El más reciente video musical de Rone, "Bye Bye Macadam", es un ritual chamánico a las estrellas [Premiére exclusiva]

Por Pierre Berthelot Kleck

El álbum de RoneTohu Bohu, del que nos platicó hace poco, arrancó con el estreno de un impresionante video musical. “Parade” fue la continuación de la historia de “Gravity,” y ambos seguían las aventuras de una chica que flotaba gracias a un meticuloso trabajo de edición. Sin embargo, su más reciente video da un giro más oscuro.

Este fumado video en blanco y negro para “Bye Bye Macadam” (ve arriba) nos lleva a un místico ritual espacial, en algún lugar entre un sueño y una alucinación cósmica. Conforme la historia se desenvuelve, seguimos la vida de una estrella hermosa, desde su nacimiento hasta su muerte. La luz parpadea al ritmo de la música antes de desaparecer en un agujero negro. “Bye Bye Macadam” es una exploración del universo etéreo de Rone según las animaciones del cineasta francés, Dimitri Stankowicz.

Platicamos con Rone y Stankowicz para descubrir cómo crearon un proyecto tan simple, complejo y hermoso, todo al mismo tiempo.

The Creators Project: ¿Cómo se conocieron? ¿Cómo surgió la idea para “Bye Bye Macadam”? 
Dimitri Stankowicz:
 Conocía a Rone gracias a un amigo en común, Vladimir Mavounia Kouka, quien también dirige películas animadas. Me contactó la disquera InFiné para concebir el video musical para Tohu Bohu. Después de discutirlo con Rone, acordamos colaborar en un proyecto. Todo funcionó de maravilla y de forma muy natural.

Rone: Mi amigo Vladimir, quien dirigió el video para “Spanish Breakfast” y mi portada de álbum nos presentó. Sabía que podía tener confianza ciega en él. Y para mí fue fácil entender lo que haríamos tras ver los trabajos anteriores de Dimitri. Muchos de sus videos musicales eran extra oficiales, pero me encantó lo que hizo para Chris Clark y Björk. Pero no me involucré tanto en el proceso creativo del video; no quiere restringir la creatividad de la gente con la que trabajo, así como no me gustaría que ellos me restringieran a mí. Y me ofrecieron un video increíble e intenso.


Borradores preliminares de Dimitri Stankowicz.

Este video es muy diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora, ¿eso fue intencional?
Rone:
 Es sólo una nueva colaboración, y eso es lo que me gusta de trabajar con tantas personas distintas. Me encanta cuando chocan mi universo y el suyo, eso genera contrastes interesantes. El mundo de Ludovic Duprez (de Studio Fünf) es muy diferente al de Vladimir Mavounia Kouka, por ejemplo. También es importante mencionar a “Parade,” que es en realidad mi primer video musical con material real. Cuando Dimitri me dijo que quería trabajar con negros y blancos, me emocioné mucho. Es cierto que muchos de mis videos están llenos de color, pero este no es un rompimiento intencional.

Stankowicz: Esta ruptura gráfica llegó de manera natural. Yo quería un cambio de esa estética de papel picado a la que estoy acostumbrado. Durante mucho tiempo, quise regresar a los dibujos y animaciones tradicionales. Como tuve tantas libertades con este proyecto, pude dar rienda suelta a mi imaginación. Mi idea principal era crear algo subjetivo sobre mis sentimientos en la atmósfera de “Bye Bye Macadam.”

Cuando vi el video musical, sentí que estaba viendo un extraño ritual de un culto que adoraba al cosmos. ¿Cuál fue tu inspiración para este proyecto? ¿De dónde viene este aspecto místico?
Stankowicz:
 Para este video musical, me inspiré en algunos bailes modernos, desde el chamanismo hasta el fenómeno astrofísico. La idea de crear una coreografía con una supernova en el fondo me pareció muy atractiva. El video es básicamente muestra las diferentes etapas en la vida de una estrella, desde su creación hasta su explosión y colapso en un agujero negro. Los personajes están relacionados con el cosmos, influyen uno sobre le otro. Siempre he querido probar una coreografía basada en la brujería. En lugar de usar pequeños pedazos de madera y huesos, los personajes juegan con fuego, gravedad y fuerzas de marea. La dimensión mística se ve reforzada por el aspecto fantástico de estas interacciones.

En realidad no estaba pensando en un culto, sino en una mezcla entre el chamanismo y Georges Méliès’ Selenites. Pero tienes razón, hay algo muy oscuro que emerge de este video. A diferencia de los humanos, los protagonistas tiene poderes sobrenaturales. Son una especie de deidades paganas que celebran su propia creación. El video es suficientemente misterioso para que cada quien haga su propia interpretación.

Abajo, ve los videos anteriores de Rone para “Gravity” y “Parade”.

Imágenes cortesía de Dimitri Stankowicz.

 

@CreatorsProject

Comentar