Ojo, mucho ojo

Adrián Portugal

Por Bernardo Loyola

En VICE estamos obsesionados con Perú. Hemos viajado ahí más de una vez para producir documentales sobre Wendy Sulca, el huayno y el Takanakuy. Igual que México, Perú es un país con una cantidad infinita de historias fascinantes que van mucho mas allá de Machu Picchu y los chefs estrellas que han puesto al ceviche de moda. Y si bien, fotógrafos de todo el mundo han viajado ahí para hacer trabajos documentales, creemos que nadie tiene mejores historias que los fotógrafos locales del colectivo Supay Fotos. Adrián Portugal es uno de los fotógrafos del colectivo, y quien tomó las fotos de Lu.Cu.Ma. para el último número de nuestra revista. El primer trabajo que vimos de Adrián fue Recuerdo de Aguadulce, así que lo contactamos para que nos platicara un poco más sobre Supay Fotos y sobre sus fotos de esta playa limeña.

VICE: ¿Desde cuándo te dedicas a la fotografía y cómo llegaste a esta profesión?
Adrián Portugal: Yo estudié Comunicación audiovisual, pero tomaba fotos desde el colegio. Al terminar la universidad, unos amigos que trabajaban en fotoperiodismo siempre conversaban sobre lo que habían visto en el día, ir de un gran incendio al ballet nacional, de Palacio de Gobierno a un concierto de cumbia, pasar de realidades tan opuestas en pocos minutos y tomar fotos todo el día: me interesaba ese mundo. A las semanas estaba buscando trabajo como fotoperiodista y estuve seis años en esa área. Ahora hago proyectos de foto y video documental.

¿Me podrías hablar del colectivo Supay Fotos? Los mejores documentales fotográficos que he visto de Perú son las de sus fotógrafos.
Justamente nos conocimos trabajando en prensa, casi todos en el mismo periódico, o más bien en una cadena de varios diarios, incluyendo prensa amarilla. Allí en la oficina nos dimos cuenta de que cada uno desarrollaba sus propios reportajes por su cuenta, y que teníamos gustos e intereses en común sobre la fotografía. Eso, sumado a que en los periódicos donde trabajábamos no tenían interés ni suficiente espacio para publicar nuestras historias, nos impulsó a formar el colectivo para difundir nuestro trabajo.

¿Quiénes son y qué los une? ¿Qué temas les interesan? 
Somos seis fotógrafos: Ernesto Benavides, Roberto Cáceres, Max Cabello, Marco Garro, Giancarlo Shibayama y yo. En principio nos une la amistad, es lo que nos ha mantenido juntos porque no es sencillo tomar decisiones en grupo. Nos gusta el reportaje o ensayo fotográfico sobre personajes y lugares de nuestra cultura que queremos conocer más, entender o resaltar porque los encontramos valiosos. Y tratamos de que se sienta nuestro punto de vista sobre el tema, darle una mirada personal que se transmita mediante el lenguaje visual. Creo que tratamos de no decir nunca lo obvio, de que haya ambigüedad o misterio en cada imagen. Reflejar lo que hay en nuestra cultura, donde todo se mezcla y siempre está pasando algo cuya explicación no es sencilla.

¿De qué se trata Recuerdo de Aguadulce? ¿Qué buscabas capturar?
En principio me atrajo el colorido, el caos y la sensación de fiesta que se vive en esta playa [Aguadulce]. Después me gustaba cómo la gente se mostraba, con orgullo de ser como cada uno es. Y finalmente me di cuenta de que el tema de fondo era la libertad, que en esa playa la gente se manifiesta con mucho más libertad que en cualquier otro lugar de la ciudad.

¿Lo que se ve en tus fotos de Aguadulce es algo común de las playas peruanas?
Es la playa más popular de la ciudad de Lima, donde más gente va. Hay otras playas más exclusivas, pero me gusta esta porque concentra muchos aspectos de la cultura popular, que es la mayoritaria en mi país. En muchas playas todos se cuidan de verse de tal manera, de lucir tal figura y vestir tales ropas, en esta no: cada uno es como es, tiene lo que tiene y finalmente eso no es importante, lo importante es disfrutar de la playa y celebrar la vida.

Háblame de los fotógrafos que trabajan ahí.
Todo tiene que ver con la competencia y la necesidad de llamar la atención: el escenario más llamativo es el que atrae más gente, y donde se ganará más dinero. Entonces los fotógrafos montan escenarios rodantes para atraer clientes para sus retratos. Los escenarios más difundidos son las playas estilo Caribe, la selva amazónica llena de animales salvajes, y los escenarios infantiles con los dibujos animados de moda. Para mí esos fotógrafos son unos artistas porque han creado un estilo único: sus retratos tienen una estética propia y son muy potentes porque hacen que la gente pose con actitud en un escenario fantástico donde se mezclan elementos de dos y de tres dimensiones.

¿Por qué crees que la gente quiera tomarse fotos con una enorme fotografía de una playa en Bahamas, cuando ya están en el mar de verdad?
Hay muchas respuestas e interpretaciones posibles. Las más opuestas serían: A) Porque la gente no se conforma con la playa real y prefiere fantasear con haber estado en un lugar soñado pero inaccesible a la vez. B) Simplemente porque llama la atención: la experiencia y la foto resultantes son divertidas.

A mí este tipo de retratos me dio una señal que completaba el tema de la serie: esta playa es un espacio de libertad, esta libertad no tiene límites y se convierte en fantasía. Entonces la foto que se lleva la gente de recuerdo, es la de haber estado en un lugar de fantasía, que es el escenario pintado o inventado en Photoshop, surgido de la cabeza del fotógrafo y de las fantasías de todos los veraneantes juntos.

¿Cuánto tiempo te tomó hacer este proyecto? ¿Fuiste muchas veces?
Fui varios domingos de verano, aproximadamente durante tres años.

Las fotos se expusieron en Lima el año pasado. ¿Cómo fue la recepción de la gente?
En general la gente se divertía, se conectaba y se sentía identificada con las situaciones, porque Aguadulce es como un lugar icónico de Lima que ha cambiado mucho desde inicios del siglo XX cuando se hizo balneario. Los que no conocían, les llamaba la atención, sobre todo el estilo de los escenarios ambulantes. Y para otros era algo totalmente nuevo, un mundo que nunca habían visto y trataban de comprender.

¿En que proyectos estás trabajando ahora?
Algo bastante distinto, sobre las peleas de Vale Todo y Kickboxing en Lima.

Puedes ver más trabajos del colectivo Supay Fotos en www.supayfotos.com.

 

Más Ojo, mucho ojo aquí.

Comentar