©2014 VICE Media LLC

    The VICE Channels

      Estos ambientalistas graban felaciones para salvar a la madre naturaleza

      November 22, 2013

      Por Amrai Coen


      Foto cortesía de Fuck for Forest.

      Desde la época del amor libre en 1960, tipos izquierdistas han combinado la liberación sexual con la ecología, pero nunca tan literalmente como los hombres y las mujeres detrás de la Fuck for Forest. La organización alemana sin fines de lucro hace porno, a menudo con rastas, hippies tatuados cogiéndose el uno al otro en los parques de Berlín o en apartamentos pequeños, y luego lo venden para recaudar dinero y apoyar los esfuerzos de conservación mundial.

      Cuando se fundó FfF en Noruega, en 2004, recibieron un financiamiento gubernamental durante seis meses hasta que se dieron cuenta de la pornografía más tarde y el gobierno dejó de dar dinero. El grupo se mudó a Berlín ese mismo año, donde continuaron su obscena cruzada. Hoy puedes comprar una membresía para su sitio —la cual te da acceso a más videos sexys de jóvenes activistas con pelo púbico descuidado del que jamás necesitarás— por 15 dólares al mes. Sean lo que sea, son hábiles recaudadores de fondos que han conseguido, según mi cuenta, alrededor de 500 mil dólares.

      Desafortunadamente, tienen problemas al entregar su dinero corrompido por el sexo. “Es difícil para nosotros donar el dinero”, me dijo Leona Johansson, co fundadora de FfF. “Muchas ONGs nos tienen miedo”.

      El Fondo Mundial para la Naturaleza les dijo que iba a tomar su dinero, pero no iba a admitir ninguna conexión oficial entre las dos organizaciones, ya que “no podemos estar relacionados con cierto tipo de industrias”. Y la Fundación Rainforest de Noruega simplemente rechazó la donación. “No veo que esto ayude la lucha por la selva”, dijo el director de la fundación a una estación de televisión noruega después de que Leona y su novio —co fundador de FfF— Tommy Hol Ellingsen, tuvieron sexo sudoroso en el escenario de un festival de música.

      Michal Marczak, un director polaco de cine, recientemente pasó más de un año en rodaje para un documental sobre la FfF, que será lanzado este mes.

      Michal también acompañó al grupo a la selva amazónica, donde intentaron llevarles a los pueblos indígenas su dinero y su mensaje de la fornicación para la conservación. Pero los del pueblo les llamaron mentirosos y violadores de niños y se negaron a tomar su caridad. El director me dijo que estaba fascinado con el choque de culturas: “El grupo comúnmente considerado como evolucionado se demuestra más salvaje que la cultura que están tratando de ayudar”.

      -

      Temas: FFF, Fuck For Forest, sexo, pornografia, medio ambiente

      Comentarios