El creador de comics, Rob Liefeld, inició este estilo en los noventa: los personajes cargaban armas ridiculamente grandes y desarrollaban físicos desproporcionados porque a) los niños decían que los hacía verse más rudos y b) no sabía dibujar a escala. Al día de hoy la gente lo acusa de no entender cómo funciona el cuerpo humano, pero supongo que a estos dos no les importó.

 


Special San Diego Comic-Con edition with Superjail!’s Christy Karacas

Comentar