©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Llamada desde Lagos: Un país sumergido

      October 17, 2012

      La primera vez que escuché sobre la reciente inundación en Nigeria, me imaginé que se trataba de otra lluvia torrencial, como las que solemos tener en Lagos, pero estaba equivocada. Después descubrí que ésta se debió a que Camerún liberó demasiada agua de la presa Lagdo, la cual se desbordó por el rió Niger, inundado múltiples comunidades en la ribera.

      No puedo evitar pensar quién fue el imbécil en la presa que dejó que esto pasara, pero supongo que lo hecho, hecho está.

      Desde el incidente, miles de personas han quedado sin hogar; más de diez mil casas han quedado sumergidas y 11 mil personas han sido reubicadas a campamentos en Benue. Para empeorar las cosas, la inundación dio a los cocodrilos mejor acceso a la zona, así que ahora invaden las viejas calles de pueblo como Makurdi y Agatu. Se dice que hay otras miles de personas en los campamentos para refugiados por todo el estado de Delta, y muchas más están desaparecidas o se presumen muertas.

      Gran parte de Delta sigue sumergida bajo el agua. Mi pueblo tiene tres puntos de entrada; dos de ellos están completamente inundados y el tercero va en camino, lo que implica que podríamos quedar aislados de toda ayuda inmediata en los próximos días. El gobierno federal desembolsó 17 mil millones de nairas para los estados afectados, pero el pueblo nigeriano sigue sin ver la implementación de esos recursos. La única ayuda que han visto proviene de donaciones individuales de oficiales del gobierno y de nigerinos caritativos.

      Tampoco ayuda que, en lugar de desarrollar formar de ayudar, muchas personas parecen más interesadas en robar y ganar dinero mientras la zona está en crisis. Hay miles de personas buscando asilo, niños perdidos, personas enfermas y muertas de hambre, pero en lugar de ayudar, hay quienes sólo piensan en sacarle provecho a la situación.

      Hasta el momento no hay indicios de que la inundación aminore. Me dijeron que hay más válvulas por abrir en la presa, lo que implica que estas personas podrían seguir viviendo en este infierno durante algunos meses.

      Por supuesto, esto se pudo evitar. La gente cree que esto es la venganza de la naturaleza, o que Dios está repitiendo lo que hizo en tiempo de Noé, y comparto su punto de vista. Creo que las inundaciones son una señal de que se acerca el fin del mundo, y lo único que podemos hacer es rogar a Dios que tenga piedad de nosotros.

      Dios bendiga a Nigeria.

      Otras llamadas desde Lagos:

      Una llamada desde Lagos

      Tayo Oduntola tiene los (4) pies sobre la tierra

      -

      Temas: Phone Call From Lagos, nigeria, floods

      Comentarios