Siempre he sentido que las mangas de tatuajes tribales deberían ser consideradas como una discapacidad. Es más, deberían de tener todo el derecho de utilizar los estacionamientos reservados para paralíticos y embarazadas en los centros comerciales.

 


Special Guest Writer: The Internet’s Megan Amram

Comentar