©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Cinco razones que demuestran que Ryan Gosling no es perfecto

      January 16, 2013

      Por Clarisse Loughrey

      Con el inminente estreno de Gangster Squad puedes estar seguro de que los medios de comunicación nos van a avasallar con motivos para proclamar a Ryan Gosling el portador del título de "Persona más cool del año" (esto existe, y sí, lo ganó el año pasado). Pero como escribir un artículo echándole flores estaría facilísimo para nosotros, periodistas duros, la pregunta que nos hacemos es la que se hace todo el mundo: ¿cómo demonios puede ser tan perfecto? Tiene que haber algo de este güey que no esté chingón. No es posible que un ser humano sea tan impecable... ¿Verdad?

      Únete a nosotros en esta odisea de proporciones épicas en busca de cinco cosas que no rifan de Ryan Gosling. Porque nada es imposible.

      1. De chiquito era un fantasma

      Ok, encontrar el primer defecto fue bastante fácil. Les voy a confesar un secreto potencialmente fulminante: odio a Gosling cuando era un mocoso. Posee lo que yo juzgo como un inapropiado nivel de “buenaondez”que resulta exasperante si tienes que soportarlo más de dos segundos. Claro que Gosling podría decir en defensa propia que era Mickey Mouse el que le obligaba a llevar piyamas cuatro tallas más grandes y a canturrear temazos para no dormir, como éste. Pero la entrevista de arriba es 100% Gosling: lanzando joyitas como esta con una confianza desbordante:

      "Me gusta el hockey porque es como súper padre, puedes como hacer todas estas cosas y marcar goles y cosas así, eso es lo que me encanta del hockey".

      ¡Quítate la maldita gorra que llevas para atrás y empieza a desarrollar algo de vergüenza propia, como el resto de nosotros!

      2. Justin Bieber es su primo segundo en undécimo grado

      Lo que por asociación le hace cero chingón. Un apunte: por lo visto Bieber también está emparentado con Avril Lavigne y Celine Dion, según la web Ancestry.co.uk. Estos datos sugieren que Canadá es un lugar muy, muy pequeño. 

      3. Intentó tatuarse a sí mismo y el resultado da pena

      No contento con que lo tatuara un profesional, Gosling decidió hacerse uno él solito en un punto aleatorio sobre su codo izquierdo. Supuestamente es la mano de un monstruo, pero, como era de esperar, con sus intentos de aficionado, parece más una rama amputada muy peluda. A ver, no es tan jodido como el tatoo de Zac Efron que pone YOLO (You Only Live Once, una especie de Carpe Diem pero sin propósito alguno que me hizo derramar una lágrima por la raza humana) pero aún así el de Gosling es bastante ridículo. Esto es, por supuesto, el tipo de mierdas que llevaría a cabo nuestro Ryan de amor.

      4. Encarnó al Joven Hércules

      Maneras de joder el gran legado de Kevin Sorbo y Hércules, sus viajes legendarios. ¿Qué es peor en este video? ¿Los espantosos diálogos e interpretación, o el mega bronceado y lacio pelo rubio de Ryan?

      5. Las niñitas le dan carrillón cuando intenta hacer ballet

      Ryan admitió una vez que había empezado a asistir a clases de iniciación al ballet por ninguna otra razón que su placer personal, pero resultó que no se le daba: "Soy tan poco flexible que tienen que sacarme una barra especial cuando hacemos trabajo de barra en clase. Es una barra pequeña y no puedo ni subir la pierna. Hay dos niñas de 7 años que se sientan a mi lado, me miran y me odian como si devaluara todo su trabajo por estar ahí, onda: 'Eres demasiado viejo, no se te da y además te he visto en pelis y es muy raro que estés aquí'".

      Creo que la cosa fue esa escena de Step Up con Channing Tatum. ¿Han visto cómo menciono a Channing Tatum en un artículo de Ryan Gosling? Se me ocurrió que podía aprovechar para clavarle una puñalada venenosa, ya que "el gran Chan" le arrebató el título al “Hombre más sexy del año”. Aunque esto no cuenta como defecto, ya que sólo fue así porque Ryan no hizo la peli donde se arrancaba la ropa y le refregaba el paquete a unas morras en la jeta.

      ¡Y ya está! Lo conseguimos. Estos son los cinco hechos —y los únicos— sobre Ryan Gosling que no rifan. En serio, los retamos aquí y ahora a encontrar algo más que tenga este papito que no sea chingón. Este hombre es tan perfecto como la destreza de de Nina Sayer bailando ballet, y además sin enloquecer y morir en el proceso.

       

      Sigue a Clarisse en Twitter: @clarisselou

       

      -

      Temas: Ryan Gosling

      Comentarios