©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Me topé con una fiesta de Alicia en el País de las Maravillas en el desierto de California

      August 9, 2012

      A veces tienes que tomar una desviación para encontrar, no lo que estás buscando sino, lo que no sabías que estabas buscando. Eso fue lo que nos pasó en mayo mientras manejábamos por California, en el desierto de Death Valley. A 230 kilómetros del supermercado o la gasolinera más cercana, está Darwin.

      Darwin es un pequeño pueblo con sólo 35 personas, y muchos de ellos se conocieron hace 35 años, mientras disfrutaban de las aguas termales del Death Valley.

      Primero conocimos a J. Nos recibió con los brazos abiertos y se tomó su tiempo para mostrarnos el lugar. Resulta que Darwin tiene una larga historia y solía ser una ciudad muy activa con más de 3,500 habitantes, muchos de ellos mineros que trabajaban en las montañas del pueblo.

      Ahora las minas están abandonadas, y J las recorre en busca de piedras. Hace arte con sus piedras. Esculturas hermosas que exhibe frente a su casa. El remolque de J está lleno de fotografías de su vida. “Esta es mi ex esposa”, dice J. “Fue una hermosa bailarina de ballet”.

      J tenía un negocio con más de 30 empleados. Pero según me dijo: “Cuando el dinero se interpone entre las personas, sacan lo peor de sí y no me gusta”.

      Aquí no hay dinero para gastar. De hecho, el único empleado en Darwin es el que maneja la oficina de correos. J me cuenta que todos tienen sus propias razones para vivir en Darwin. Todos han vivido en grandes ciudades, pero al parecer les gusta la tranquilidad y las libertades que les ofrece Darwin, una historia común entre las comunidades de retirados en los desiertos estadunidenses.

      Después de dos horas de turismo espontáneo, J nos dijo que habíamos llegado para la fiesta anual de Darwin, “Magia primaveral”. Una vez al año, familiares y amigos se reúnen en un festival de tres días. El tema de este año es "Alicia en el País de las Maravillas ".

      Todos nos reunimos en el salón de baile de Darwin, y pasamos el fin de semana bailando, comiendo cosas deliciosas y tiñendo cosas. Fue una experiencia muy bizarra.

      Puedes ver más trabajos de Rasmus aquí y más de Camilla aquí.

      -

      Temas: Darwin, USA, Festivals, parades, fancy dress, alice in wonderland, desert

      Comentarios