Ésta era la idea original para la portada de Abbey Road. John con el puño hasta el fondo y Paul a punto de darse en la madre por haber tomado tantas margaritas, para después escribirle a su ex y decirle que está embarazado. ¡Esta imagen es más poderosa que la Biblia misma!

 


Special Guest Writer: The Internet’s Megan Amram

Comentar