¿Por qué beber cerveza mejorará tu salud?

Ahora podrás justificar tu alcoholismo y esa hermosa panza chelera.

Hablar de cerveza puede comenzar una pequeña revolución entre los amantes y los detractores, pero la cerveza puede ayudarte a mejorar tu salud y aportar grandes beneficios a tu cuerpo. La levadura, uno de los principales componentes de la cerveza, es una rica fuente de nutrientes que le pueden atribuir a tu caguamón el título de bebida saludable.

Vayamos de lo simple a lo complejo, la cerveza es rica en las vitaminas B1, B2, B6 y B12, esto potencializa los efectos de antioxidantes, moléculas que previenen y retrasan la oxidación de otras moléculas. Por esta razón es que proponen consumir una cerveza al día para prevenir una cardiopatía isquémica (lesión en los vasos sanguíneos del corazón), la vitamina B6 que se encuentra en esta bebida alcohólica reduce el aumento de homocisteína en la sangre, una de las razones principales de enfermedades del corazón. Según este estudio, los índices de este padecimiento cardiaco se reducen en personas que consumen frecuentemente cerveza.

Otra gran beneficio se encuentra en la reducción del colesterol en la sangre. Al consumir una bebida alcohólica, el cuerpo presenta moderaciones en los procesos orgánicos; uno de los efectos de la cerveza es el aumento de la lipoproteína de alta densidad, o el colesterol bueno. Como efecto secundario, positivo, de la chela, se genera una protección del cardio y una alteración que reduce el colesterol malo de la sangre. En un mes, adultos fueron sometidos a un experimento en el cual una parte de ellos consumió diariamente un vaso de cerveza por 30 días, mientras que el otro grupo estuvo en abstinencia; los resultados demostraron que quienes bebieron cerveza mostraron un cambio sanguíneo en el cual los lípidos mejoran la salud y calidad de sus organismos sin necesidad de hacer una dieta alimenticia.

La cerveza también es buena para reducir problemas en el riñón y prevenir la formación de piedras. Las mismas vitaminas que encontramos en la levadura son una gran fuente de calcio, potasio y magnesio que ayudan a impedir el surgimiento de estas piedras en el riñón. Por cada botella de chela a diario se reduce un 40% la posibilidad de estas formaciones.

Otra gran ventaja, es que la cerveza reduce los daños causados por los rayos X. En Japón, se realizó una investigación que demuestra cómo la cerveza ayuda a reducir los daños ocasionados en el organismo humano al ser expuesto a la radiación. Esto puede ser posible por el etanol que contiene la cerveza; esta sustancia reduce las lesiones ocasionadas por iones de carbono y fotones de la radiación.

El lado negativo de la cerveza es muy obvio porque todos, o la mayoría, hemos sido testigos de los estragos de un consumo exagerado. El beber cerveza de una manera excesiva provoca una obesidad abdominal, lo que vulgarmente conocemos como “panza chelera”. Si tienes gastritis o sufres de estómago sensible, la cerveza lo empeorará todo ya que estimula los ácidos gástricos que provocan reflujo. Si abusas de esta bebida tu motricidad corporal se entorpece, puedes deshidratarte y te provocarás una resaca.

Publicidad

Si quieres obtener los beneficios que la cerveza nos ofrece la tendrás que consumir moderadamente un vaso al día, tampoco abuses. Puedes usar este post para justificar tu alcoholismo, pero no nos hacemos responsables de las consecuencias.

Relacionados:

Fotos y cosas que la gente guarda en sus billeteras

Galería de Vulvas: retratos diversos de este tesoro

Una chica catalana transforma estrías en arcoirís

Tagged:

estúdio, cerveza, Investigación, Salud, bebidas alcohólicas, beneficios

Más
de lo Mismo
OnlyFans: ¿quién responde por tu dinero y tu imagen?
Si eres mujer o una persona racializada, te están vigilando
Vigilados en la cancha
Tengo esquizofrenia. Así es como afecta mi vida sexual

por Mark Hay; traducido por Laura Castro

¿Cómo succionar un clítoris apropiadamente?
¿Por qué odias celebrar tu cumpleaños?
¿Tu gato es un psicópata? Probablemente, dicen los investigadores
Trópico 2021: De vuelta al paraíso en Acapulco