTA: Para activar los subtítulos en castellano tenéis que hacer click en segundo icono en el player de Youtube.  Cualquiera con suficiente cabeza y huevos podría construir su propio cohete y enviarlo al espacio. O al menos eso quiere demostrar el proyecto abierto sin ánimo de lucro Copenhaghen Suborbitals. En septiembre, Motherboard fue a Dinamarca...

      Ver más

      NOTA: Para activar los subtítulos en castellano tenéis que hacer click en segundo icono en el player de Youtube. 

      Cualquiera con suficiente cabeza y huevos podría construir su propio cohete y enviarlo al espacio. O al menos eso quiere demostrar el proyecto abierto sin ánimo de lucro Copenhaghen Suborbitals.

      En septiembre, Motherboard fue a Dinamarca para conocer a los pioneros de esta nueva ola de exploración espacial "háztelo tu mismo" para descubrir cómo fabricar cohetes espaciales caseros. Fundado en 2008 por dos ingenieros aficionados, Kristian von Bengston y Peter Madsen, Copenhagen Suborbitals está ahora comprometido con un círculo de más de 20 especialistas decididos a crear la primera nave espacial tripulada casera, para adentrarse en un vuelo suborbital.

      Si tiene éxito -el lanzamiento tripulado planea hacerse en algún momento en los próximos años- Dinamarca sería el cuarto país en el mundo, después de China, en haber conseguido lanzar un cohete tripulado al espacio. 

      Lo que nos parece excepcional de tal proeza, si se consigue llevar a cabo, es la habilidad de Kristian y Peter en hacer esto con el mísero presupuesto de unos cientos de miles de dólares, frente a las decenas de millones de dólares que le cuesta a las agencias financiadas por el gobierno y la creciente marea de compañías privadas como SpaceX, Virgin Galactic o Bigelow. 

      Aquí tenemos el boceto de Copenhagen Suborbitals para su cápsula Tycho Deep Space II. Estos bocetos y diseños invitan a otros a sugerir mejoras la geometría y los subsistemas existentes. (Crédito: Kristian von Bengston)

      Hasta la fecha, sus logros son impresionantes: su cohete de combustible sólido y líquido, el HEAT-1X, es el primer cohete amateur lanzado con un maniquí de prueba de choque en el interior, y el primero en realizar un exitoso Main Engine Cut-Off, o comando MECO, y el primero lanzado desde una plataforma marítima de "bajo presupuesto". Es además, el cohete espacial amateur más potente jamás lanzado. 

      Si estás intentando ir al espacio, no tiene sentido que te lo calles. Como Copenhagen Suborbital es un proyecto de código abierto, fueron capaces de atraer especialistas locos por espacio dispuestos a colaborar con su capital humano a cambio de formar parte de algo nuevo y emocionante, pero también recaudaron donaciones, soporte de producto y crítica constructiva de ávidos seguidores de todo el mundo. No han hecho público específicamente cuanto necesitan recaudar, pero estiman que un lanzamiento típico debe costar unos 50.000€ o unos 63.000$. A día de hoy, siguen recibiendo donativos utilizando una campaña IndieGogo.

      Ver menos

      Comentarios