Astrología de la Liberación

Con el perdón del cielo

Por Óscar de Pablo

¡Qué vergüenza! Antes de que nos deshiciéramos del viejo nazi, el viejo nazi se deshizo de nosotros. ¿Y ahora quién podrá ayudarnos? ¿Quién podrá orientarnos por este valle de lágrimas, ahora que el anciano perverso fue vencido por el hastío de la farsa, o bien por un inesperado sentido del pudor? Como parece que ni siquiera la institución del papado nos resulta suficientemente arcaica y ridícula, hemos preferido recurrir a la mitología griega, aun más arcaica y ridícula, para que arroje alguna luz sobre nuestros destinos. Le preguntamos su opinión a los astros, y ellos, como cada semana, no dijeron ni una palabra; pero, como el que calla otorga, asumimos que aprueban con entusiasmo el contenido de estos horóscopos.

 

Aries: Las organizaciones obreras alemanas (sindicales, socialistas y comunistas) contaban con millones de miembros cuando el nazismo las proscribió. Es falso que la totalidad de la juventud alemana apoyara a Hitler. Sólo lo hicieron sus peores elementos. Tú sabes quién eres, Joseph Aloisius Ratzinger. 

Tauro: Pues sí: “La religión es el suspiro de la creatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación sin espíritu. Es el opio del pueblo”. Eso del “opio del pueblo”, sin embargo, no es tan divertido como suena.

Géminis: A diferencia de la religión, la ciencia no pretende ser un conjunto de verdades, sino un método de aproximación continua a la verdad. Confía en que se le corrija. Dado que pone a prueba sus hipótesis, éstas resultan fructíferas incluso al ser refutadas.

Cáncer: No juzgues las religiones por lo que dicen de sí mismas sino por lo que son y lo que han sido en la historia. Los famosos “principios sociales del cristianismo” llevan dos mil años mostrando su capacidad de convivir con las peores injusticias, en general justificándolas.

Leo: La Inquisición ya no es lo que era, pero el estado capitalista sigue inmiscuyéndose en tu vida privada. Lo que cada quien haga con su propio cuerpo no debería ser asunto de jueces ni de policías.  

Virgo: El capitalismo ha vuelto obsoletas la familia y la religión organizada, pero no deja de necesitarlas y por lo tanto las impone. Hoy son los dos bastiones principales de la opresión de la mujer. Sólo se les puede combatir combatiendo al sistema social que los hace necesarios.

Libra: De los trabajadores no sólo se espera que produzcan mercancías; también se espera que produzcan más trabajadores. Se espera de ellos que se reproduzcan, no que gocen. ¿Por qué será que la moral dominante condena toda actividad sexual que no conduzca a la sala de partos?

Escorpión: El ideal de familia monogámica no existió desde siempre ni existirá para siempre: surgió con la división de la sociedad en clases y es posible que con ella desaparezca. Fue la necesidad del hombre de controlar a quién hereda su propiedad y su estatus lo que llevó a reglamentar la sexualidad de la mujer.

Sagitario: Los curas, esos viejos misóginos, condenan la pornografía con las mismas palabras que ciertas feministas. He ahí un matrimonio sospechoso.

Capricornio: Cuando el ser humano conquiste el control sobre su propia vida material, la religión perderá su razón de ser. Haremos del Vaticano un Museo Internacional de las Mitologías. Cada  iglesia de pueblo será una escuela de pueblo.

Acuario: Es gracioso que muchos católicos usen la palabra “dogmático” como insulto.

Piscis: La única forma de combatir las ilusiones supersticiosas es combatir la realidad miserable que requiere de ilusiones. Dejemos de despotricar contra los dioses y pasemos de la crítica del cielo a la crítica de la tierra, que bastante falta hace.

 

Anteriormente en la Astrología de la liberación:

El petróleo, la constitución y el puente

 

¿Quieres saber más de los astros? Ve a nuestra columna Astrología de la liberación.

Comentar