¿TIENES MÁS DE 18?

Los metomentodos, los leguleyos y (probablemente) tu madre consideran inmoral esto que quieres ver, así que hemos de asegurarnos de que eres mayor de edad antes de dejarte entrar.

No

La vida de la fiesta

Por Staff de Vice

A las prostitutas, por más que les gusta divertirse, se les complica referirse a lo que hacen a puertas cerradas como “coger”. Prefieren llamarlo “tirar fiesta”. En Nevada, donde la prostitución es legal, hay mucha “fiesta”. Los 28 burdeles legales en Nevada generan alrededor de 50 millones de dólares al año. Hace poco, el fotógrafo y periodista Steven Hirsch pasó una semana en dos de ellos, fotografiando la vida diaria y entrevistando a las chicas que trabajan ahí. Lo que nos mostró fue un vistazo a la vida de la fiesta, contada, en parte, por las mismas mujeres.

Jade

Soy prostituta. Éste es mi segundo día. Ayer trabajé y tuve mi primera cita. Fue increíble. Antes vivía en una tienda de acampar, así que sólo quería tener una vida, ser estable y vivir en una casa de verdad. Me encanta conocer a todos estos güeyes, y me encanta el sexo, así que este lugar es perfecto. Al principio estaba muy nerviosa porque no sabía qué hacer.

Todo este asunto del sexo tántrico me interesa. Suena muy espiritual. Es una técnica que usas cuando tienes sexo, para conectarte con la persona física y espiritualmente. Poder hacer esa conexión con alguien es algo muy íntimo.

También aprendí a poner un condón con la boca. Eso fue muy interesante. Estoy dispuesta a probar todo al menos una vez. Me gusta la aventura. Creo que todos tienen el derecho a recibir placer.

Reighen

Soy una prostituta legal. Es caótico. Es estresante. Gano dinero haciéndolo. De hecho, es más difícil que los trabajos promedio. Tienes que aprender a hablar. Tienes que aprender a vestirte. Hay limitaciones muy estrictas sobre lo que puedes hacer para llamar la atención del cliente. Puedes hablar con ellos, pero no puedes dejar que te toquen sin pagar.

La línea es cuando tocan la campana varias veces porque hay alguien que quiere escoger a una chica. Les dices tu nombre. Te presentas. Sólo puedes decir tu nombre. Y ellos te eligen de la fila. Y cuando te eligen, les das un tour y llegan a un acuerdo sobre el precio en la habitación. Y después, si quieren tirar fiesta (así le decimos nosotras), si quieren tener sexo, cualquier tipo de sexo, entonces le pagan a la cajera. Después regresas a tu habitación donde hay una sábana y una toalla para que ellos se bañen. Tienes que revisarles el vello para asegurarte de que no tengan nada malo, ni heridas o algo así. Hagas lo que hagas, tienes que usar condón.

Intentamos maquillarnos y arreglarnos el pelo. Usamos tacones todo el tiempo. Intentas verte lo más atractiva posible. Es muy estresante porque quiere que te escojan para ganar dinero. Hay güeyes que te dan mala espina, pero aún así tienes que hacer tu trabajo. Los veo con un signo de pesos. No lo disfruto en lo absoluto. Simplemente hago mi trabajo, gano dinero y me voy a casa. La verdad es que finjo mucho.

Kira

Soy prostituta legal. Es muy divertido. Conozco a personas nuevas todos los días. Diversión sexual. Muchas fantasías, actuaciones, juguetes, fetiches y todo tipo de cosas.

Te voy a contar de mi última fiesta. Fue hace 30 minutos, y fue una fiesta profesor/estudiante. Me vestí de colegiala y él era el profesor, y básicamente me dominaba. Me decía que hacer. No fue nada agresivo, pero fue muy sensual. Me puso una “A++”. Estoy en el cuadro de honor.

Me encanta todo lo que tenga que ver con dos chicas. Realmente me encanta. Soy muy bi. Vaginas y pitos, todos son diferentes, y quiero verlos todos. Entre más, mejor.

Alexis Fire

Me divierto; hay de todo. Soy una musa, soy una contorsionista y me gano la vida teniendo sexo. Tengo mucho sexo. Soy adicta al sexo. ¿Qué mejor lugar para hacer realidad mis fantasías y ser adicta al sexo? Sé que la palabra “adicta” suena mal. ¿Sabes qué? Soy como soy. Siempre he sido muy hiperactiva. Mental, sexual y físicamente.

Sí, claro, trabajadora sexual, prostituta, cortesana, dominatriz, tu fantasía. Sí, todas las anteriores. Fui stripper mucho tiempo. Estoy abierta a muchas cosas. He hecho muchas cosas traviesas en mi vida.

Sophia

Soy una prostituta. Eso quiere decir que sé mucho sobre la industria sexual, y puedo hablar con los hombres sobre sus intereses y deseos. Puedo complacer. No sólo a nivel emocional, sino también intelectual. Nuestro objetivo es complacer sus fantasías, cualesquiera que estas sean. No llevo mucho tiempo haciendo esto. Acabo de empezar. Aprendí que me gusta complacer. Soy muy sexual y me gusta conocer y entender las necesidades y deseos de los hombres.

He tenido clientes que me piden que los abrace. Eso me parece interesante, porque los hombres suelen ser dominantes. Pero pueden ser lo que ellos quieran. Creo que mis dos años en la escuela de psiquiatría ayudan.

Creo que lo voy a hacer muy bien. Creo que voy a ser muy exitosa. Hago lo que pocas mujeres. Escucho y soy muy emocional. Soy muy cariñosa. La razón por la que me involucré en esto fue porque quería regresar a la escuela. Y trabajando de mesera o barteneder no ganas lo necesario para pagar la escuela o ayudar a tu familia. Y la economía está mal. La gente siempre necesita que la escuchen, que los amen y los aprecien. Si puedes hacer eso, puedes ser muy exitosa.

Tengo grandes expectativas.

Ve más trabajos de Steven aquí.

Comentar