¿Quién está detrás de Pandemio, el panda mexicano de la vacunación?

Pandemio solo hay uno: Se llama Mariano, es historiador y se ha hecho viral por sus increíbles bailes en los centros de vacunación.

02 Agosto 2021, 8:46pm

«¡Pandemio los ama, vacúnense!», grita el panda sensación del momento, mientras lanza saludos y arranca miradas, sonrisas y hasta abiertas carcajadas de los jóvenes que acudieron el viernes 30 de julio a vacunarse. Aquí, en la sede de vacunación Campo Marte, en CDMX, ‘la chaviza’ de 18 a 29 años está tomando su primera dosis de la vacuna Sputnik-V.

Foto de Pável Gaona

Junto al Auditorio Nacional, este rockstar de felpa no necesita grandes escenarios para hacer lo que le toca. Perreando a ritmo de Bichota de Karol G o moviéndose a ritmo de ska, Pandemio, como ha sido bautizado, no deja indiferente a nadie. Pero no solo los millennials y centennials quieren la selfie obligada con él, incluso las enfermeras lo detienen para hacerse una foto. «Oye, dice mi compañera que si le regalas una foto», le dice una de ellas. Y Pandemio se la toma gustoso, haciendo señas con las manos, como si fuese una estrella de hip-hop.

Camina con la seguridad de quien se sabe famoso, pero no es engreído. Saluda, choca puños, se deja retratar. Esta botarga bicolor nunca se imaginó que se volvería tan popular, pero ha causado un real furor en redes sociales. En Twitter, por ejemplo, se pueden leer comentarios como «¡yeah, al fin me tomé mi selfie con Pandemio!», o por el contrario, de decepción: «en mi módulo no me tocó Panda. ¡Necesito a Pandemio en mi vida!». Además ha sido varias veces trending topic y le han dedicado una innumerable cantidad de memes.



Pero si eso ya parecía demasiado, México demuestra que nunca es suficiente: Pandemio tiene su propio club de fans en Facebook, en el que comparten videos de sus actuaciones más memorables. Además es una estrella de TikTok, donde se le puede ver totalmente dueño de su personaje. Así que hoy que al fin puedo platicar con él, me siento un poco nervioso, como cuando uno conoce a cualquier celebridad. 

Publicidad

Un historiador convertido en un panda viral

Como si se tratara de un superhéroe, Pandemio tiene una identidad secreta. Hasta ahora. Su nombre de civil es Mariano Torres Trueba, un chico que estudió historia en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Él pertenece al programa Ponte Pila Deporte Comunitario, impulsado por el Gobierno de la CDMX. 

En sus redes sociales, este programa compartió hace poco las canciones que eligieron los millennials y centennials para que sonaran en las sedes de vacunación y en las activaciones. Entre ellas están Perdóname, de La Factoría; Rebelde, de RBD y One Way or Another, de One Direction. Este programa hace que el momento de la vacunación sea algo menos tenso, volviéndolo divertido y memorable. 

Foto de Pável Gaona

«Antes de Pandemio ya existían dos personajes: la botarga del niño tipo Charlie Brown que se llama ‘Pilita’, y la del chango, que se llama ‘Bongo’. El panda llegó en la jornada de las personas de 30 años en la Alcaldía Cuauhtémoc. Hizo su aparición en la Biblioteca Vasconcelos, con una selección de canciones de Kabah, OV7, Jeans. Fue entonces que a la gente le gustó y se entretuvo bastante». 

Al ser un personaje adicional, aún no tenía un nombre oficial. Era solo «la botarga del panda». Pero fueron los treintañeros los que lo bautizaron. «A partir del tercer o cuarto día de la jornada empecé a escuchar que la gente me decía Pandemio. Fue la generación de 30 años la que le dio nombre. Entonces nos dimos cuenta de que ya había una gran cantidad de videos y tiktoks que habían subido a las redes». 

Publicidad

Esa explosión viral se debió a que, además del momento en que los vacunados ejercitan su brazo con música, Pandemio hizo un minuto adicional de show. Y ese fue el boom que lo llevó a la fama. «Empezamos con El baile del oso, y luego incorporamos otras, como La mujer del Pelotero, de Merenglass. Pero con la que logramos despegar más y viralizarnos fue con Everybody de los Backstreet Boys». 

Lo complicado de ser una estrella peluda

Mientras charlo con Mariano/Pandemio, no puedo evitar notar que el cabello se adhiere a su frente debido al sudor. Sí, es viral y popular, pero también es una labor muy físicamente demandante. «La verdad es que sí es pesado y no es algo que cualquiera se quiera aventar. Los que traemos botarga terminamos muy sudados y terminamos lo doble de cansados. Lo más pesado es que yo no me detengo desde que se abre el centro de vacunación hasta que se cierra. En teoría es de las 8 de la mañana a las 4 de la tarde, sin embargo, a veces empezamos antes y terminamos después, como la semana pasada, que estuvimos a las 6 de la tarde en el Palacio de los Deportes». 

Al hacer una búsqueda en redes, suele haber corazones rotos porque en las sedes a veces no lo encuentran y la gente está deseosa de verlo. «Nunca pensé que fuéramos a tener esta aceptación. Yo sé que a veces les puede decepcionar que no me encuentren, pero la razón es que no hay un ejército de pandas, Pandemio hay uno solo para toda la ciudad. Y detrás de él solo hay una persona, yo, Mariano, desde que nació el personaje». 

An error occurred while retrieving the Tweet. It might have been deleted.

Pandemio nunca niega una selfie y se ha tomado tantas que ni siquiera es capaz de hacer un aproximado de cuántas lleva. «No, ya perdí la cuenta, sería imposible de calcular. Solo ayer en las redes sociales del programa Ponte Pila subieron más de 90 fotos y no son todas. Todos los días, todo el tiempo, la gente quiere su foto con el panda. Han sido muchísimas». 

Publicidad

Perreando para combatir la desinformación

A pesar de lo pesado que es su trabajo, Mariano/Pandemio se dice feliz porque sabe que lo que hace está ayudando a que la gente se vacune. «Mira, al principio yo veía a la gente que venía toda nerviosa, preocupada. Y se debe a que hay un montón de desinformación, lo que la gente manda en las cadenas y esas cosas. Y he visto un cambio muy positivo. Desde la generación de los treintas, ahora la gente se viene a vacunar con gusto, a divertirse. Ya no vienen con caras largas, vienen a que les pongan su ‘90’s Pop Tour’. O ahorita que son los más jóvenes ya vienen con otra actitud, esperando escuchar a Danna Paola o La Factoría».

Aunque este panda perrea macizo y hasta el piso, no sabía de todo el alcance de su fama, que ya comienza a descontrolarse. En el Estado de México (la entidad vecina) la gente ya pide un Pandemio en sus sedes de vacunación. Su Club de Fans oficial, por su lado, lo admira y no deja de reconocer su labor. “No lo sabía pero me encanta la idea. No porque me esté haciendo famoso, sino para que más y más gente se vacune y se difunda este programa, que es lo importante”. 

An error occurred while retrieving the Tweet. It might have been deleted.

Para Mariano Torres ‘Pandemio’, la suya es una labor contra las fake news y la desinformación. «Algunos quizá no lo vean así y solo miren un panda bailando, pero yo lo veo como una manera de difundir un programa que es muy importante. No importa si les tocó la vacuna de AstraZeneca, Sputnik-V, Pfizer o CanSino. Lo importante es que todos y todas acudan y se vacunen. Entre más personas lo hagan, más pronto saldremos de esto».

Un baile a la vez, este panda que hoy se ha convertido en la insignia del programa de vacunación del Gobierno de la Ciudad de México, sabe que más allá de la diversión y la viralidad tiene una misión. Y parafraseando al Tío Ben, de Spider-Man: con una grande y pachona botarga, viene una gran responsabilidad. ¡Grande, Pandemio! 

Sigue a Pável Gaona en Twitter.

Tagged:

mexico, pandemia, Baile, vacuna, covid

Más
de lo Mismo
Brytiago nos habla de cómo mantenerse real en la música
“Lxs niñxs de oro de la alquimia sexual”: una novela que trata la ritualidad, la libertad y formas de vivir el sexo en un universo millenial
Fotos tras bastidores del fisicoculturismo alemán
Un año en la vida de un sepulturero millennial

por Zoé Devaux; fotografías de Jacques Vermeer; traducido por Laura Castro

OnlyFans: ¿quién responde por tu dinero y tu imagen?
Prejuicios e ignorancia: Gordofobia en la salud
¿Por qué la gente está usando el lubricante como primer?

por Koh Ewe; traducido por Laura Castro

El presidente de El Salvador anuncia un paraíso fiscal para el Bitcoin