©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      El zoológico de indigentes en China

      October 1, 2012

      Por Aleks Eror

      Quizá escuchaste que los organizadores de un festival religioso en el pueblo de Nanchang, China, encerraron a los mendigos del barrio en jaulas para crear un zoológico humano. Al parecer, a los locales de Nanchang no les importó demasiado.

      El festival atrae a manadas de turistas todos los años, todos llegan con ofrendas para los dioses del templo, y los organizadores se hartaron del ofensivo espectáculo andante (es decir, los mendigos que también llegan al festival todos los años) que arruina esa buena vibra que pasan meses planeando. ¿Qué mejor manera de ahorrarle a los visitantes esas sonrisas chimuelas y manos extendidas llenas de esperanza que encerrándolas en jaulas?

      Aunque no los obligan a entrar al zoológico, y se pueden ir cuando ellos quieran, sus únicas opciones son: salir del pueblo mientras dure el festival, o cambiar su dignidad y entrar a la jaula. En su defensa, uno de los organizadores comentó, sin rastro de ironía: “Los mendigos están muy cómodos en sus jaulas. La gente les regala comida y agua, y en cierta forma esto es más fácil para ellos que tener que buscar un lugar en las calles”. Sí, es mejor correr a las personas de su ciudad o encerrarlos como ganado, que respetar ese derecho humano tan básico como es el derecho a no ser encerrado a un jaula.  

      Siempre iluminados, los comentaristas en la página de The Daily Mail, donde apareció la historia, plantearon sus profundas, y nada xenofóbicas, reflexiones; entre estas, hubo algunas joyitas como: “Podría ser una gran idea para San Francisco. Pueden contener todo ese cagadero y meadero en público, quizá así valga la pena visitar esta ciudad otra vez”. Lo que me lleva a una importante pregunta: ¿acaso en Inglaterra somos mejores?

      Claro, tenemos programas de metadona y bancas ergonómicas en lo parques, pero las Olimpiadas de Londres, con toda esa celebración por la humanidad, quedó manchada por quejas de una limpieza social.

      Nigel Beardsley asegura que el consejo de Westminster le pagó mil libras (20 mil pesos) por mudarse de su hostal en Bayswater a uno en Torquay. Amenazaron con quitarle todos sus beneficios si se negaba, y Nigel dice que lo mismo pasó con otras cinco personas del hostal. El espíritu olímpico en se máximo esplendor como el faro de inclusión que todos conocen.

      En vísperas de los eventos olímpicos en Cardiff, la asociación de minoristas exigió a la policía que se aplicara la Ley de vagancia de 1824 para encarcelar a algunos indigentes; la explotación del deporte corporativo por parte del pequeño empresario. Bajo esa ley, cualquier “rebelde” o “vagabundo” que sea encontrado durmiendo al aire libre podrá ser encerrado hasta por tres meses, lo cual hace que el zoológico de Nanchang suene como un hotel de lujo.

      Mientras tanto, el ayuntamiento de Newham contactó a mil grupos de vivienda, desde Stoke-on-Trent hasta Tyneside para buscarle asilo a 32 mil familias en su lista de alojamiento privado en el municipio, ya que dan servicio a una bola de turistas y profesionistas que creen que vivir como limpiadores de chimeneas dickensianos está de moda.

      Y este no es un fenómeno único en Londres. Las preparaciones para las olimpiadas en Atlanta en el ’96 resultaron en la demolición de dos mil proyectos y el desalojo de seis mil residentes. Como si eso no fuera suficiente, la ciudad de Atlanta ordenó nueve mil citatorios para sacar a los vagos de las calles. Bien hecho, muchachos.

      ¿Quién sabe lo que harán en Brasil para lidiar con sus población de personas desamparadas antes de la olimpiadas de 2016? Ya comenzaron a desalojar y demoler favelas, donde viven miles de personas, así que no hay forma de saber todo lo que las autoridades harán para manejar a sus indigentes.

      Dicen que una civilización se mide por el trato que le da a sus miembros más débiles y, no olvidemos, las peleas de vagos son un invento occidental, así que comentaristas del Daily Mail, antes de presentarnos ante el mundo como punto de referencia, deberíamos trabajar en mejorar todo ese amor y cariño que le damos a nuestros indigentes.

       

      Más noticias sobre China:

      El Amazon chino te envía tus paquetes con una prostituta

      -

      Temas: china, vagabundos, zoologico

      Comentarios