Astrología de la Liberación

La cuestión del estado y el estado de la cuestión

Por Óscar de Pablo


Foto de Alejandro Mendoza.

Las estrellas están de plácemes, si no en el cielo, al menos en los galones de la oficialidad, pues en México se celebra el Día del Ejército. En una feliz coincidencia, también se cumplen cien años del golpe de estado conocido como la Decena Trágica y del subsecuente asesinato de don Pancho Madero a manos de… bueno, del ejército. Por desgracia para él, entre sus muchas supersticiones no se contaba la única buena: la Astrología de la Liberación. De haber consultado su horóscopo en Vice, otro gallo le hubiera cantado. Por eso, para sacarnos un poco de nuestro estado de ignorancia, los astros quisieron hablarnos un poco de nuestro otro estado, el estado capitalista. Tan simpáticos, los pinches astros.

 

Aries: Recuerda que el estado no es sino el conjunto de las fuerzas armadas que defiende las relaciones de propiedad vigentes. Y con “relaciones de propiedad vigentes” quiero decir los privilegios de la clase económicamente dominante.  

Tauro: Dicen que imaginar una sociedad sin estado es una fantasía anarquista. Pero el estado es un producto de la historia; no existió siempre. Suponer que existirá para siempre es la verdadera fantasía ideológica, ten cuidado de no caer en esa trampa.

Géminis: No debes olvidar que la violencia estatal es un resultado inevitable de la separación de la sociedad en clases. El problema del anarquismo no es que desee una sociedad sin estado ni antagonismos sociales, sino que imagina que es el estado el que produce los antagonismos sociales, y no al revés.

Cáncer: Para avanzar hacia una sociedad igualitaria y sentar las bases para la desaparición de todo estado, se necesita una revolución que desarme al estado de los capitalistas y lo remplace con un estado de los trabajadores, gobernado por conejos obreros. Extendido a nivel mundial, ese será el único estado capaz de disolverse poco a poco en la sociedad.

Leo: Estar administrado por un gobierno “socialista” no cambia la naturaleza de clase de un estado. El estado burgués chileno se mantuvo intacto tras la elección del  Salvador Allende y por eso pudo derrocarlo tres años después. Hoy, los estados venezolano, boliviano, ecuatoriano, etcétera son los mismos estados capitalistas que ejercieron las dictaduras represoras del siglo XX.

Virgo: El estado está hecho de seres humanos y ni siquiera de los mejores. ¿Y pretenden tener derecho a intervenir en las cuestiones privadas de los ciudadanos, como la sexualidad o el aborto? ¿Pretenden tener derecho sobre la vida y la muerte de los reos? No les concedas ese derecho, Virgo.

Libra: En abril de 2011 la policía reprimió una marcha del SME; los electricistas se resistieron y al final quedaron arrestados diez de ellos. La semana pasada soltaron a nueve. El que falta se llama Jorge Ulises Uribe. Creí que debías saberlo, Libra.

Escorpión: Los trabajadores exigen en sus luchas más presupuesto y mejores condiciones de trabajo para cumplir su función productiva. La función de los policías no es producir, sino reprimir a los trabajadores. Pedir mejores condiciones de trabajo es pedir macanas más duras y armamento más mortífero. No deben formar parte del movimiento obrero.

Sagitario: La función represiva de la policía es cotidiana. La función policiaca del ejército es (o debería ser) excepcional, aunque los últimos gobiernos la han hecho cotidiana. Un hombre acostumbrado a reprimir a su gente día a día difícilmente podrá desarrollar solidaridad con ella.

Capricornio: Los revolucionarios pueden usar los parlamentos burgueses como plataformas de denuncia desde la oposición, pero no postularse para administrar el estado capitalista, entre otras cosas porque podrían lograrlo.

Acuario: Como todo político burgués, el reformista respeta los límites de lo que puede conseguirse dentro del marco estatal actual; pero, además, hace creer que esos límites no existen.

Piscis:El estado cubano, por ejemplo, defiende relaciones de propiedad proletarias, pero no está gobernado por una democracia obrera, sino por una burocracia privilegiada, nacionalista y conservadora. Es un estado obrero deformado.

 

Anteriormente: 

Con el perdón del cielo

 

¿Quieres saber más de los astros? Ve a nuestra columna Astrología de la liberación.

Comentar